Ratón óptico Nox Krom Kadru

por Javier Rodríguez 31/12/2016 4
Sensor
Cable
Otros
Precio
Web
Optico Avago ADNS-3050
cubierta textil, 150cm
RGB, switches LED y Hz
25 Euros
Puntuación de NOX Krom Kadru en la review:

El hardware adecuado para el gamer medio

Introducción

El nuevo Krom Kadru de Nox es uno de esos ratones que nos permitirán un uso combinado para jugar y trabajar con solvencia en todas esas tareas y con un diseño cuidado que nos permitirá un manejo cómodo y un toque de distinción en nuestro escritorio.

Está basado en tecnología de luz visible con un sensor Avago de la serie 3000 y eso es garantía de buen funcionamiento en todas las superficies. Tiene también elementos pocos comunes en ratones modernos como los que os descubriremos mas adelante. Uno de los últimos ratones en salir al mercado en 2016 y puede que también uno de los más interesantes para comprar, por debajo de los 25 Euros, en 2017.

El hardware adecuado para el gamer medio

El Krom Kadru es sin duda un ratón para jugar, tiene el hardware adecuado para ello, y también el factor de forma pertinente. Tiene la ventaja de que ha combinado un hardware medio con acabados de calidad y un precio bastante sorprendente. Todo eso invita a ilusionarse con este ratón. Pero vamos a los detalles.

El sensor utilizado es todo un clásico. Se trata de un Avago, ahora Pixart, ADNS-3050. Un sensor óptico de espectro visible con la clásica luz de led roja. Tiene unas prestaciones que le permiten manejarse bien en cualquier tipo de superficie y permite ajuste de resolución entre los 250 y los 4000dpi. Resolución óptica real, sin ningún tipo de interpolación.

Este sensor permite una velocidad de hasta 60 pulgadas/segundo y una aceleración de 20G. Prestaciones adecuadas para casi cualquier tipo de juego. La electrónica del ratón nos permitirá también elegir la frecuencia de actualización entre 250, 500 o 1000Hz. Podemos hacerlo por software, aunque curiosamente, este ratón tiene un switch en su parte inferior que nos permite hacer este ajuste directamente en el ratón. Es uno de esos elementos poco comunes que tiene este ratón y que lo hace una unidad bastante especial.

La configuración de botones es también bastante clásica, e ira bien para RTS, MOBA y FPS. Son seis botones, dos principales, dos botones para pulgar en el lateral izquierdo, la rueda de scroll con botón integrado y un botón extra detrás de la rueda que por defecto nos permite activar los perfiles de resolución del ratón.

La rueda tiene un paso suave, sin clic audible, y es también una de las tres zonas de leds que permiten tener a este ratón capacidad de iluminación RGB. Se desplaza sobre tres pies de teflón y el sensor óptico está perfectamente centrado en el cuerpo del ratón, como debe ser.

Tiene tiempos de reacción muy bajos y en nuestras pruebas la elevación permisible sin perdida evidente de rastreo es de entorno a los 3mm de altura. No es una capacidad configurable en este modelo, pero está dentro del rango que consideramos optimo en cualquier ratón de calidad.

Diseño cuidado y materiales de calidad

Diseño cuidado y materiales de calidad

El hardware del Krom Kadru es bastante interesante, de gama media, pero el diseño para mi es de lo más “Premium” que ha pasado por mis manos en las últimas semanas. Tiene ese modelaje clásico, que nos recuerda a los mejores diseños de SteelSeries o también a los IntelliMouse de Microsoft.

Esto se traduce en un cuerpo de tamaño medio con botones principales cortados en plano sobre el “lomo” del ratón. Grandes botones de pulgar y una curva perfecta para descansar toda la mano sobre él. Una rueda grande, con tacto a goma, y botones opcionales en un tacto de plástico pulido.

