Review Placa Base MSI MPG Z390 Gaming Plus

por Javier Rodríguez 02/11/2018 6
Chipset
Memoria
Otros
Precio
Web
Intel Z390
Hasta 64GB DDR4 4400+
2xM.2 Socket3, preinstalacion NVMi
130 Euros
Puntuación de MSI MPG Z390 Gaming Plus en la review:

Introducción

No todos los usuarios buscan placas base complejas puesto que sus necesidades son concretas y con la decisión adecuada podemos ahorrarnos unos cuantos euros. MSI tiene algunas de las mejores placas base Intel Z390 del mercado, también algunas de las mas caras, pero hoy nos centramos en uno de sus modelos más básicos, y más económicos, que pondremos a prueba con un Core i9-9900K de ocho núcleos.

Teniendo el chipset y el sistema de alimentación adecuado, no deberíamos tener problemas para alcanzar el mismo overclocking que con otros modelos, aunque esta claro que a nivel de integración y prestaciones este modelo no está a la altura de otras placas base que hemos probado. Si no buscas grandes añadidos, pero si un chipset solvente para los mejores procesadores de esta gama de Intel, quizás la nueva MPG Z390 Gaming Plus de MSI pueda ser una opción interesante para ti.

Especificaciones de la MSI MPG Z390 Gaming Plus

Chipset Z390 y almacenamiento

El chipset Z390 no ofrece mas soporte de procesador o cambio de socket sobre los anteriores modelos como el Z370. En ambos chipsets podremos montar los mismos procesadores y tendremos la misma capacidad de overclocking y memoria. Ambos chipsets tienen la misma capacidad de soportar overclocking para procesadores de esta o la anterior generación. Todos los modelos están soportados, incluidos los modelos K mas recientes dentro de la gama Core i9 de 8 núcleos.

La diferencia la encontraremos en la capacidad conectiva, que el Z390 añade algunos detalles sobre el Z370 haciéndolo un chipset menos dependiente de controladoras añadidas pudiendo ser, por tanto, más económico de integrar incorporando también las ultimas tecnologías.

Las dos novedades grandes de este chipset, como la introducción de soporte para USB 3.1 Gen2 de forma nativa y el soporte para Wifi integrado, que este modelo incorpora en forma de “preinstalación”. En las secciones adecuadas de este análisis hablaremos de ello detenidamente.

Entre las prestaciones de este chipset encontramos 24 líneas PCI Express 3.0, que estas placas aprovechar para aumentar la capacidad de ampliación y usar sistemas de almacenamiento de alta velocidad, y un bus PCI Express 3.0 4x (Bus DMI de 8GT/s) para la comunicación con el procesador.  El soporte para gráficos dedicados viene de la mano del procesador, que en esta gama tienen 16 líneas PCI Express 3.0 adicionales, así que estas 24 líneas quedan dedicadas a otros elementos importantes de cualquier ordenador moderno.

Este chipset, a diferencia del Z370, ofrece soporte para 10 puertos USB 3.0 Gen1 que puede ser distribuido también en hasta 6 puertos USB 3.1 Gen2 de hasta 10Gbps. El integrador de la placa elige como distribuir esta conectividad en cada uno de sus modelos. El soporte es nativo así que no necesitaremos de más controladoras añadidas para que esta u otras placas basadas en este chipset tengan soporte para conectividad USB 3.1 Gen2 de 10Gbps y conectividad USB-C.

Otras novedades ligeras las encontramos en la versión de la Firmware ME, que ahora se sitúa en la versión 12 y soporta también el estándar SDXC SDA 3.0. El resto es idéntico al Z370 incluido su proceso de fabricación de 22nm y un consumo de 6w.

Este chipset no ofrece nada nuevo en almacenamiento, pero eso no significa que no este perfectamente al día. Las 24 líneas PCI Express 3.0 dan para configurar un gran numero de unidades de última generación con los rendimientos que esperamos de los modelos más avanzados del mercado.

Entre las tecnologías soportadas tenemos, por supuesto, conectividad M.2 PCI Express con protocolo NVMe que podemos usar en RAID siempre y cuando la placa base tenga los puertos adecuados. Este chipset también soporta tecnologías Optane de Intel incluidas las unidades Intel Optane de última generación como los últimos Optane 905P.

La nueva MPG Z390 Gaming Plus de MSI nos ofrece dos puertos M.2 Socket3 capaces ambos de soportar unidades SATA, que compartirán ancho de banda con los conectores tradicionales, además de soporte para unidades PCI Express 3.0 2x/4x de hasta 32Gbps, protocolo NVMe y soporte para unidades Intel Optane.

El primero de los conectores tiene capacidad para unidades de hasta 110mm de largo y el segundo para unidades de 80mm de largo. Ninguno de los dos tiene disipador integrado así que ojo con añadir unidades de muy alto rendimiento, que suelen requerir algo de disipación para mantenerlos en temperaturas de trabajo adecuadas.

