Los Mejores Ratones Gaming Baratos

por Jordi Bercial 31/07/2018 4

Cosas a tener en cuenta al elegir el mejor ratón gaming barato

A la hora de adquirir los periféricos para nuestro nuevo equipo, a menudo surgen dudas o situaciones, que o bien nos hacen gastar una cantidad excesiva de dinero en algo que no necesitamos, o por el contrario, nos conformamos con periféricos con calidades pésimas, faltos de características, o que simplemente no están diseñados para el uso que se le va a dar. Con esta guía mostramos los mejores ratones gaming baratos que se pueden encontrar en las gamas de distintas marcas.

A la hora de elegir un ratón para nuestro equipo, hemos de tener en cuenta varios factores, empezando obviamente por nuestras preferencias acerca de un ratón más grande o más pequeño, número de botones, etc, donde por ejemplo un ratón orientado a juegos tipo FPS tendrá menos botones y con funciones distintas que un ratón orientado a juegos MOBA, el cual generalmente será más caro dado el mayor número de elementos que lo componen.

Aun así, siempre se hará eligiendo un ratón que goce de una buena precisión, un número útil de botones, que sea cómodo, y a fin de cuentas priorizar aspectos técnicos a aspectos estéticos, un mal mayor en este mundo, que hace que ratones muy baratos, incómodos, y de mala calidad pero con líneas agresivas y RGB, reciban más compras que ratones de calidad a precio contenido. Específicamente, a un precio inferior a los 50 euros, que es la franja en la cual podemos encontrar un ratón gaming de calidad al mismo tiempo en que podemos considerarlo barato.

Ratón NewSkill EOS

A un precio de 49,95 euros, se sitúa en la cifra límite de precio que nos hemos fijado para elegir un buen ratón. Este modelo, por ejemplo, es más ideal para juego tipo FPS.

Este ratón cuenta con un sensor óptico Pixart PMW3360 de 16000DPI, botones de alta durabilidad con una vida útil de 20 millones de pulsaciones, y la tan aclamada iluminación RGB que nos gusta tanto en esta época.

Con un cable de 1.8 metros, nos aseguramos de que llegará al equipo esté donde esté, ya sea sobre un escritorio o bajo éste, y el software dedicado al ratón nos permitirá asignar efectos de iluminación y configurar botones y macros sin dificultad alguna, además de tener un acceso eficiente a los ajustes de polling rate, DPI, e incluso asignar colores de la iluminación a niveles de DPI. Puedes comprobar sus virtudes y defectos en nuestra Review del ratón NewSkill EOS.

Ratón NOX Krom Khuno

39,90 euros es el precio que Nox le ha dado a este ratón con sensor Pixart 3310, que comparte con marcas que asociaríamos a modelos más caros como SteelSeries o Corsair, pero a un precio más reducido. Podemos conocer todos sus detalles en nuestra Review del Nox Krom Khuno. Aun así, nos llevamos un ratón con un sensor de buena calidad, switches OMRON, y un diseño ergonómico que nos permitirá coger el ratón sea cual sea nuestro agarre.

Este ratón goza de un valor máximo de 5000DPI, que junto a su velocidad máxima de 130 pulgadas por segundo, y aceleración de hasta 30G, lo hacen un ratón ideal para comenzar en el mundo del gaming sin tener que gastarse una suma importante de dinero en un ratón con prestaciones más avanzadas.

Ratón Nox Krom Kadru

Otro ratón de la gama Krom, el NOX Krom Kadru. En esta ocasión es un ratón inferior al Nox Krom Khuno, lo cual se refleja tanto en su diseño, como en su reducido precio de 25 euros. La primera de las concesiones la podemos ver nada más encender el ratón, y ver el resplandor rojo bajo él. En efecto, este ratón utiliza un sensor óptico estándar en vez de uno óptico UV, el Pixart 3050. Sus prestaciones lo hacen moverse con soltura sobre cualquier tipo de superficie, y permite un ajuste de resolución de entre los 250 y los 4000dpi, que si bien no son extremadamente altos, son más que suficientes para la mayoría de jugadores de cualquier tipo de juego.

Éste ratón es apropiado para cualquier tipo de juego como ya hemos dicho, y gracias a su estética poco escandalosa, es un ratón apto para todos los públicos, sin luces estridentes, más allá de una rueda de ratón retroiluminada y una fina línea lateral, además del logo, dándole una apariencia elegante, y siendo totalmente configurable mediante software, tal y como podemos comprobar en esta review del Nox Krom Kadru y que guarda un gran parecido con el software de su hermano mayor.

