Review Auriculares Corsair Virtuoso RGB Wireless SE

Review Auriculares Corsair Virtuoso RGB Wireless SE

por Antonio Delgado 26/09/2019 5
Drivers
Peso
Conectividad
Precio
Web
2 x 50 mm, 32 Ohmios y 109 dB
360 g
SlipStream 2,4 GHz, Mini jack 3,5mm y USB-C
199,99 Euros
Puntuación de Corsair Virtuoso RGB Wireless SE en la review:

Introducción y especificaciones técnicas de los Corsair Virtuoso RGB Wireless SE

 Han pasado por nuestro laboratorio los auriculares Corsair Virtuoso RGB Wireless SE, un nuevo modelo dentro del catálogo de la compañía que llega hoy justo al mercado ofreciendo un diseño de alta calidad combinado con múltiples opciones de conectividad que van desde el típico cable minijack de 3,5 mm hasta la tecnología inalámbrica de baja latencia Corsair SlipStream de 2,4 GHz, sin olvidarnos también de conectividad USB-C.

Con todos estos sistema de conexión, los Corsair Virtuoso SE son capaces de funcionar con prácticamente cualquier dispositivo capaz de reproducir sonido, ya sea un ordenador de sobremesa o portátil, tablets, móviles, reproductores e incluso consolas.

Especificaciones técnicas de los Corsair Virtuoso RGB Wireless SE

  • Drivers personalizados de neodimio de 50 mm
  • 32 Ohminos de impedancia
  • Rango de frecuencia de 20 Hz a 40.000 Hz
  • Sensibilidad de 109 dB
  • Micrófono omnidirecional extraíble (2.0k Ohms de impedancia, sensibilidad de -42 dB y rango de frecuencia de 100Hz ~10.000 Hz)
  • Iluminación RGB 
  • LED de estado en auriculares y micrófono
  • Acelerómetro para apagado automático
  • Autonomía de 20 horas con batería integrada de litio
  • Conectividad:

    • Corsair SlipStream 2,4 GHz con 12 metros de alcance (adaptador USB incluido)
    • USB-C a USB-A (cable incluido) 
    • Mini jack 3,5 mm (cable incluido)

  • Dimensiones de 70 x 100 x 195 mm
  • Peso de 360 gramos
  • Precio de 199,99 Euros.

Diseño

La presentación principal de los Corsair Virtuoso RGB Wireless SE cuenta con una caja de cartón bastante compacta con un único compartimento donde vienen los auriculares y todos los accesorios que incluye.

En la caja podemos ver una funda acolchada de buena calidad, además de los propios auriculares, un cable minijack de 3,5 mm para audio, otro USB-C a USB-A para carga y también para audio, el micrófono extraíble y el módulo inalámbrico SlipStream de 2,4 GHz para conectar a un USB-A

Los auriculares tienen un acabado "gunmetal", con tonos grises y negros en las distintas partes de metal y acolchados. Su construcción se siente de calidad al tenerlos en la mano y cualquier junta o unión corrobora esta sensación

Cada una de las dos almohadillas cuenta en su interior con espuma con memoria, es decir, que mantiene la forma para una mayor comodidad de uso.

Esta espuma se encuentra también en la diadema y, al igual que en las almohadillas, está recubierta por cuero sintético

La diadema cuenta con un sistema ajustable con varios niveles indicados en cada lateral para poder adaptarse a múltiples tamaños de cabeza.

Además, la unión entre el auricular y la diadema cuenta con un sistema de rotación para ajustar el ángulo y que sean más cómodos de utilizar. Al igual que otras partes de los Corsair Virtuoso RGB Wireless SE, est sistema está construido en metal y podemos ver los biselados brillantes que le dan un toque más premium.

El auricular izquierdo es donde tendremos las opciones de conectividad por cable disponibles, además del micrófono, mientras que el lateral derecho es donde podremos controlar el volumen y cambiar entre modo inalámbrico o por cable.

