EVGA Geforce GTX 1080 Superclocked ACX 3.0

por Javier Rodríguez 20/06/2016 2La Mejor Tarjeta Gráfica
Memoria
Unidades CUDA
Otros
Precio
Web
8GB GDDR5X VRAM 256-Bit
2560
HDMI 2.0 y Displayport 1.4
729 Euros

EVGA GTX 1080 SC ACX 3.0

Introducción

EVGA es una de esas marcas que todos tenemos como referencia a la hora de buscar una nueva marca. Garantía internacional, productos de calidad y añadidos importantes como sus aplicaciones de gestión de rendimiento, overclocking, etc.

Sus modelos personalizados son un ejemplo de calidad y rendimiento, pero a su vez también suelen ser modelos algo más caros que la media. Hoy os mostraremos el potencia y funcionamiento de una de sus últimas creaciones, basadas en el potente Geforce GTX 1080 de Nvidia. No es su modelo más potente, pero es un buen ejemplo de cómo los modelos personalizados, si lo hace la marca adecuada, siempre es garantía de menos ruido y mejor rendimiento que los modelos de referencia. Monta el sistema de disipación ACX 3.0 de EVGA. Uno de los más elaborados y completos que podemos encontrar en el mundo gaming de alto rendimiento.

EVGA GTX 1080 SC ACX 3.0

Este es el segundo modelo más potente de EVGA para la categoría de las Geforce GTX 1080. Tiene mejoras sustanciales en su diseño y también un aumento notable del rendimiento gracias a un overclocking de fábrica de 100MHz en GPU. Consigue estas mejoras sin tocar el diseño esencial de Nvidia, pero aumentando su capacidad de disipación y reduciendo el ruido.

Este sistema se compone de una solución habitual pero muy efectiva donde EVGA ha añadido algunos extras. Me refiero al uso de un gran radiador de aletas, fabricado en aluminio, alimentado por heatpipes de cobre con conectado directo con la GPU. Esto añade mucha más superficie de disipación que los bloques de cámara de vapor que Nvidia monta en sus modelos de referencia.

Este gran disipador se complementa con dos chapas de soporte. Una trasera que hace todo el conjunto más rígido y que también añade algo de disipación. Es un elemento que todos apreciamos en una tarjeta gráfica y que EVGA ha diseñado con cuidado, incluso con algunas “ventanas” con rejilla que desconozco si se han puesto ahí para mejorar la ventilación de la tarjeta o son simples elementos estéticos.

Otra chapa refuerza la tarjeta por delante y facilita también la refrigeración de los elementos de alimentación de la tarjeta. Esta tarjeta tiene el mismo diseño de alimentación de la GTX 1080 de referencia, con 5+1 líneas de alimentación digitales, y consume un máximo de 180w mediante un conector PEG de 8 contactos y la alimentación propia del slot PEG 16x de tipo 3.0.

Sobre esta chapa y el disipador de aluminio con heatpipes de cobre se sitúan dos ventiladores con doble rodamiento de bola y velocidad ajustable de forma automática. Estos ventiladores solo se activan cuando la tarjeta pasa de los 60 grados y funcionan de forma progresiva. Es decir, es un sistema hibrido que no hará absolutamente nada de ruido cuando estamos en Windows o usando aplicaciones de poca carga gráfica.

Todo esto se consigue manteniendo las dimensiones de una tarjeta de referencia. Son 267mm de largo, 10.5 pulgadas. Ganaremos rendimiento, perderemos ruido y mantendremos las dimensiones adecuadas para que esta tarjeta no pierda la versatilidad.

El Hardware de cualquier Geforce GTX 1080

El Hardware de cualquier Geforce GTX 1080

La única diferencia de esta tarjeta con respecto a cualquier GTX 1080 de referencia esta en las frecuencias. El resto de las prestaciones técnicas son las mismas y, como ya hemos comentado antes, EVGA en este modelo no ha hecho cambios en ningún elemento fundamental de la tarjeta. Para eso tendremos que ir al modelo más elaborado de esta serie, que duplica las lianas de alimentación de la tarjeta para potenciar la capacidad de overclocking.

Esto significa que tendremos 2560 motores de shaders, con arquitectura Pascal de 16nm y proceso de fabricación FinFET de tres dimensiones. Monta 8GB de memoria GDDR5X con un ancho de banda de hasta 320GBps montado sobre un bus de 384-Bit. Esta gran capacidad de memoria y un ancho de banda elevado la convierte en una tarjeta bastante capaz hasta resoluciones 4k y sin duda perfectamente capacitada para las pantallas que usan los sistemas de realidad virtual más avanzados del momento.