Ratón Aorus M3

Nos desplazamos a Aorus con su M3, a la venta por un precio de 40 euros, y en esta ocasión nos encontramos con un ratón con un diseño sobrio, respaldado por la calidad de Gigabyte. Podemos comprobar su calidad en nuestra Review del ratón Aorus M3, en la que nos asegura que el ratón funcionará sin problemas, en parte gracias a sus switches OMRON, switches que nos aseguran una gran longevidad de 20 millones de clics.

Esto, junto a sus dos botones laterales y su diseño, a la par que adaptable a cualquier tipo de agarre, lo hace un ratón cómodo tanto para juegos como para trabajo, donde tampoco va a pecar de llamativo dado que su única zona RGB se encuentra en la parte trasera iluminando el logo, parte que va a estar tapada con la mano la mayor parte del tiempo.

Gracias a su simetría el ratón es apto para zurdos, un mercado muy desatendido por las principales marcas, por lo que se agradece ver como Aorus ha tenido en cuenta que existe un gran número de usuarios de ordenador que usan el ratón con la mano izquierda, aunque efectivamente, el contar con solo dos botones en un lateral lastrará a aquellos jugadores que no puedan pulsar los botones del lado contrario, es decir, del meñique.

Corsair Sabre RGB

A un precio de 49,99 euros, este ratón de la prestigiosa marca Corsair nos trae un pellizco del buen hacer de la marca con un ratón ligero, con un peso inferior a los 100 gramos que lo hace ideal para juegos con gran actividad de ratón, permitiendo movimientos rápidos y precisos gracias también a su sensor Pixart 3988, un sensor óptico IR con una resolución máxima de 6400cpi y que Corsair ha llevado a los 10000DPI sin comprometer la precisión de los movimientos.

Este ratón cuenta además con nada menos que 8 botones programables, todos ellos con switches OMRON que nos aseguran una vida útil de 20 millones de pulsaciones por botón y que nos entregarán un tacto satisfactorio desde el primer día, así como un polling rate de 1000Hz y un generoso cable trenzado de 1.8m.

Como no podía ser de otra forma, el ratón Corsair Sabre RGB utiliza un software acorde a sus posibilidades, donde podremos configurar todos y cada uno de los botones incluidos con este ratón, además de ajustar los pasos de DPI y la iluminación de sus 4 zonas RGB.

Ratón Logitech G203 Prodigy

En la gama baja de Logitech encontramos el G203, una versión renovada y supuestamente recortada del Logitech G Pro que, profundizando en su funcionamiento, no parece haber perdido tanto. De hecho, contrario a lo que se esperaba, su nuevo sensor que sustituye al Pixart 3366 parece ser más preciso, contrario a lo que nos podría sugerir la bajada de los 12000DPI máximos del Logitech G Pro hasta los 8000DPI máximos del Logitech G203.

Con una estética muy neutra y elegante, respaldada por un ligero toque de iluminación regulable por zonas, un cable con sleeve, seis botones programables, y la calidad de construcción a la que Logitech nos tiene acostumbrados, el precio de 41,50€ que la compañía le ha puesto a este ratón nos parece un muy buen precio merecedor de un puesto en esta lista, pues aun llevando más de un año en el mercado, sigue siendo una muy buena opción de compra.

Ratón Sharkoon SharkForce Pro

Con un impresionante precio de 19.99 Euros, el Sharkoon SharkForce Pro se proclama como el segundo ratón más económico de esta guia, que aún así cuenta con un sensor óptico Pixart PAW-3307 y switches OMRON que le aseguran una longeva vida a este ratón.

Con una estética cuidada a la par que llamativa, está disponible en cinco colores, los cuales determinarán también el color de la iluminación del ratón, que será fija en vez de RGB para ahorrar en costes a la vez que se ofrece un ratón bonito y llamativo, que no se hace incómodo para trabajar durante largos periodos de tiempo.

Ratón Motospeed V10

Por último, tenemos el Motospeed V10. Es el ratón más económico que hemos podido encontrar con un nivel de calidad aceptable, y técnicamente es un periférico muy similar al Kadru. Su sensor Pixart 3050, así como sus switches OMRON nos aseguran que será un ratón longevo, y tanto su forma general como su gran cantidad de iluminación RGB nos dejan entrever que es un ratón enfocado puramente al gaming, con el que no todo el mundo se sentirá totalmente cómodo, y que quizá no sea el más adecuado para trabajar.

Funcionalmente es, si no el mejor, de los mejores ratones sub-20 euros que hemos podido encontrar, pues además de lo ya mencionado, incluye además de los apoyos de teflón incorporados, unos apoyos de recambio, grips en símil piel, cable con sleeve en rojo y negro que aumentará su durabilidad, y una pequeña memoria interna donde almacenar macros.

