Corsair Glaive RGB con Pixart PMW3367

por Javier Rodríguez 19/06/2017 2
Conectividad
Sensor
Otros
Precio
Web
USB 2 metros
Pixart PWM3367 optico
Apoyo modular, RGB
79,90 Euros

Introducción

Corsair combina uno de sus sensores más modernos, desarrollado conjuntamente con Pixart, con nuevos elementos de diseño en el que es sin duda su ratón más experimental. El Corsair Glaive RGB  esta diseñado para juegos FPS y MOBA, con iluminación RGB, y la potencia de su software CUE que nos permite combinar múltiples periféricos de Corsair desde un único panel.

Uno de sus ratones más potentes hasta la fecha, pero también uno de los más caros. Un precio elevado de 80 Euros que pone nuestras expectativas muy altas a la hora de analizar las diferentes prestaciones y características de este modelo.

Un sensor óptico a medida, con resolución láser

Corsair estreno este sensor personalizado con el Corsair Scimitar Pro. Es un sensor óptico evolución de uno de los mejores sensores de los últimos tiempos, el 3366. Evolucionado porque soporta más resolución óptica, sin interpolación, pasando de 12000 a 16000dpi. Resoluciones que seguramente no usaremos nunca pero que dan la medida del tipo de ratón que estamos probando.

El Pixart PWM3367 un sensor preciso y con una aceleración sorprendente que Corsair ha optimizado para lograr velocidades de rastreo muy elevadas a resoluciones muy altas. Logra un movimiento muy suave y fluido mediante una capacidad de proceso superior. A resoluciones bajas y medias demuestra una aceleración sorprendente que nos permitirá mantener precisión de movimiento con una capacidad de reacción superior.

Su punto de rendimiento más equilibrado, para jugadores medios, lo encontramos en los 3000dpi donde se muestra ágil, rápido y con una respuesta sobresaliente. Es un sensor con LOD (Lift off distance) configurable de entre 1.2 hasta 2.5mm. Tiene capacidad de ajuste a superficie con su calibrador integrado. Un conjunto de prestaciones a las que se suman el tradicional ajuste de frecuencia entre los 125 y los 1000Hz (1ms) con puntos intermedios de 8, 4 y 2ms de velocidad de respuesta.

La resolución es también ajustable, en pasos de 100dpi, con cinco saltos configurables y programables por eje que podemos cambiar rápidamente desde alguno de los botones del ratón.

La configuración de botones es la habitual, la que buscaríamos en cualquier ratón para jugar a juegos tipo RTS, MOBA (sin uso intensivo de macros) y FPS. Son seis botones, dos principales, dos botones para pulgar en el lateral izquierdo, la rueda de scroll con botón integrado y un botón extra detrás de la rueda que por defecto nos permite activar los perfiles de resolución del ratón. Todos son programables y admiten también macros y funciones combinadas con otros periféricos.

La rueda está muy marcada sobre el cuerpo del ratón y tiene una cobertura de goma que asemeja a un neumático “todo terreno”, ofrece un agarre perfecto y un paso muy rápido, pero perfectamente definido para que siempre tengamos información precisa de su uso.