Review Huawei Mate 30 Pro

Review Huawei Mate 30 Pro

por Antonio Delgado 12/12/2019 5
Pantalla
Procesador, RAM y Almacenamiento
Cámaras Leica
Precio
Web
OLED de 6,53" y 2.400 x 1.176 píxeles.
Kirin 990, 8 GB RAM, 128 GB almacenamiento
Principal de 40 MP RYYB, gran angular 40 MP, Zoom 3X 8 MP y sensor ToF
1099 euros (modelo de 256 GB)
Puntuación de Huawei Mate 30 Pro en la review:

Introducción y especificaciones técnicas del Huawei Mate 30 Pro

Con una posición muy asentada en el mercado de gama alta tras una clara evolución en los últimos años, el Mate 30 Pro que analizamos en esta review es, hasta la fecha, el terminal más avanzado y con mayores prestaciones de Huawei. Un móvil que, al menos en papel, mejora en prácticamente todo a su predecesor, el P30 Pro, con especial hincapié en el aspecto de la grabación de vídeo pero también añadiendo más resolución, más batería, el nuevo Kirin 990 y un diseño renovado.

Aún así, los retos que tiene este terminal debido al veto a Huawei por parte de las empresas americanas es grande, no hay que olvidar, que debido a ello, el Huawei Mate 30 Pro viene sin los servicios de Google, lo que significa que aplicaciones como Youtube, Google Maps, Gmail o incluso la propia  Play Store, no se pueden instalar, o al menos no de manera sencilla en este terminal.

Especificaciones técnicas del Huawei Mate 30 Pro

  • Procesador Kirin 990 a 7 nanómetros
  • GPU MALI G76MP16 de 16 núcleos
  • 8 GB RAM
  • 128GB almacenamiento ampliable con tarjetas NM Card (formato propietario Huawei)
  • Pantalla OLED de 6,53, pulgadas con resolución de 2.400 x 1.176 píxeles
  • Cuádruple cámara trasera Leica con OIS

    • Principal de 40 MP RYYB, F/1.6 y sensor de 1./1.7"
    • Gran angular 40 MP, F/1.8 y sensor de 1/1.54
    • Zoom 3X 8 MP F/2.4 y sensor de 1/4"
    • Sensor ToF

  • Cámara frontal de 32 MP F/2.0, sensor de 1/2.8,  con reconocimiento facial, HDR y 3D TOF
  • Sensor de huellas en pantalla
  • GPS 
  • NFC
  • LTE 
  • WiFI 802.11 ac 1,7 Gbps
  • USB-C 3.0
  • Control remoto IR
  • Resistencia IP68
  • 4500 mAH de batería con carga rápida de 40W
  • Carga inalámbrica (carga e inversa para cargar otros dispositivos)
  • Android 10.0 (EMUI 10) sin servicios ni apps de google.
  • Sonido de llamada por conductividad ósea
  • Dolby Atmos
  • 73,1 x 158,1 x 8,8 mm
  • Peso de 198 gramos
  • Precio: 1099 Euros (8 GB / 256 GB)

Diseño

Lo más llamativo del diseño frontal del Huawei Mate 30 Pro lo encontramos en un diseño con unos bordes muy curvados con un ángulo de prácticamente 90º que hace que, a efectos prácticos, no veamos ninguno de los bordes laterales a la hora de utilizar el terminal.

Los marcos superior e inferior son también bastante contenidos aunque, debido al uso de un sensor TOF y emisor de infrarrojos para el reconocimiento  facial en 3D, tenemos un notch bastante generoso situado en la zona superior, sobre todo si lo comparamos con el diseño de "gota" del P30 Pro.

En la parte trasera podemos ver otra de las novedades de diseño implementadas por Huawei, hablamos del "halo" donde se concentran las cuatro cámaras traseras, un diseño que nos recuerda al de otros terminales de hace unos años como el Nokia Lumia 1020. El terminal es prácticamente en su totalidad de cristal, salvo el marco metálico de la estructura.

