AMD Radeon R9 Nano

por Javier Rodríguez 10/09/2015 9
GPU
Memoria
Largo
Precio
Web
AMD Fiji
4GB HBM 4096-Bit
Menos de 160mm
709,90 Euros

Introducción

Cada uno de estos nuevos modelos introducidos no solo ha tenido su propio nicho de rendimiento, siempre dentro de la gama alta, sino que lo ha hecho con una forma diferente de concepto de tarjeta gráfica. La Radeon R9 Fury X es una espectacular tarjeta de tamaño compacto que se refrigera con un silencioso sistema de refrigeración líquida que va integrado y controlado por la tarjeta. La Radeon R9 Fury es un concepto convencional en un formato más grande con refrigeración de hasta tres ventiladores y con una infinidad de modelos personalizados por parte de los mejores fabricantes de gráficas.

Dos modelos magníficos, quizás algunos menos potentes de lo esperado y quizás padeciendo de un proceso de fabricación demasiado grande para su diseño. Pero todo esto se olvida cuando abres la caja donde se esconde el “Sample” que AMD nos manda para el análisis de su nueva tarjeta. La Radeon R9 Nano.

AMD Fiji

El Fiji, el chip que da vida a esta gama, incorpora un diseño sin precedentes sobre todo en lo referente al bus de memoria incorporado. También se introducen mejoras a otros niveles sobre la base de la arquitectura GCN 2.0 de AMD.  

Hasta ahora todas las tarjetas, salvo excepción en modelos de diseño a medida para aplicaciones muy concretas, contaban con una GPU principal y un bus de memoria más o menos grande con un framebuffer identificable por esa serie de chips que rodeaban, incluso en ambas caras del PCB de la tarjeta, a la GPU. Cuanta más RAM más chips.

AMD incorpora una nueva tecnología en esta tarjeta denominada HBM (High Bandwidth Memory) que se incorpora, en cierta forma, al encapsulado del procesador en forma de estructura tridimensional. La memoria comparte un sustrato con la GPU, no directamente el mismo “die” y ésta se configura en capas apiladas que reducen de forma notable la necesidad de espacio para su incorporación y, más importante, la energía necesaria para su funcionamiento.

De este modo se consigue una reducción de espacio de casi a la mitad sobre una configuración tradicional a la vez que se reduce de forma notable la necesidad eléctrica de la tarjeta y por tanto su aprovisionamiento de fases de alimentación. El interfaz de comunicación está formado por un bus de 4096-Bit que logra un ancho de banda de 512GB/s, el más alto que podemos encontrar a día de hoy. Estas unidades contarán con 4GB de Framebuffer, algo corto para algunos juegos en 4k, pero esa sin duda es una de las limitaciones de este nuevo concepto.

Esta nueva arquitectura trae consigo muchas mejoras, sobre todo en el formato de la tarjeta, pero no nos engañemos, esta tarjeta sigue manteniendo unos requerimientos de refrigeración que no se pueden contentar con un simple ventilador y un pequeño disipador, que es lo que entraría en este formato tan reducido, de menos de 200mm de largo.

Especificaciones técnicas

A diferencia de la Radeon 9 Fury, la Radeon R9 Nano no tiene apenas diferencias técnicas con respecto a la tarjeta de gama más alta dentro de la gama Fury que es la Radeon R9 Fury X. Su característica más llamativa es común a toda la gama. Me refiero a su sistema de memoria HBM con 4GB VRAM, un ancho de banda de 512GB/s y bus de datos de 4096-Bit. La memoria trabaja a los mismos 500MHz nominales, tal y como lo hace en el resto de la gama.

La Radeon R9 Nano y la Radeon R9 Fury X son gráficas de prestaciones con la única diferencia de la frecuencia turbo que se reduce hasta los 1000MHz en la Nano cuando la Fury X tiene una frecuencia de 1050MHz. El resto de las prestaciones son idénticas.

Esto significa que disfruta de 4096 motores de shaders distribuidas en 64 unidades de computación. Es capaz de desarrollar una potencia de cálculo de más de 8TFlops. Sus 256 unidades de texturas y sus 64 unidades ROPs son garantizan un rendimiento de calidad en aplicaciones que no usen las últimas técnicas basadas en Shaders.

Pero a pesar de tener prácticamente las mismas especificaciones que el modelo refrigerado por agua, AMD consigue en este modelo que consuma 100w menos de TDP, quedando en 175w, que requiera únicamente un conector PEG de 8 contactos y un único ventilador de tamaño “normal”. Todo esto parece milagroso y nos llevará a hacer pruebas para comprobar que todo es como se promete.

Las Radeon R9 Nano comparten todas las prestaciones de sus hermanas y por tanto es capaz de un desempeño extraordinario, el mejor rendimiento por pulgada sin lugar a dudas. El formato sorprende, es extraordinario, pero antes tenemos que describir algunas de las características más interesantes de estas tarjetas. Pero antes viene bien recordar que las Fury soportan Displayport 1.2, pantallas 4k a 60Hz, con tres conectores de este tipo en el frontal y un HDMI 1.4 (una pena por el HDMI 2.0). Soporta hasta cuatro pantallas simultaneas.