Auriculares Gaming Krom Kode

por Javier Rodríguez 29/01/2017 1
Disparador
Conexion
Otros
Precio
Web
50mm
USB
Leds naranjas.
45 Euros

Introducción

Los jugadores buscamos habitualmente auriculares que nos permitan un buen aislamiento del exterior y una calidad adecuada de voz para nuestras comunicaciones. Una de las aproximaciones más económicas a este objetivo es mediante auriculares grandes de configuración cerrada, los que cubren toda la oreja.

Con este tipo de configuraciones se consigue más aislamiento del exterior y también permite al fabricante instalar disparadores más grandes que normalmente se traduce en sonido de mayor calidad. Este es precisamente el objetivo de los nuevos Krom Kode. Auriculares grandes, cerrados y con una configuración modular que les permite ser cómodos en todo tipo de uso y situación.

Krom Kode USB con DSP integrado

Los nuevos Krom Kode son auriculares muy funcionales, pero con un diseño marcadamente gaming. Grandes aurículas, que rodean completamente la oreja, con un apoyo flexible en cabeza y un solo cable para facilitar su uso y gestión. Krom apuesta por el diseño de conectividad USB que permite su funcionamiento en cualquier ordenador o consolas PS4 sin necesidad de drivers.  Sin drivers, pero con la posibilidad en Windows de tener un completo panel de control con el que sacar partido al DSP integrado en su mando de control.

Su doble aurícula, con disparadores estéreo de 50mm, puede suministrar también diversos efectos 3D que lo convierten en un sistema 7.1 virtual, aunque solo cuando está conectado a un PC. Si los conectamos a una PS4 actuaran como un sistema de auriculares con micrófono estéreo sin ninguna función avanzada añadida.

Son auriculares con micrófono, de extensión flexible, que podemos también extraer mediante una conexión tipo “mini-jack”. Las especificaciones son las que esperamos de unos auriculares de precio agresivo como estos. Rangos de frecuencia naturales entre los 20 y los 20000Hz, impedancia de 32ohmios, un ratio de ruido de 105dB.

El micrófono es de configuración omnidireccional con una impedancia de 2.2k ohmios y una frecuencia admisible de entre 50 y 10000Hz que lo establece también como un micrófono muy estándar.

Su prestación más llamativa, sin duda, es en su capacidad de efectos sonoros que podemos utilizar con su aplicación de control, de la que hablaremos ahora después.