ASUS Radeon R9 380 2GB Strix

por Javier Rodríguez 18/06/2015 3
Frecuencias
RAM y bus
Conexiones
Precio
Web
1010MHz GPU, 5.5gbps RAM
2GB GDDR5 256-Bit
2xDVI,1xHDMI 1.4, 1xDP 1.2
229 Euros

Introducción

Los que tengáis una Radeon R9 285 en casa no debemos temer por la renovación de gama que tendrá lugar durante estos días, todas las series 300 son modelos renombrados de la serie 200. Las gráficas verdaderamente novedosas estrenan gama, la gama Fury, que recuerda a las primeras ATI, algunas míticas, como la Fury Maxx.

Se resume rápidamente, esta tarjeta Radeon 380 de la gama Strix es idéntica, literalmente, a la Radeon 285 Strix que quizás lleves ya disfrutando algunos meses y que, por otro lado, es una fantástica tarjeta para el que gusta de rendimiento equilibrado con un sistema de ventilación revolucionario.

Mismas prestaciones, algunas novedades

El Radeon 380 de AMD es un chip basado en el Radeon R9 285. Se trata por tanto de un chip Tonga con 1792 motores de shaders y un proceso de fabricación de 28nm. Es un chip donde se han hecho algunos ajustes para bien pero que sin duda no resultan en un producto nuevo.

Las frecuencias de trabajo han aumentado de 954 a 990MHz, con las mismas frecuencias en memoria (5.5gbps). La diferencia en frecuencias de GPU es casi de un 5%, más o menos la mejora que veremos en nuestros resultados. Por otro lado las frecuencias de memoria se mantienen iguales. Son 5.5gbps de velocidad de bus, con un bus de 256-Bit que se traduce en 176GB/s.

Este modelo en concreto cuenta con 2GB de frame buffer pero es fácil que encontremos modelos de 4GB desde su lanzamiento. Es una gráfica destinada a mover monitores de resolución 1080p, con precios que rondarán los 200 Euros, así que 2GB es una capacidad de memoria adecuada para este escenario.

Son gráficas que soportarán, en mayor medida, las mejores prestaciones de DirectX 12 y por tanto se convertirán en una buena compañía para los próximos meses donde veremos toda su capacidad de proceso brillar de forma independiente, al menos en buena medida, de la CPU de nuestro sistema.

Los consumos han mejorado algo en la revisión del proceso de fabricación pasando de unos 190w hasta poco más de 170w. No hay mejoras en este sentido pero seguiremos disfrutando de la tecnología ZeroCore que es, en buena medida, garante de la prestación más llamativa de este modelo en concreto.

Las novedades de esta gama vendrán más por el software que por el hardware. Windows 10 está a la vuelta de la esquina, vendrá con DirectX 12. Este cambio de API promete dar nueva vida a este tipo de gráficas compatibles. AMD también trabaja para que la revolución del VR no se les escape de las manos con su tecnología Liquid VR que está, como todas, ahora mismo en fase de dar soluciones a los problemas que traen consigo estas tecnologías para las ya cargados motores gráficos.

DirectX permitirá que la CPU quede en un segundo plano en nuestros juegos. Las unidades de sombreado de la tarjeta gráfica serán la nueva base de trabajo para el calculo asociado a la generación de la imagen y permitirá, por ejemplo, escenarios más saturados y complejos y objetos más detallados además de texturas más complejas.

Se introducen también mejoras interesantes en los controladores. La mejor de todas, en mi opinión, poder establecer un marco de FPS objetivo. Este tipo de configuración da mucha libertad al usuario, sobre todo al que no usa vsync, de elegir cómo quiere que rinda su sistema. Sirve para ahorrar energía, ahorrar en ruido, etc. El nuevo driver 15.15 lo hace accesible a todo el mundo.