La cámara es uno de los puntos más destacados del Mate 30 Pro, tanto a nivel de funcionalidad como de diseño, ya que a su alrededor se concentra el Halo que domina la parte trasera. Justo a su izquierda podemos ver la leyenda de LEICA con la apertura de las distintas cámaras y también un doble flash LED.

Las cámaras que forman el módulo son un sensor principal de 40 MP, otro secundario gran angular y para vídeo de 40 MP, un zoom de 3x y 8 MP y el sensor TOF 3D. 

En la parte inferior tenemos el puerto para las tarjetas SIM y la NMCard, un USB-C para carga y datos y un único altavoz que, sin embargo, suena con fuerza y sin distorsiones.

En la parte arriba hay otro micrófono y también un puerto de infrarrojos que sirve para utilizar como mando a distancia. Podemos ver que, entre la curvatura de la pantalla y de la parte trasera, el Mate 30 Pro genera prácticamente una curva completa solamente dividida por una finisima franja de metal.

El terminal se puede sujetar sin problemas en la mano y no hay falsas pulsaciones debido al software de Huawei que es capaz de diferenciar cuando estamos sujetando el móvil y cuando interactuando con la pantalla.

Como habréis notado a estas alturas, el Huawei Mate 30 Pro solamente tiene un pequeño botón físico que sirve para apagarlo o iniciar el asistente, esto significa que no tenemos botones físicos para subir o bajar el volumen.

La solución que propone Huawei es utilizar la propia pantalla curvada como control de volumen, creando dos zonas, una a cada lateral, donde podemos variar el volumen. Al dar dos toques en esa zona, se abre la barra de volumen en pantalla. 

Cuesta un poco acostumbrarse a este sistema, y hasta que pasaron unos días no conseguimos hacernos completamente a él. La zona de detección no está en el extremo del borde, sino que está más hacia la pantalla, y en alguna ocasión si no le das justo en la zona correcta es imposible modificar el volumen.

Como resumen, el diseño del Huawei Mate 30 Pro está a la altura de la gama alta, con unas formas y unos materiales que, más allá de la funcionalidad (o ausencia de ella) que pueda tener esa curvatura tan marcada en la pantalla o las huellas que puedan quedar en tanto cristal, llama la atención y se diferencia del resto de terminales del mercado.

Pantalla

Huawei se ha decantado por una pantalla OLED de 6,53 pulgadas de diagonal en el Mate 30 Pro, un panel con lo último en tecnología y soporte HDR que integra una resolución de 2.400 x 1.176 píxeles, una cifra algo extraña que se queda un poco por encima de los 1080p pero más abajo de los 1440p que tenía el Mate 20 Pro.

Parece que la tendencia es reducir la resolución a cifras cercanas a los 1080p y es cierto que, al menos a la hora de visualizar la pantalla a simple vista, estas resoluciones suelen ser más que suficientes. Sin embargo, si lo usamos para gafas de VR si que podremos echar de menos más resolución.

Además, teniendo en cuenta los 3.120 x .1440 píxeles del Mate 20 Pro, el descenso de resolución es notable y tampoco podemos olvidar que estamos ante un móvil de 1.100 euros, por lo que deberíamos exigir lo mejor de lo mejor en estos niveles.

La pantalla tiene un brillo máximo manual cercano a los 500 cd/m², en concreto 492,43 cd/m² según nuestras mediciones, algo que, unido a un negro absoluto propio del OLED, nos da un contraste prácticamente infinito. Se ve bien en exteriores y la calidad de visualización es muy buen, aunque las correspondientes distorsiones de color aparecen justo en la doblez de la curvatura lateral como es habitual en este tipo de paneles.

El modo por defecto es el modo "vivido" y es con el que se consiguen unos colores más llamativos y una cobertura de color mayor.

Con esta calibración de serie (que podemos modificar), podemos ver una predominancia del azul por encima del verde, que se mantiene al 100% y del rojo en valores cercanos al 90%.

Esto concuerda también con la temperatura de color, que nos muestra unos valores que rondan los 8.500K de temperatura en escala de grises, unas cifras que tiran hacia tonos fríos como suele ser habitual en smartphones.

