Creative Sound Blaster ROAR SR20A

por Javier Rodríguez 21/11/2014 1
Conductores
Potencia
Bluetooth
Precio
Web
2 altos, 1 subwoofer, 2 pasivos
33W RMS total
3.0 con perfiles A2DP y manos libres
149 Euros

Introducción

Hay muchas clases de altavoces portátiles y luego están los últimos modelos de Creative. Modelos como el Roar que no solo presentan una calidad muy respetable para su tamaño sino que además integran tecnologías de última generación para que de lo único que tengamos que preocuparnos sea de disfrutar de nuestra música.

Conectividad

Creative es posiblemente la marca que más tecnología anda integrando en sus altavoces y auriculares de última generación. Tecnologías como NFC las llevan usando ya en algunas generaciones y combinado con Bluetooth 3.0  y códec como aptX logran bajas latencias, una calidad de compresión excelente. NFC permite, combinado con Bluetooth, que sincronicemos estos altavoces con un solo toque con nuestro tablet o con nuestro smartphone y que inmediatamente estén sincronizados y podamos acceder a sus servicios tanto de entrada como reproducción de sonido.

La tecnología NFC de los Creative ROAR SR20A permite sincronizar dos dispositivos de forma simultánea. Podemos conectar nuestro teléfono, disfrutar de sus funciones de manos libres, y a la vez usar los altavoces reproduciendo contenidos de nuestro Mac, PC, tablet, etc. Si recibimos una llamada se activará el audio, de entrada y salida, de nuestro teléfono. Podremos conversar con excelente calidad y al colgar volveremos a recuperar el sonido del otro dispositivo sincronizado.

El Creative ROAR SR20A admite varios modos de conectividad Bluetooth, emparejamiento cerrado seguro o promiscuo para que podamos compartir la unidad con cualquier dispositivo sin restricciones o limitar su uso a algunos dispositivos previamente definidos. Usemos alguno de los modos cerrados o el modo promiscuo, con un selector dedicado en la zona posterior, siempre tendremos que hacer uso del NFC o abrir nosotros el modo de emparejamiento así que no es que cualquiera que pase vea nuestro dispositivo Bluetooth disponible. Aun así hay que recordar que esta unidad cuenta con micrófonos así que no es solo que puedan usar nuestro dispositivo para reproducir música, también podrán captar audio.

Con solo acercar nuestro dispositivo NFC podremos sincronizar ambos sin una sola clave o código.

Sea como fuere el Creative ROAR SR20A cuenta con un sistema fácil y de conectividad múltiple con el que podemos conectar rápidamente cualquier dispositivo, sobre todo si son NFC, ofreciendo además conectividad de alta velocidad y con compresión de calidad con códec muy establecidos como aptX que es derivado del broadcasting y que podemos encontrar en infinidad de dispositivos como dongles de PC, teléfonos Lumia y Xperia, Samsung, etc.

Panel de controles del ROAR SR20A de Creative.

Pero además estos altavoces permiten también conectividad física de varias formas. Podemos conectarle tarjetas MicroSD y podemos reproducir directamente diversos formatos de archivo, los más comunes están soportados, con navegación por carpetas y varios métodos de reproducción. El problema es que sin una pantalla dependeremos únicamente de los mensajes sonoros, claros y en voz, pero sonoros. El slot de memoria también se puede usar para grabar nuestras conversaciones de voz, ya sean con el micrófono integrado en los dispositivos Bluetooth conectados o mediante sus propios micrófonos, y es un lector de tarjetas así que si conectamos el ROAR al PC o al Mac podremos acceder a la tarjeta de memoria para grabar o leer datos.

También podemos usar cualquier fuente auxiliar mediante su conexión Mini Jack estéreo. De hecho con el cable adecuado podemos concatenar hasta dos Creative ROAR SR20A perfectamente sincronizados entre ellos siendo uno el que hace las veces de maestro y el otro de esclavo. Pero también podemos usar cualquier otra fuente analógica por este conector y también cualquier otro altavoz como esclavo, no tiene por qué ser otra unidad ROAR. Eso sí, necesitaremos un cable especial que no viene con el ROAR, que hay que comprar a Creative, y que cuesta 20 Euros.