Las frecuencias de 1708MHz, para la GPU, y hasta 1847MHz en modo turbo son notablemente superiores a las velocidades estándar de esta tarjeta. También hay que tener en cuenta que este funcionamiento de frecuencias turbo es dinámico, según el consumo y temperatura de la tarjeta, por lo que las diferencias de rendimiento pueden no ser tan potentes como esperamos sobre todo si buscamos un comportamiento sonoro con niveles de ruido muy reducidos. Digo esto porque las diferencias esperadas de rendimiento en nuestras pruebas se ven algo desdibujados por los ajustes dinámicos de frecuencia.

Nuevas prestaciones y estándares de la arquitectura Pascal

Nuevas prestaciones y estándares de la arquitectura Pascal

Son unas cuantas las nuevas tecnologías integradas en este nuevo chip. Algunas de ellas interesantes y otras las típicas cosas que vemos en cada chip nuevo y que luego se nos olvida a las dos semanas.

Una de las importantes es la conectividad renovada de esta tarjeta. Nvidia dice adiós al soporte analógico (¡Por fin!) y coloca lo mejor de lo mejor en conectividad digital. Tres puertos Displayport 1.4, con soporte para resoluciones 8k (dos cables para 60Hz), y un puerto HDMI 2.0. Todo acompañado de un conector DVI de doble enlace con soporte para resoluciones 2k. En esta tarjeta nada cambia con respecto al modelo de referencia, ni en su capacidad SLI, ni tampoco en sus conectores de video.

Esta nueva conectividad renovada, sobre todo en lo referente a Displayport, dará soporte a una de las mejoras más esperadas para este año. La introducción de pantallas HDR con más de 1000nits y el doble de profundidad de color. Pascal estará preparado para la reproducción de contenido 4k en esta resolución y dará soporte a pantallas de hasta 120Hz con esta tecnología y en resoluciones 4k. Sera capaz también de grabar contenidos 4k a 60GHz, con estándar HEVC y 10-Bit de profundidad de color. Estas tarjetas serán capaces de comprimir y enviar juegos y videos HDR en tiempo real a otros dispositivos.

Nvidia también ha hecho mejoras importantes en la conectividad SLI. Ahora dos graficas pueden aprovechar ambos conectores SLI para tener una conectividad de doble enlace. Esto permitirá aumentar el aprovechamiento de dos motores gráficos instalados en el mismo PC. Esto no significa que no se siga dando soporte a otras configuraciones, concretamente de tres o cuatro tarjetas. La idea no es abandonar cierto tipo de sistemas, pero sí que configuraciones SLI de dos tarjetas tengan un aprovechamiento superior al que tienen hasta ahora.

Nvidia introduce también una nueva versión de su tecnología de compresión de texturas. Esta vez se traduce hasta en una mejora del 70% sobre el ancho de banda natural de la tarjeta. Eso es hasta un 30% más que en otras generaciones y se traduce, según la marca, en que esta tarjeta es capaz de generar más de 450GBps de ancho de banda efectivo.

Nvidia también potenciara la eficiencia de esta nueva generación de tarjetas a la hora de trabajar con sistemas de realidad virtual. La idea es mejorar la forma en la que se calculan y proyectan las imágenes para lograr reducir la necesidad de cálculo. Una imagen 4k en VR requiere 9 veces más potencia de cálculo que una imagen plana.

Nvidia también introducirá una nueva tecnología de captura de imágenes en juegos, que para ser aprovechada plenamente requiere de soporte por parte del juego, que nos permite tomar imágenes de ultra alta definición o filtros avanzados post-captura. Este nuevo sistema también logra hacer capturas de imágenes en 360 grados. Ansel se introducirá para esta gama de chips, y también para otros de la marca, durante este año 2016.

Overclocking y consumo

Overclocking y consumo

El diseño de esta tarjeta invita a una mayor capacidad de overclocking, pero lo cierto es que no encontraremos mucha mejora de overclocking sobre los modelos “founder” a no ser que queramos sacrificar los elegantes niveles de ruido que ofrece este modelo personalizado. De hecho, a mi casi me parece un pecado tocar las frecuencias de trabajo de los ventiladores, pero lo bueno es que, si queremos, podemos hacerlo.