En el comparador de color tenemos una media de deltaE de 7,32 puntos con un máximo de 11,45. No son unos valores especialmente buenos en cuanto a fidelidad de color, pero gustará a los que prefieren unos colores más llamativos.

En cuanto a la cobertura de color, como podemos ver en la siguiente gráfica, tenemos unos valores muy por encima del sRGB que se acercan a casi la totalidad de la gama DCI-P3.

Cámara

El P30 Pro consiguió colocarse como el mejor terminal para fotografía móvil del momento, sin embargo, tenía algunas carencias sobre todo a la hora de la grabación de vídeo con un límite de 30 FPS en 4K y una calidad algo limitada para lo que podríamos esperar.

Huawei suele corregir todas las posibles carencias de un terminal en sus próximos lanzamientos y precisamente el Mate 30 Pro se ha centrado bastante en mejorar el aspecto de vídeo añadiendo un sensor de 40 MP secundario enfocado a la grabación de vídeo. Además introducen un modo de cámara superlenta con más de 7.000 FPS  (interpolados) de grabación que nos permite tomas con una reducción de 256 veces el tiempo.

El sensor principal sigue siendo un módulo de 40 MP RYYB con apertura F/1.6 y ta maño de 1./1.7". El sensor para vídeo de F/1.8 y tamaño de 1/1.54 es el utilizado para gran angular, mientras que el tercer sensor tiene zoom 3X 8 MP F/2.4 y tamaño de 1/4". El último sensor es un modulo 3D TOF para calcular profundidad de campo.

La captura de tomas nocturnas sigue sorprendiendo por toda la luz que es capaz de captar, unas tomas que ya estamos acosutmbradas a ver en el P30 Pro y que aquí se consiguen unos resultados similares.

El zoom tiene menos apertura y un sensor más pequeño, además, en el caso del Mate 30 Pro tenemos un zoom óptico de 3X que puede aumentar hasta 5x combinándose con el resto de sensores, una cifra inferior a los5x y 10x que conseguía el p30 pro.

De hecho, en este caso no tenemos una cámara periscópica para conseguir un zoom tan alto, aún así el Mate 30 Pro consigue un procesado bastante convincente en zooms altos.

El gran angular tiene un ángulo de visión menor al del P30 Pro también, lo que hace que tengamos menos zona capturada en la fotografía, sin embargo, al disponer de una mayor resolución y combinado de píxeles 4 a 1, tenemos una calidad superior en general.

Gran angular:

Normal:

Zoom 3X

Zoom 5x: 

Zoom 10X

Zoom máximo digital.

Gran angular:

Normal:

Zoom 3x: 

Normal:

Gran angular: 

Gran angular:

Normal:

Zoom 3x

Zoom 5x:

Modo profundidad de campo:

Normal:

Normal:

Zoom 3x: 

Normal:

Normal:

Normal:

Zoom 3x

Gran angular:

Normal:

Zoom 3X

Zoom 5x:

Gran angular:

Normal:

Zoom 3x:

Zoom 5x:

Normal:

Zoom 3X:

Zoom 5x:

Zoom digital:

 Ahora es posible grabar a 40K y 60 FPS moviéndonos entre los distintos tipos de zoom y gran angular directamente durante la grabación. Los saltos al cambiar entre cámara no son tan llamativos como en el p30 pro debido a que el salto es más suave al tener un gran angular con menos campo de visión y un zoom más modesto. Aún así, se puede ver claramente cuándo se cambia entre un sensor y otro.

Para que veáis de lo que es capaz el slow motion del Huawei Mate 30 Pro hemos grabado los ventiladores de una gráfica a altas RPM y realizado distintos niveles de zoom. Se trata de una función bastante sorprendente y que permite ir un poco más allá en los slow motion. Aún así, a 256x la resolución se limita a 720p y la calidad no es la mejor, pero impresiona ver a un smartphone ser capaz de captar ese nivel de movimiento.

