Placa base Gigabyte Aorus H370 Gaming 3 Wifi

por Javier Rodríguez 03/04/2018 3
Chipset
Memoria
Otros
Precio
Web
H370
64GB DDR4 4000+
2xM.2, RAID, 1xGbE, RGB, Wifi-AC
120 Euros
Puntuación de Gigabyte Aorus H370 Gaming 3 Wifi en la review:

Introducción

Los procesadores Coffee Lake Intel Core de octava generación de Intel se lanzaron al mercado con un único chipset compatible, el Z370. Un chipset con pocas novedades, pero completamente incompatible con procesadores antiguos con este mismo socket, el LGA1151.

Esto ha dejado a toda una generación de procesadores con la única alternativa de un chipset de gama alta donde hemos estado montando procesadores Core i3, Core 5 y Core i7. Ahora por fin llegan chipsets menos capacitados, en formatos más económicos, que podrán equilibrar mejor el precio de introducción a esta nueva generación de procesadores que llegan con configuraciones de núcleos más generosas.

Chipset y almacenamiento

Hoy probamos dos placas base con este nuevo chipset de Intel, al que acompañaran otros dos modelos aun mas modestos como son el B360 y el H310. El H370 será, por tanto, el segundo chipset mas capaz de esta nueva generación con precios de entrada que deberían ser hasta un 20% mas baratos, de entrada, que sus modelos homólogos con el Z370.

Al igual que el Z370, el H370 es un chipset muy similar al su antecesor, el H270. De hecho, no creo que haya mas diferencia que las actualizaciones de microcódigo necesarias para dar soporte a estos nuevos procesadores  y la integración de soporte para USB 3.1 Gen2 de 10Gbps con un total de hasta 4 puertos en este chipset. 

El Intel H370 es, por tanto, un chipset que ya conocemos bastante sin ninguna mejora evidente, las mejoras las encontraremos en la propia evolución que han tenido las diferentes gamas de placas base durante estos meses que han pasado entre el lanzamiento del H270 y el H370.

Las diferencias con el Z370 son ya conocidas por generaciones anteriores. Carece de soporte para overclocking por multiplicador, como si tienen los modelos Z370 para procesadores de serie “K” de Intel. Los soporta, podemos montarlos en este chipset, pero no podremos hacer uso del selector de multiplicador que queramos.

Este chipset también tiene menos líneas PCI Express 3.0, concretamente 20 (cuatro menos que el Z370), tiene dos puertos USB 3.0 menos (un total de 8) de primera generación con 5Gbps de ancho de banda. Además, carece de acceso a la tecnología Smart Response de Intel y soporta solo dos unidades de almacenamiento PCI Express frente a las tres que soporta el Z370.

A pesar de estas carencias, los elementos principales para formar un PC moderno siguen ahí y tendremos soporte, por ejemplo, para la tecnología Optane de Intel, RAID y acceso a unidades de almacenamiento NVMe con interfaz PCI Express 3.0 de 4x.

La Gigabyte Aorus H370 Gaming 3 Wifi será uno de estos modelos destinados a procesadores de menor calado, también mas económicos, pero que podrán formar en estas placas un binomio excelente donde también ahorrar algunos euros. Euros que necesitaras si quieres montar una grafica medio decente en medio de esta vorágine del minado de criptomoneda.

Podemos montar hasta 64GB de RAM DDR4 de alta velocidad, superior a los 4000MHz, en doble canal gracias a su acceso a perfiles XMP de Intel. Tiene cuatro bancos de este tipo, donde montar hasta 16GB por slot.

El sistema de almacenamiento es muy completo, sin nada que envidiar a modelos mas avanzados. Dispone de dos slots M.2 Socket 3 con enlaces PCI Express 4x capaces de desarrollar hasta 32Gbps. El principal admite unidades de hasta 110mm de largo y viene de serie con un disipador diseñado para este tipo de unidades. El secundario admite unidades de 80mm de largo y tiene también capacidad para montar unidades de tipo SATA. Admiten RAID y soportan Intel Optane Memory.

El enlace SATA del segundo conector M.2 de esta placa base esta compartido con uno de los seis puertos SATA que ofrece el chipset y los únicos con los que cuenta esta placa. Son de tipo 6 Gbps y soportan modos RAID 0, 1, 10 y 5. Una placa base sencilla, pero con las tecnologías que esperamos en un ordenador moderno.