El cuerpo este fabricado en plástico con ese color mate y tacto suave pero perfectamente acabado y con una sensación de calidad excelente. Acoge bien a la mano y el tacto es perfecto. En las zonas de agarre el plástico es más rugoso, pero no está acabado en goma. Hay jugadores que prefieren la goma, otros estarán más a gusto con un acabado más delicado como este. Personalmente creo que ofrece agarre y llevara mejor el paso del tiempo que las superficies de goma.

El peso general del ratón esta también dentro de lo habitual para ratones de este tamaño. Tiene unos 160 gramos de peso, sin configuración posible. Las dimensiones son 130mm de largo, 65mm de ancho y 45mm de alto.

Tiene tres zonas de iluminación RGB, una de ellas poco habitual, con efectos hasta cierto punto configurables. Una de las zonas es la rueda de desplazamiento, con el led en su interior, otra está en la zona de reposo de la mano y forma mediante laser el logo de la marca, y una tercera zona de iluminación marca todo el perfil lateral del ratón. Esta zona es especialmente rara de encontrar y le da un toque de diseño cuidado al ratón. Podemos desactivar la iluminación desde la zona de apoyo del ratón con otro switch de encendido y apagado poco habitual. 

Software e iluminación

Software e iluminación

El Krom Kadru viene equipado con un pequeño programa de configuración y cuenta con 64KB de memoria interna donde grabar diferentes perfiles, configuraciones y también macros mediante un potente programador. Una vez grabadas en el ratón no tenemos por qué hacer uso del programa para aprovechar estas personalizaciones.

El programa es muy sencillo de utilizar y dispone de los parámetros básicos de cualquier ratón. Podemos elegir la frecuencia de muestreo, que en el software añade un modo adicional de 125Hz, diferentes perfiles de velocidad, hasta cuatro, con configuraciones entre los 250 y los 4000dpi. Cada perfil de resolución podemos asignarle un color, dentro de la paleta completa RGB, y cuando cambiamos también podremos elegir un efecto lumínico que nos avisara del nuevo ajuste.

Podremos también cambiar la configuración de los botones del ratón, salvo el botón izquierdo principal, entre diferentes combinaciones donde destaco las funciones multimedia, el modo de triple-clic, la posibilidad de ejecución de comandos combinados, macros en bucle, etc.

Entre las configuraciones RGB la configuración dominante es la que nos notifica de la resolución que tenemos activada en el ratón. A partir de ahí podemos tener efectos extra. Por ejemplo, si elegimos el modo respiración el ratón realizara este efecto de encendido y apagado progresivo con el color del perfil de resolución que tengamos asignado. Sin embargo, si elegimos el modo “neon” podemos activar un modo cíclico de paleta RGB y el ratón solo adoptara el perfil de color de resolución cuando hacemos el cambio y solo por algunos segundos. En este modo recorrerá toda la paleta de colores, uno de los modos más apreciados por todos en periféricos con iluminación RGB.

El modo avanzado de configuración del ratón ofrece el motor de configuración de Macros y también otros parámetros interesantes como la velocidad de doble-clic, velocidad de rueda de desplazamiento vertical o la velocidad del ratón en Windows. Tiene también un sistema de corrección de curvas mediante software.

Nuestra experiencia y conclusión

Nuestra experiencia y conclusión

No es mi primera experiencia con este sensor, es ya todo un clásico. Es un sensor excelente que forma parte de algunos de los mejores ratones ópticos de precios ajustados del mercado. Todas las marcas “gaming” de prestigio tienen algún modelo en el mercado con este sensor. Ofrece potencia y calidad en un formato muy querido por muchos jugadores.

Nox potencia este sensor con un diseño muy bien trabajado en el Krom Kadru. Sus elegantes zonas de iluminación, el color negro (también hay opción en blanco-negro) combinado entre zonas mate y brillantes, la buena disposición de los botones y ese diseño clásico que nos recuerda a algunos de los mejores ratones de la historia. Todo encaja perfectamente en un precio inferior a los 25 Euros, incluso con alfombrilla a juego podemos encontrarlo por debajo de los 25 Euros, casi un regalo.

  • Producto: Nox Krom Kadru
  • Fecha: 31/12/2016 11:17:56
Secciones: Ratones