La conectividad SATA es la estándar del chipset, seis puertos 6Gbps con capacidad RAID de hasta nivel 5, también podremos usar modos raid 0 o 1 en unidades M.2 siempre con soporte a través de bios o mediante el software de Intel.

Los cuatro bancos de memoria de la MSI MPG Z390 Gaming Plus nos permiten instalar hasta 64GB de memoria DDR4 de hasta 4400MHz en modo overclocking. Se soportan memorias de alta velocidad con perfiles XMP así que no tendremos problema en maximizar nuestro ancho de banda con algunas de las memorias más rápidas del mercado. El bus es de doble canal, 128-Bit, y en realidad esta directamente soportado por el procesador.

Ampliación y conectividad

La conectividad de ampliación mediante tarjetas de cualquier placa base moderna viene definida por el chipset y los procesadores que montamos en ella. Esto hace que incluso los modelos más económicos suelan tener las mismas opciones de ampliación que modelos mas caros.

En este caso MSI ha introducido las prestaciones básicas que esperaríamos encontrar en cualquier placa base para procesadores de última generación y un chipset de gama alta. Por ello encontramos dos puertos PEG 16x soportados por las 16 líneas PCI Express 3.0 del procesador. En ellos podemos montar hasta 2 tarjetas gráficas en Crossfire, no hay certificación SLI, con un enlace máximo de 8x.

Estos dos puertos están situados con doble separación de slot para que en caso de que montemos dos gráficas, de doble slot, tengan la refrigeración adecuada. Estos dos slots se complementan con cuatro slots de tipo PCI Express 2.0 1x lo que hace un total de seis puertos de ampliación en placa.

La conectividad para periféricos también es muy completa, gracias sin duda a las prestaciones mejoradas del Intel Z390, lo que nos permitirá tener un buen conjunto de puertos tanto en la zona trasera del ordenador, como en la delantera.

Para el frontal tenemos cuatro puertos USB 3.1 Gen1 de 5Gbps en forma de dos conectores de 19 pines para conectividad USB-A frontal. También tendremos acceso a cuatro puertos USB 2.0 tradicionales. Muchos estaréis pensando que echáis en falta el conector USB-C, nosotros también, pero los precios sin duda se ajustan en estos pequeños detalles.

En el panel trasero de la MSI MPG Z390 Gaming Plus podemos encontrar también un buen catalogo de conectores. De Izquierda a derecha: 1 conector PS2 para conectividad de teclado y ratones antiguos, dos puertos USB 2.0, conector DVI-D para resoluciones 2k, HDMI 1.4b con soporte para resoluciones 4k de hasta 30Hz, dos conectores USB 3.1 Gen2 de 10Gbps de tipo A y Tipo C respectivamente, dos conectores USB 3.1 Gen1 de tipo A, un conector Ethernet Gigabit firmado por un Intel I219-V y la conectividad de audio clásica con seis conectores con auto sensor y capacidad 7.1. Aquí echaremos de menos el conector SPDIF, otra de las pequeñas carencias de este modelo.

En nuestro repaso a la conectividad de periféricos tenemos también que acordarnos de la preinstalación que tiene este modelo con un conector M.2 para tarjetas CNVi de Intel que nos permitan añadir conectividad Wifi de hasta 1733mbps y Wifi-AC con soporte adicional para Bluetooth 5.0. Solo tendremos que añadir la tarjeta y las antenas.

Este modelo también cuenta con conectividad para periféricos y componentes RGB que podremos gestionar mediante su aplicación Mystic Light 3. La pega es que no soporta los nuevos sistemas A-RGB mas avanzados.

Diseño y alimentación

El diseño de la MSI MPG Z390 Gaming Plus es sencillo, con los colores clásicos de esta gama para jugadores de MSI. No hay grandes elementos visuales y toda la estética se traslada a su PCB negro con serigrafíado en rojo. Esta combinación de colores y líneas rectas se traslada incluso a sus cuatro bancos de memoria, a su cobertura de conectores traseros o incluso a los diferentes colores de sus dos slots PEG. Me gusta también el detalle del corte en uno de los laterales del PCB, algo que ya vimos en la ASUS TUF Z390 y que se esta poniendo de moda entre los fabricantes.

Tiene un sistema de disipación básico tanto en el chipset como en el sistema de alimentación, pero añade elementos de resistencia mecánica mas habituales en modelos más caros como las protecciones en sus conectores para tarjetas.

El sistema de alimentación también es básico, pero más que suficiente para dar cabida y soporte a los procesadores Intel de socket LGA1151 más potentes y mas recientes. Tiene un sistema de 8 + 1 fase que le permite proporcionar suficiente energía, y con la suficiente estabilidad, para que nos permita buenos niveles de overclocking.