Comparativa entre ratones gaming económicos

Para comprender mejor qué significa todo esto, vamos a ver cómo se comparan los ratones entre sí, al menos sobre el papel, y ver porqué elegir unos ratones antes que otros. Teniendo en cuenta que en esta guía está enfocada a encontrar los mejores ratones gaming baratos, hay que tener en cuenta principalmente su sensor (con DPI) y su número de botones, además de su precio.

Aquí podemos ver como ratones como el NewSkill EOS comparten sensor con ratones el doble de caros como el SteelSeries Rival 700, un ratón que si bien incluye ciertos “juguetes” como respuesta háptica o una pantalla OLED que generalmente no veremos, el sensor es el que es, y al final lo que nos importa como usuarios de un ratón, es que sea preciso, no que nos marque la hora.

Es destacable ver como la más mínima inclusión aumenta el precio de forma sustancial, como podemos ver en el Razer Deathadder Elite, un ratón que tampoco destaca sobre el NewSkill EOS, salvo por contar con unos switches propios diseñados en conjunción con OMRON, que vienen con un aumento de precio de 30 euros respecto al primero. Y es que destacar en este segmento, es tarea harto complicada.

Un filón que ha sabido aprovechar Zowie es, como hemos comentado más atrás, el hacer un ratón ambidiestro de verdad, pues si bien el Aorus M3 goza de un diseño simétrico, al menos en forma, el Zowie FK2 es el único ratón de esta lista que, si bien supera los 50 euros, es un ratón realmente ambidiestro con dos botones laterales en cada lado del ratón.

Tecnología de los Ratones Gaming

Muchos podréis pensar que cuantos más DPI mejor, igual que podría pasar con los megapíxeles a la hora de elegir que cámara es mejor en un móvil. Realmente, es complicado que lleguemos a sobrepasar la cifra de los 4000 DPI en un uso normal, pues como habréis podido observar si habéis tenido un ratón que sobrepase esa cifra, la velocidad de movimiento y la falta de precisión debido a ello son tan absurdas que ni siquiera nos planteamos acercarnos a la velocidad máxima del ratón, que suele rondar los 12000 o 16000 DPI.

Por otra parte, algunos sensores se encuentran con adiciones como predicción de movimientos o aceleración integrada, cosa que definitivamente no queremos si queremos jugar desarrollando la memoria muscular, ya que un movimiento rápido movería el punto de mira de un arma de forma más rápida e incontrolable en un ratón con aceleración que en uno sin. De ahí también el hecho de desactivar dicha aceleración en los juegos.

Por ahora, la marca de referencia en sensores es Pixart, por lo que todos aquellos ratones que monten sensores de esta marca, o sensores basados en uno de ellos como es el caso de Logitech con su sensor HERO basado en el Pixart 3366, son a los que debemos apuntar por norma general.

Algo similar pasa con los switches, pues ahora mismo la principal marca reconocida de switches para ratones es OMRON, por lo que por norma general, si un ratón no monta OMRON, es muy posible que esté montando switches de mala calidad. Por tanto, podemos ver como algunas marcas como Razer cooperan con OMRON para fabricar switches de calidad que se ajusten a las especificaciones que desea el fabricante del ratón.

Conclusiones

Como veis, a veces resulta complicado escoger un ratón de calidad, y es lo que hemos realizado en esta guía. Con precios que oscilan entre los 18 y los 50 euros, tenemos ratones para todos los gustos, con una calidad mucho más que suficiente, y donde nos aseguramos que nos llevamos a casa un producto que nos va a durar mucho tiempo, además de proporcionarnos sensaciones mucho mejores tanto en nuestro trabajo como en nuestras sesiones de juego.

Por tanto, en la tabla superior, podemos ver como por ahorrarnos el precio de dos desayunos en un ratón que, teóricamente, debería durar años, nos llevamos a casa un ratón cuyos switches y sensor no tienen marca, y junto a las malas valoraciones que podemos encontrar de ese modelo en los principales portales de compra, podemos hacernos una idea de lo mala idea que puede llegar a ser.

Como recomendación personal, y como usuario de un Logitech G403 que incorpora un sensor prácticamente idéntico al del Logitech G203, recomendaría este último debido a varios factores. Añadido a su económico precio de 41,50 euros, este ratón junta potentes prestaciones para casi cualquier jugador, ya sea casual o competitivo, un diseño al que es muy fácil acostumbrarse y se adapta muy bien en la mano y destaca lo justo para ser elegante, y por ultimo pero no menos importante, un peso de tan solo 85 gramos, que combinado con el buen tacto que proporcionan los switches OMRON, y todo esto respaldado por la garantía de Logitech, nos da el que creo que es el ratón con mejor relación calidad-precio en esta reñida franja por debajo de los 50 euros.

Fin del Artículo. ¡Cuéntanos algo en los Comentarios o ven a nuestro Foro!