Ampliación y conectividad

Menos líneas PCI Express también es sinónimo de menos opciones de ampliación, pero este modelo esta perfectamente cubierto para el segmento de producto al que pertenece.

Los conectores para ampliación son seis, de los cuales cuatro son de tipo PCI Express 1x. Solo encontraremos dos slots mas grandes y son ambos con formato 16x, aunque uno de ellos solo tiene enlace electrónico de 4x. Esta placa soporta Crossfire, pero no SLI precisamente porque no cumple con uno de los requisitos para ser certificada en este estándar. Se requieren dos slots con un mínimo de enlace de 8x.

Esta claro que Gigabyte no cree que nadie vaya a montar mas de una grafica en esta placa base, al menos no para jugar, así que se han centrado en ofrecer el slot de 16x que por otro lado esta directamente soportado por las líneas PCI Express con las que cuentan los procesadores de esta generación.

La conectividad interior de la Gigabyte H370 Aorus Gaming 3 Wifi incluye dos puertos USB 2.0, dos puertos USB 3.1 Gen 1 Tipo A y un conector USB 3.1 Gen1 de tipo C.  Todos estos puertos provienen del propio chipset de la placa base.

La placa también cuenta en su interior con un conector para controladora Thunderbolt 3, que no viene de serie con la placa pero que podemos añadir y conectores para dispositivos LED RGB con soporte para dispositivos de 5 y 12v. Podemos controlar hasta 300 leds RGB con esta placa base.

Esta placa va bastante cargada de leds pero además podemos conectarle tiras de leds adicionales, aparte de controlar otros elementos de forma sincronizada como memorias RAM, tarjetas gráficas, etc.

El panel de conectores posterior tiene el catalogo habitual en cualquier placa base gaming de su generación: PS2 para teclados o ratones antiguos, cuatro puertos USB 2.0 dos puertos USB 3.1 Gen1 tipo A , un puerto Ethernet Intel i211v y dos puertos USB 3.1 Gen2 10Gbps, uno de tipo A y otro de tipo C. Todos los puertos USB de esta placa base están soportados directamente por el chipset, sin controladoras añadidas. 

La conectividad grafica incluye dos conectores, un DVI-D con máxima resolución 2k y un conector HDMI 1.4 que es capaz de ofrecer 4k, pero con un máximo de 30Hz de frecuencia vertical. La conectividad de audio es toda analógica con conectores para sistemas 7.1 y conectores “auto-sensing”, todos provienen de la tarjeta de sonido integrada, de la que hablaremos ahora después.

Un nuevo diseño, pero sin grandes cambios

Esta placa base nos recuerda mucho a uno de los modelos que hemos probado recientemente de Gigabyte con el chipset Z370, hablo de la Gigabyte Z370 Aorus Gaming 3. Aunque son placas muy similares, y dentro de la misma familia “gaming” de Gigabyte, lo cierto es que hay algunos cambios más estéticos que funcionales.

La Gigabyte H370 Aorus Gaming 3 Wifi tiene formato ATX y una distribución sencilla pero que roza la perfección porque tiene espacio para disipadores grandes, esta preparada para sistemas de refrigeración líquida con conectores molex con control directo o por PWM y además los concentra bastante bien, con tres conectores muy cercanos a la CPU y uno de ellos especializado en bombas de refrigeración líquida.

Gigabyte en esta nueva generación añade el color plata como parte del esquema de colores de la placa. El PCB sigue siendo negro, así como parte de los disipadores y del embellecedor de conectores posteriores. La diferencia con modelos anteriores es que se usa más el color plata, como vemos en los disipadores para Mosfets y en parte del disipador pasivo para el chipset.

Podemos ver también los elementos de protección metálicos en los slots PCI Express 16x principales y en los slots de memoria RAM. Es una placa con buen soporte para sistemas RGB, y ella misma cuenta con un buen numero de ellos ya integrados.

El sistema de alimentación es potente, con 8 fases para el procesador y una fase para las memorias, todas ellas digitales con una eficiencia sobresaliente y unos componentes de primera calidad.

Me gusta también que los slots de ampliación de tarjetas tengan buen espacio entre ellas, así hay una refrigeración de calidad y mantiene el acceso a las unidades de almacenamiento M.2 cuando tenemos una grafica principal de doble slot instalada.

