Thermaltake Level 10M

por Javier Rodríguez 06/01/2013 1

Introducción.

Un ratón de dimensiones poco convencionales con un diseño trabajado para que todo el ratón parezca una estructura en suspensión. Un ratón con un coste de más de 100 Euros y con el sensor referente para los mejores ratones del mercado. Esta es la carta de presentación del Thermaltake Level 10M tras varios meses de desarrollo con un resultado que a nosotros nos ha dado una de cal y una de arena.

Prestaciones técnicas.

Thermaltake no ha escatimado con este ratón. 100 Euros de coste para su punta de lanza en diseño que se traducen no solo en un diseño muy trabajado, de funcionalidad discutible, pero sin duda muy trabajado. Cuenta con el buscado y deseado Avago ADNS-9800. Un sensor laser de alta sensibilidad capaz de producir hasta 8200dpi con actualizaciones de 1000Hz sobre un interfaz USB 2.0.

Thermaltake  lo clasifica como un ratón para RTS y MMO pero particularmente lo recomendaría únicamente para RTS dado que su configuración de botones, ni por número ni por posicionamiento, se adecua bien a la mayoría de RTS. Siete botones programables son los que presenta con una memoria integrada de 128Kb donde almacenar hasta 5 perfiles que quedan grabados en el ratón sin necesidad de controladores.

El cable, que es una de las cosas más discutibles del diseño de este ratón, tiene un largo de 1.8m con un cable protegido y un conector de alta calidad. Cuenta con varios leds configurables en color, siete colores, con opción a algunos efectos visuales como “respiración”. Podemos configurar estos colores por software y a medida de cada perfil.

El ratón dispone también de cuatro pasos de resolución que podemos configurar de forma independiente dentro de los 800 hasta los 8200dpi. Pesa 185gr así que estamos delante de uno de los ratones gaming más pesados del mercado y eso se debe sin duda a su estructura metálica. Es también uno de los más grandes con unas dimensiones de 147 x 67.5 x 38.8mm. Un ratón que en dimensiones naturales no queda tan lejos de magníficos ratones como el Performance MX de Logitech pero con un diseño muy forzado y discutible.