EVGA ofrece una potente herramienta de control para estas tarjetas, que ahora incluye el OC Scanner. Esta aplicación, dentro de la utilidad “Precision X” de EVGA, nos permitirá encontrar las frecuencias y voltajes adecuados para nuestra tarjeta de forma automática. También monitoriza y permite ajustes personalizados en el sistema de doble ventilador de la tarjeta. Si los tocamos, hacia más frecuencia, podemos alcanzar unos 1950MHz de GPU con bastante facilidad, sin pasarnos de voltajes y sin sobrepasar ese límite 220w que tiene esta tarjeta con su conectividad de alimentación.

Para mí la prueba realmente interesante a realizar a esta tarjeta. Es precisamente ver cómo se comporta en situaciones de estrés y de juego normal. Muchos seguro que buscáis la potencia de una GTX 1080 pero también un comportamiento térmico y sonoro superior a los modelos de referencia. Podemos tener un mejor funcionamiento, con menos ruido y temperatura y encima costarnos algo menos que los modelos de referencia o al menos ofrecer una compensación en forma de frecuencias más elevadas.

La EVGA Geforce GTX 1080 SC mantiene los ventiladores completamente parados cuando baja por debajo de los 60 grados.

Bajo estres la tarjeta tiene a reducir frecuencias sobre las frecuencias de serie, salvo que le demos más capacidad de ventilador. La contrapartida es que con 1500rpm esta tarjeta no hace ningún ruido. Para los que amamos el silencio en nuestro PC el funcionamiento es perfecto y para el resto solo hay que ajustar la ventilación de la tarjeta.

Rendimiento y gameplay

Rendimiento

Máquina de pruebas:

Procesador: Intel Core i7-5960X

Memoria: 32GB DDR4 3200MHz

Disco: Toshiba-OCZ RD400

Fuente de alimentacion: Seasonic Snow Silent 1050w

Drivers: Nvidia Geforce 368.16.

Pruebas de rendimiento:

3DMark FireStrike

3DMark FireStrike Extreme

 

The Division 2k. Calidad Ultra.

StarWars BattleFront 2K. Calidad Ultra

Ashes of the singularity 2K. Calidad Extreme. DX12

The Witcher 3 2K. Calidad ultra. 

Grand Theft Auto V 2K. Calidad Ultra. 

The Division 4K. Calidad Ultra.

StarWars BattleFront 4K. Calidad Ultra

Ashes of the singularity 4K. Calidad Extreme. DX12

The Witcher 3 4K. Calidad ultra. 

Grand Theft Auto V 2k. Calidad Ultra. 

 

Gameplay

Análisis y conclusión

Análisis y conclusión

Soy consciente de la frustración de muchos usuarios que no solo no consiguen actualmente ciertos modelos de Geforce GTX 1080, o de su hermana la GTX 1070, y que muchos de los precios que vemos en las tiendas se alejan de los precios oficiales. Actualmente es imposible encontrar ninguna, llegan contadas, y algunos están aprovechando la demanda de estas tarjetas.

La única solución es tener paciencia. Es lo que toca. Esta tarjeta cuesta algo más que el modelo Founders, pero también ofrece frecuencias superiores. También tenemos que tener en cuenta que de momento no hay ninguna mejora de precios en tarjetas personalizadas con respecto a las de referencia, por temas de demanda. Este modelo para mi será de los que marcaran la línea a seguir. De hecho, este diseño ya lleva haciendo algún tiempo en otras generaciones.

Es una tarjeta rápida y con un comportamiento sonoro excelente. Tiene lo que para mí es absolutamente básico en una buena tarjeta moderna, que es la posibilidad de dejar los ventiladores completamente parados cuando tiene poco consumo, y su comportamiento sonoro en carga es realmente bueno. Mucho mejor que lo que tendremos o conseguiremos con el modelo de referencia de Nvidia.

La Mejor Tarjeta Gráfica

EVGA Geforce GTX 1080 SC ACX 3.0

Del 20/06/2016 al 27/08/2016

  • Este producto fue La Mejor Tarjeta Gráfica del mundo según los análisis de GEEKNETIC.
  • Del 20/06/2016 al 27/08/2016
  • Producto: EVGA GTX 1080 SC ACX 3.0
  • Fecha: 20/06/2016 23:05:54
Secciones: Tarjetas Gráficas