Auriculares Gaming Krom Kode

por Javier Rodríguez 29/01/2017 1
Disparador
Conexion
Otros
Precio
Web
50mm
USB
Leds naranjas.
45 Euros
Puntuación de NOX Krom Kode en la review:

Krom Kode USB con DSP integrado

Introducción

Los jugadores buscamos habitualmente auriculares que nos permitan un buen aislamiento del exterior y una calidad adecuada de voz para nuestras comunicaciones. Una de las aproximaciones más económicas a este objetivo es mediante auriculares grandes de configuración cerrada, los que cubren toda la oreja.

Con este tipo de configuraciones se consigue más aislamiento del exterior y también permite al fabricante instalar disparadores más grandes que normalmente se traduce en sonido de mayor calidad. Este es precisamente el objetivo de los nuevos Krom Kode. Auriculares grandes, cerrados y con una configuración modular que les permite ser cómodos en todo tipo de uso y situación.

Krom Kode USB con DSP integrado

Los nuevos Krom Kode son auriculares muy funcionales, pero con un diseño marcadamente gaming. Grandes aurículas, que rodean completamente la oreja, con un apoyo flexible en cabeza y un solo cable para facilitar su uso y gestión. Krom apuesta por el diseño de conectividad USB que permite su funcionamiento en cualquier ordenador o consolas PS4 sin necesidad de drivers.  Sin drivers, pero con la posibilidad en Windows de tener un completo panel de control con el que sacar partido al DSP integrado en su mando de control.

Su doble aurícula, con disparadores estéreo de 50mm, puede suministrar también diversos efectos 3D que lo convierten en un sistema 7.1 virtual, aunque solo cuando está conectado a un PC. Si los conectamos a una PS4 actuaran como un sistema de auriculares con micrófono estéreo sin ninguna función avanzada añadida.

Son auriculares con micrófono, de extensión flexible, que podemos también extraer mediante una conexión tipo “mini-jack”. Las especificaciones son las que esperamos de unos auriculares de precio agresivo como estos. Rangos de frecuencia naturales entre los 20 y los 20000Hz, impedancia de 32ohmios, un ratio de ruido de 105dB.

El micrófono es de configuración omnidireccional con una impedancia de 2.2k ohmios y una frecuencia admisible de entre 50 y 10000Hz que lo establece también como un micrófono muy estándar.

Su prestación más llamativa, sin duda, es en su capacidad de efectos sonoros que podemos utilizar con su aplicación de control, de la que hablaremos ahora después.

Diseño y forma

Diseño y forma

La primera impresión que te llevas cuando abres la gran caja que acoge a los Krom Kode es precisamente sus dimensiones. Son auriculares realmente grandes y de aspecto sólido y cuidado. Combina el plástico de acabado suave, con dos grandes bandas de fleje metálico que conforman el puente para la cabeza. Entre ellos una banda de protección y sujeción flexible que se apoya en dos cables trenzados de acero.

Calidad en los materiales y en las formas. Las grandes aurículas se comunican entre ellas mediante la banda de apoyo para la cabeza que hemos descrito antes. Esto hace que solo tengamos un cable hacia la consola o el ordenador.

El cable esta mallado en muñón y tiene casi dos metros de largo. Acaba en un conector USB 2.0 de tipo-A chapado en oro para mejorar la conductividad. A una distancia adecuada para su manejo, desde la entrada por la aurícula izquierda, encontramos un mando de control donde también se aloja la electrónica de los Kode.

En este control en línea podemos encontrar control de volumen analógico, independiente del volumen configurado en Windows y también un interruptor para encender o apagar las comunicaciones por voz desde el micrófono.

Las aurículas son grandes, unos 100mm de diámetro, con una zona de apoyo cómoda y generosa. Tiene un buen ajuste vertical, aunque poca flexibilidad de giro para las orejas. Su aspecto es de buena calidad y combina dos colores que contrastan realmente bien como es el negro y el naranja “butano”. Además, cuenta con leds, no configurables, en su interior en este mismo color. Encendidos tienen un aspecto muy llamativo y a los que nos gusta este tono de naranja nos dejara ampliamente satisfechos el aura que desprenden.

Software y rendimiento

Software y rendimiento

No podemos hablar de controladores puesto que no los requieren para funcionar en cualquier sistema operativo Windows, Linux o MacOS con casi 10 años de antigüedad. Es decir, trabajan como un dispositivo de USB estándar con gestión mediante software. La diferencia es que este modelo incluye electrónica y software suficiente para lograr efectos añadidos que no encontraremos en el soporte nativo de ningún sistema operativo.

Con el panel de control de los Krom Kode podremos tener un versátil ecualizador, efectos de sala que luego nunca usaremos y un curioso sistema de sonido virtual con potenciador 3D que sí que logra efectos que querremos utilizar en reproducción multimedia y juegos. El sonido profundiza los bajos y ecualizador el sistema estéreo para lograr una sensación muy realista de sonido multicanal.

Tiene un efecto que pocas veces he visto y que resulta muy interesante de probar como es el de girar el efecto multicanal en un giro constante hacia o contra las agujas del reloj.

Podemos guardar perfiles de ecualización ajustar la ganancia del micrófono y también controlar posiciones de cada altavoz virtual. Todo esto lo podremos salvar en configuraciones personalizadas para tener siempre acceso a nuestras configuraciones.  Es fácil de configurar, muy intuitivo y no añade especial carga a los recursos de nuestro sistema.

Como buenos auriculares para jugadores los Krom Kode están muy orientados a la potenciación de los bajos. Esto consigue más profundidad de efectos en la gran mayoría de juegos y su sistema virtual nos permite algunos toques de posicionamiento bastante precisos.

Para escuchar música todo dependerá de nuestros gustos, pero no son adecuados para aquellos que buscan un gran abanico de frecuencias perfectamente representadas. Tienen un sonido bastante sobrecargados y la distorsión es más que evidente si pasamos del 70% del volumen total.

Conclusión

Conclusión

No encontraremos en estos auriculares nada que no hayamos visto ya. Son auriculares de sonido virtual y las características adecuadas para un bolsillo medio que busca algo gaming decente. Eso es precisamente lo bueno de estos Krom Kode, que cumplen con lo que se espera de ellos y de su precio.

Podemos encontrarlos por 45 Euros impuestos incluidos. Un precio que encuentro muy atractivo para las características de estos auriculares. Están bien fabricados, tienen un aspecto cuidado, son fáciles de gestionar y tienen todos los elementos adecuados para ser unos buenos compañeros de juego.

  • Producto: Krom Kode
  • Fecha: 29/01/2017 15:56:47
Secciones: Audio