Sensor de huellas y reconocimiento facial

El sensor de huellas bajo la pantalla es similar al que pudimos ver ya en el Mate 20 Pro y en el P30 Pro, un sensor de tipo óptico que se activa al poner el dedo en una zona concreta de la pantalla. Al hacerlo, esa zona se iluminará y detectará la huella.

El sistema es bastante preciso, pero tiene un tiempo de respuesta algo superior al de sistemas de huellas convencionales como los que podemos encontrar en la parte trasera de otros terminales.

No obstante, donde destaca el Mate 30 Pro, al menos en cuanto a sistemas biométricos se refiere, es en su reconocimiento facial con sensor 3D e infrarrojos que genera una imagen tridimensional de nuestro rostro para poder identificarnos rápidamente.

Si lo comparamos con el P30 Pro, que utiliza reconocimiento facilal con una cámara normal, la diferencia es bastante apreciable, el mate 30 Pro tarda mucho menos y es capaz de reconocernos en multitud de ángulos e incluso sin apenas luz, mientras que el P30 necesita luz y de una imagen clara y, aún así, el tiempo de respuesta es mayor.

Por ello, aunque el sensor de huellas no sea el más rápido del mercado, posiblemente nunca tendremos que usarlo por la rapidez de la identificación facial.

Autonomía y carga

Con una batería de 4.500 mAh, el Mate 30 Pro supera a sus predecesores y aumenta su capacidad a unas cifras que prometen una autonomía considerable. El uso del Kirin 990 podría ser un factor determinante para contrarrestar este aumento, pero los 7 nanómetros y el propio funcionamiento del procesador consiguen una eficiencia bastante destacable. 

Durante varias semanas de uso, ningún día nos hemos quedado sin carga en el mismo día, de hecho, lo habitual era llegar al segundo día con carga en el terminal y nos acostumbramos a no tener que cargarlo cada noche.

Esta experiencia se corresponde con los datos obtenidos en el test de autonomía parcial de GeeknBench 4, donde el Huawei Mate 30 Pro consigue la corona por encima de terminales como el Zenfone 6, incluso a pesar de no tener tanta capacidad de batería.

Otro punto llamativo es que su carga de 40W permite cargar la totalidad de la batería en poco más de una hora, y en tan solo media hora tendremos gran parte de la batería cargada, con cifras que rondan el 70-80%.

De esta manera, lo de cargar el movil de noche no es necesario, ya que los tiempos de carga son tan cortos que podemos ir cargando según veamos que vayamos a necesitar más o menos autonomía.

Huawei sigue manteniendo también el sistema de carga inalámbrica y carga inalámbrica inversa, una tecnología en la que fueron pioneros en generaciones anteriores y con la que podemos cargar otros dispositivos con el propio móvil.

Rendimiento y Temperaturas

Del Kirin 980 pasamos al Kirin 990, un SoC de la propia Huawei que mantiene la arquitectura Cortex-A76 junto con un proceso de fabricación de 7 nanómetros.

En este caso tenemos 2 núcleos Cortex-A76 as 2,86 GHz, otros 2 Cortex-A76 2,36 GHz y 4 Cortex A55  a 1,95 GHz junto a una GPU  Mali-G76, en esta ocasión la versión MP16 de 16 núcleos a unos 600 MHz.

El Huawei Mate 30 Pro también integra un modo de alto rendimiento que podemos activar manualmente en el menú de batería y que ofrece un rendimiento extra a costa de consumir más recurso. hemos realizado las pruebas de rendimiento en ambos modos y, en resumen, el Mate 30 Pro es uno de los terminales más potentes del mercado.

En test como Antutu 7 y 8,  la diferencia es considerable respecto al Kirin 980 al que supera incluso cuando este está en modo de alto rendimiento. Si activamos este modo en el Kirin 990, ni siquiera el Snapdragon 855 puede hacerle frente.

Los resultados se repiten en Geekbench 4, aunque en este caso incluso con el modo normal es capaz de superar sin problemas al Snapdragon 855.

En 3Dmark Icestorm Unlimited hay un salto muy importante de rendimiento entre el modo normal y el modo de alto rendimiento.