Los componentes de este sistema de alimentación no son los que MSI usa en sus modelos mas elaborados y caros, pero disfruta del mismo sistema digital que ha hecho de las placas de MSI todo un referente en eficiencia.

Esta placa también esta muy bien distribuida, no solo en espacios que son generosos y nos permitirán montar cualquier sistema de refrigeración sin problemas, sino también por lo bien que están situados todos sus conectores y la variedad de estos. Podremos encontrar hasta 5 conectores para ventiladores, cuatro de ellos cerca del procesador, que podremos gestionar de forma automática desde la bios o desde las utilidades que proporciona la placa.

Esta placa base también tiene su detalle de color, aunque no es RGB, con leds rojos en unos de los laterales. Potencia el diseño bicolor de la placa y podemos desactivarlo si lo vemos conveniente.

Sonido

El montaje de sonido de esta placa es básico, pero también moderno con una zona del PCB reservada para el sistema de sonido, canales separados en diferentes capas del PCB y también componentes específicos para sistemas de sonido.

A cargo de la tarjeta integrada tenemos un Realtek ALC897 que ha sido sustituido hace poco por una versión mas moderna, denominada Realtek S1200A, notablemente mas capaz y que podemos encontrar en otros modelos económicos con este chipset con la ultima placa base ASUS que probamos hace tan solo unos días.

Bios y Software

La bios de la MSI MPG Z390 Gaming Plus viene heredada de todos los grandes modelos que la marca ha puesto en el mercado desde hace varias generaciones. Es una bios UEFI con varios asistentes, el mejor el sistema de control de ventiladores y un gran potencial de configuración, pero también fácil de gestionar para usuarios con menos experiencia.

Lograr un overclocking moderado con ella nos ha sido bastante fácil, como podéis ver, y vemos que realmente nuestra limitación de 5GHz con el Core i9-9900K no es algo que tenga que ver con la placa base utilizada sino mas bien con el sistema de refrigeración, el propio procesador y nuestra condición de realizar siempre overclocking que cualquiera pueda hacer en su casa y con las mismas herramientas que están normalmente al alcance de todos.

5GHz en todos los núcleos de forma constante con temperaturas controladas y un voltaje prácticamente clavado de 1.328 cuando hemos marcado en bios 1.32v. Esta placa es más de lo que su precio parece indicar.

Captura en reposo, punto más caliente de al placa en uno de sus Chokes, 41 grados.

En carga las temperaturas se elevan de forma notable, el punto más caliente, de nuevo en el sistema VRM, con casi 72 grados. Una temperatura perfectamente asumible por este tipo de componentes.

En cuanto al paquete de utilidades que MSI suministra con esta placa base, podemos encontrar los programas clásicos de la marca, para gestión del sistema, como Dragon Center, Mystiq Light 3 para gestionar la iluminación de la placa y otros componentes RGB que conectemos a ella y también la aplicación para la gestión del sistema de sonido. Es básico, pero suficiente para mi gusto.

Una placa base económica, pero que funciona

La MSI MPG Z390 Gaming Plus de MSI es la mas barata que hemos probado con este chipset hasta el momento. Es un modelo económico, que ronda los 130 Euros con impuestos incluidos y que evidentemente tiene diferencias con modelos mas avanzados, y caros, que hemos probado con anterioridad. Las diferencias se ven a simple vista, pero eso no quita que esta placa base haga su trabajo perfectamente y con los mínimos o máximos que exigimos a un ordenador moderno con este chipset.

La MSI MPG Z390 Gaming Plus tiene el soporte para CPU que esperamos, niveles de overclocking muy adecuados, no tiene problemas de refrigeración, como podréis ver en la siguiente captura, y tiene también soporte para los sistemas de almacenamiento mas potentes y rápidos del mercado además de poder dar también cobertura, con el procesador adecuado, a las gráficas más potentes que podamos comprar.

Es decir, hace casi todo lo que hacen modelos más caros, tiene el mismo chipset que esos modelos y nos cuesta solo 130 Euros. Algunos usuarios echaran de menos funcionalidad, pero es una opción interesante para el que busque una funcionalidad básica pero perfectamente adaptada a los componentes mas modernos.

Fin del Artículo. ¡Cuéntanos algo en los Comentarios o ven a nuestro Foro!

LO MEJOR
Doble conector M.2 de 32Gbps
Una bios potente, como las de gama mas alta
Preinstalación para Wifi de 1733mpbs
Un precio realmente competitivo para este chipset
LO PEOR
No tiene certificación SLI
Sin conector USB 3.1 Gen2 USB-C frontal
No soporta A-RGB
  • Producto: MSI MPG Z390 Gaming Plus
  • Fecha: 02/11/2018 7:12:44