Sonido y Wifi

La Gigabyte H370 Aorus Gaming 3 Wifi tiene este nombre por un modulo Wifi que viene en forma de tarjeta que podemos instalar en un puerto Mini-PCI Express que tiene entre bajo el segundo slot PEG de 16x. La tarjeta inalámbrica Intel 8265 va instalada en este slot y sus antenas usaran uno de nuestros slots de ampliación de la caja.

El Centrino 8265 nos añade Wifi-AC con una configuración 2x2 MIMO con velocidad de acceso de hasta 867mbps. El chip combina Wifi y también Bluetooth 4.2 sin interferencia entre ninguno de los dos interfaces. Esto consigue un equipamiento muy completo a nivel de acceso a redes, maximizado con el software de priorización de paquetes cFosSpeed.

El sistema de sonido de esta placa está muy cuidado. Gigabyte ha sumado a un buen DSP como es el Realtek ALC1120 una zona aislada del PCB, componentes propios de sistema de audio Hi-Fi y un potente amplificador de auriculares que es capaz de detectar la impedancia de los auriculares que conectemos y que tiene soporte para auriculares con impedancias más propias de unidades de monitorización. 

Zona aislada del PCB para la tarjeta de sonido y sus componentes, incluido un magnífico amplificador con autdetección de impedancia.

El amplificador añade autodetección de impedancia y los componentes especializados permiten a este DSP, de gran calidad, desarrollar hasta 120dB SNR de ratio-ruido en reproducción y de hasta 114dBA en grabación. El sistema esta separado del PCB principal y nos permite ahorrarnos dinero y espacio en soluciones dedicadas.

Bios y Software

La bios es la misma que hemos visto en las ultimas generaciones de placas base dentro de la familia Aorus de Gigabyte. Es una bios muy completa, pero también con un modo muy accesible para usuarios menos experimentados. Sus asistentes para gestión de los ventiladores, perfiles XMP y overclocking son magníficos, aunque en este modelo esto último es bastante inútil puesto que estos chipsets no nos permiten modificar algo tan básico para el overclocking como es el multiplicador del procesador.

Por lo demás es una buena bios, con una buena gestión de todos los elementos y es fácil manejarse en ella. Es un buen complemento a un potente sistema de software y actualizaciones que Gigabyte cuida mucho en este segmento de producto.

El conjunto de programas de Gigabytes nos permite un control directo de casi todos los aspectos de nuestro ordenador directamente desde Windows. AppCenter nos mantendrá nuestras aplicaciones, bios y drivers actualizados, EasyTune nos permitirá ajustar los parámetros de rendimiento del sistema y otras aplicaciones como System Information Viewer nos dan acceso a monitorización del sistema y también al sistema Smart Fan 5 de Gigabyte que nos facilitara el ajuste de los ventiladores incluyendo un modo de completa parada en los rangos de temperatura que establezcamos.

Una placa completa, pero sin ninguna novedad

Esta claro que a esta placa no le falta detalle, esta realmente bien equipada para su gama de producto, pero también es cierto que es un buen ejemplo de que no encontraremos en el H370 nada que no tuviéramos ya en el Z370, cosa que podemos ver lógico puesto que es una gama más baja, pero tampoco encontraremos nada en ella que no tuviéramos ya en placas base con chipset H270.

Esta es una generación sin grandes novedades, simplemente cumplen con las necesidades de estos nuevos procesadores, que ya han causado más de una polémica puesto que no sabemos realmente los usuarios hasta qué punto los chipsets anteriores, que son idénticos, no pudieran soportar estos nuevos procesadores además de los antiguos.

El problema es que de momento la novedad hará que estas placas base, con estos nuevos chipsets, tengan poca diferencia de precio con respecto a modelos ya establecidos en el mercado, y no hablo con respecto a chipsets anteriores, sino con el propio Z370 que lleva ya meses en el mercado y que tiene modelos económicos por debajo o muy cercanos a los 100 Euros.

LO MEJOR
Una integración impecable, con elementos interesantes como el Wifi
Un chipset adecuado para una maquina gaming sin overclocking
Excelente configuración de almacenamiento
LO PEOR
Sin novedades con respecto a generaciones anteriores de chipsets
Precios muy cercanos a las Z370 existentes
No soporta SLI
  • Producto: Gigabyte Aorus H370 Gaming 3 Wifi
  • Fecha: 01/04/2018 20:49:25
Secciones: Placas Base