Hemos realizado pruebas también en el almacenamiento interno, tanto de escritura y lectura secuencial como en lectura y escritura aleatoria.

En lectura secuencial el Mate 30 Pro se coloca en cabeza por un margen realmente llamativo, mientras que en escritura secuencial iguala al Mate 30 Pro prácticamente.

En el caso de lectura/escritura aleatoria los resultados son un poco inferiores en escritura, aunque superiores en lectura.

A nivel térmico el Mate 30 Pro se comportó bastante bien, con temperaturas máximas por debajo de los 33 grados Centígrados incluso durante la realización de las pruebas de rendimiento.

Android 10 sin servicios de Google

El Mate 30 Pro  viene con EMUI 10, la última verisón de la capa de personalización de Huawei basada en Android 10. Se trata de una versión con algunas novedades como un modo oscuro y unos menús rediseñados pero que mantiene las líneas de diseño y opciones de EMUI 9.

Sin embargo, el Mate 30 Pro llega con un handicap muy importante que puede marcar la diferencia entre ser un terminal realmente destacado en el mercado o pasar sin pena ni gloria por él. Hablamos de la falta de los servicios de Google.

Debido a la guerra comercial que libran EEUU y China, el gobierno Americano decidió prohibir la colaboración y negocios con compañías del país asiático  a todas las compañías con base en Estados Unidos.

Esto hizo que numerosos fabricantes dejaran de colaborar con Huawei, entre ellos Google y, por tanto, no pueden integrar los servicios de google en Android debido a que es un servicio de pago que las compañías contratan con la propia Google.

No contar con los servicios de Google no solo significa que no vengan preinstaladas apps como youtube, google maps, gmail o la propia Play Store. Sino que significa que, aunque bajemos estas apps por otras tiendas de terceros, no funcionarán al no contar con los servicios de Google en el terminal

Huawei ha integrado y desarrollado sus propios servicios y están trabajando con desarrolladores para integrar sus apps en estos servicios a través de su tienda de apps. Sin embargo, a día de hoy, la tienda de apps de Huawei está lejos de ser una alternativa viable y, de hecho, no tendremos aplicaciones como Whatsapp o Facebook disponibles.

Podremos bajar esas aplicaciones de tiendas de aplicaciones de terceros, pero el no disponer de una manera sencilla de instalarlas directamente hará que muchos usuarios se sientan muy defraudados con el terminal.

Aún así, aunque podamos adquirir whatsapp, facebook, instagram, etc mediante tiendas o recopilatorios de apk de terceros, seguimos sin poder utilizar las apps de Google directamente, incluyendo la Play Store. 

Por una parte, no disponer de acceso a estos servicios nos deja ver hasta que punto Google ha monopolizado el sector pero, por otra parte, hace que muchos usuarios nisiquiera considerarán un terminal con unas posibilidades tan altas como el Mate 30 Pro para su compra.

Es cierto que existen maneras de instalar los servicios de Google a través de adaptadores OTG y precargando copias de seguridad de terceros con estos servicios. 

Pero no nos podemos engañar, poca gente está dispuesta a pagar 1.100 Euros por un smartphone al que hay que andar realizando engorrosos procesos no soportados ni por Huawei ni por Google para poder disfrutar de la misma experiencia de uso, en cuanto a apps se refiere, que la de un smartphone de 200 euros.

Análisis y Conclusión

Huawei ha continuado con el camino que inició hace unos años con el lanzamiento del P9, ir sacando móviles de gama alta que, en cada nueva generación, mejoraban al anterior para ir puliendo detalles hasta convertirse en todo un referente del sector.

El Huawei Mate 30 Pro coge la mayoría de las funcionalidades estrella del P30 Pro y va un poco más allá introduciendo más potencia, más autonomía y un apartado fotográfico igual de sobresaliente a pesar de perder algo de zoom óptico ya que lo compensa con creces con la mejora en el apartado de vídeo y , sobre todo, con sus distintos modos de cámara ultra lenta.

El diseño con pantalla curvada de 90 grados va un paso más allá en las pantallas curvadas y quizás se pasa un poco de frenada al tener que eliminar controles de volumen y utilizar un sistema táctil para esa función que requiere de cierto aprendizaje.

El sistema de reconocimiento facial 3D es rápido y efectivo y permite que nos olvidemos del lector de huellas, a pesar de que lo sigue teniendo en la pantalla en caso de necesidad. Todo ello con una autonomía que supera todas las expectativas y nos permite disfrutar de más de dos días de uso sin cargarlo, además, su carga rápida permite conseguir hasta un 80% de batería en tan solo media hora, por lo que podemos olvidarnos de la necesidad de cargar el móvil cada noche.

Por desgracia, a pesar de que es un terminal excelente, todo esto se empaña por la falta de aplicaciones y servicios de Google. No tener acceso a la play store es un hándicap demasiado importante para pasarlo por alto y, al menos a día de hoy, la tienda de apps de Huawei no es una alternativa viable al no contar con las aplicaciones más importantes.

Podemos tirar de tiendas de tiendas de terceros para las apps más famosas, pero perderemos la "seguridad" que da tener detrás a una compañía como Google o Huawei, y eso no solucionaría poder disponer de las apps y servicios de Google. Es cierto que hay maneras con cierta complejidad para instalar la Play Store y servicios de Google, pero es algo alejado de lo que buscaría cualquier usuario que se gasta 1.100 euros en un móvil, sea avanzado o sea usuario básico y conlleva ciertos riesgos de seguridad que nadie debería tener que asumir en un móvil de esta gama.

Es cierto que no es culpa de Huawei, pero debemos analizar la experiencia de uso global del terminal y es algo a tener muy en cuenta, sobre todo con la feroz competencia que hay en el sector. Esperemos que la situación entre Huawei y el gobierno de los EEUU se calme y puedan llegar a una solución que permita brillar como se merece a terminales como este Mate 30 Pro.

Un usuario avanzado al que no le importe dedicar un tiempo a buscar la manera de instalar los servicios de Google puede encontrar en el Mate 30 Pro uno de los mejores terminales del momento, pero está claro que no es un móvil, al menos no todavía, para todos los públicos.

Independientemente del problema con las apps y servicios de Google, no se puede negar que Huawei ha sabido hacer bien su trabajo y el Mate 30 Pro, a nivel de hardware y de software interno, es todo un portento que sigue manteniéndose como uno de los mejores terminales fotográficos y de alto rendimiento que podemos adquirir en el mercado, una pena que la sombra de Google sea tan alargada.

Fin del Artículo. ¡Cuéntanos algo en los Comentarios o ven a nuestro Foro!

LO MEJOR
Grabación de vídeo muy mejorada respecto de sus predecesores
Buen rendimiento del Kirin 990
Diseño cuidado y de calidad
Sigue manteniendo la corona en fotografía móvil
La cámara lenta de 7680 FPS es impresionante
Carga rápida de 40 W y carga inversa inalámbrica
Reconocimiento facial 3D
Resistencia al agua IP68
Altavoz de buena calidad con volumen alto sin distorsión
Excelente en el apartado fotográfico
Sensor de huellas en pantalla
Autonomía sobresaliente
LO PEOR
Sin servicios de Google
Pierde nivel de zoom y de gran angular respecto del P30 Pro
Sin microSD, solo formato NMcard propietario
Sin WiFi 6
Menos resolución que el Mate 20 Pro
El precio es elevado teniendo en cuenta la carencia de servicios de Google
Premio a Huawei Mate 30 Pro
  • Producto: Huawei Mate 30 Pro
  • Fecha: 12/12/2019 20:05:55
Redactor del Artículo: Antonio Delgado

Antonio Delgado

Ingeniero Informático de formación, redactor y analista de hardware en Geeknetic desde 2011. Me encanta destripar todo lo que pasa por mis manos, especialmente lo más novedoso en hardware que recibimos aquí para hacer reviews. En mi tiempo libre trasteo con impresoras 3d, drones y otros cachivaches. Para cualquier cosa aquí me tienes.