El control de volumen está basado en una rueda metálica con textura para evitar que resbale. Dicha rueda es infinita, es decir, no tiene un tope ni hacia arriba ni hacia abajo, y controlará el volumen del sistema directamente. Su funcionamiento depende de la velocidad, es decir, si giramos suavemente la rueda, el volumen variará poco a poco permitiendo un ajuste fino, si le damos rápido, aún moviéndolo el mismo recorrido, el volúmen variará a pasos más grandes

La conectividad de carga y para audio USB corre a cargo de un puerto USB-C, el estándar actual que cada vez más dispositivos traen ya de serie. La inclusión de un minijack también es un acierto para poder utilizarlos con dispositivos sin USB.

El micrófono se conecta en un conector similar a un mini USB. Está construido también en metal con biseles brillantes a juego con el resto de los auriculares.

El peso de los Corsair Virtuoso RGB Wireless SE es de 360 gramos, no es de los más ligeros que hayamos probado, de hecho tienen un peso considerable debido a la batería que incorporan y a la construcción en metal resistente. No llgean tampoco a los 546 gramos de los Predator Galea pero  tampoco son unos auriculares ligeros.

Cada uno de los auriculares cuenta con el logo de Corsair en los laterales con un LED RGB. Los efectos y colores se pueden gestionar a través del software ICUE como veremos en la siguiente página.

Además, el micrófono cuenta también con un anillo LED que se pone en verde o rojo dependiendo de si está activado o desactivado. Además, al activarlo o desactivarlo una voz nos avisará desde los propios auriculares.

Experiencia de uso y Calidad del sonido

A pesar que no son especialmente ligeros comparados con auriculares con cable o modelos con construcciones más básicas, los numerosos ajustes y su ergonomía, unido a las almohadillas con memory foam hace que los Corsair Virtuoso RGB Wireless SE sean bastante cómodos de utilizar incluso durante largas sesiones.

Son unos auriculares que cubren toda la oreja, por lo que no hay nada que nos comprima esa zona. Además ventilan bastante bien y no sobrecalientan en exceso.

Su comodidad, de hecho, hace que podamos utilizarlos tanto en el PC como como auriculares de viaje, aunque hay que tener en cuenta que no son especialmente pequeños.

Una de las características estrella de estos auriculares es la posibilidad de conectarlos de múltiples maneras distintas. La conectividad más especial y que los caracteriza aún más es la tecnología SlipStream de Corsair, un sistema que funciona de manera inalámbrica mediante la banda de los 2,4 GHz y que es capaz de cambiar dinámicamente de canal para mantener la mejor calidad de señal.

Para utilizarlos en este modo solo hay que conectar el adaptador USB y Windows 10 reconocerá e instalará automáticamente los drivers. Además, con un único adaptador SlipStream se pueden conectar varios dispositivos como los propios auriculares, ratones o teclados. Por ejemplo, el Corsair Ironclaw RGB Wireless utiliza esta tecnología y se puede usar al mismo tiempo sin necesidad de dos adaptadores USB.

La calidad de audio con SlipStream es buena y no hay retardos o cortes, aunque en alguna ocasión los auriculares se han bloqueado al cambiar entre USB y Slipstream, produciendo distorsiones en el sonido y dejando de responder, es de esperar que estos problemas puntuales se solucionen mediante actualizaciones de firwmware disponibles desde iCUE.

La única manera de resetearlos es manteniendo pulsado el botón del micrófono durante unos 10-15 segundos, algo que no se indica en el manual.

También es posible conectarlos por USB-C y tendremos una transmisión directa al mismo tiempo que se cargan. De igual manera que el modo inalámbrico, Windows 10 reconocerá automáticamente el dispositivo, eso sí, deberemos colocar la palanca directamente en el modo cableado.

Finalmente, la tercera opción es usarlo con un cable mini jack directamente, en este caso no habrá necesidad de drivers.

En el caso de que conectemos los Virtuoso SE a través de SlipStream o USB, podremos utilizar el software iCUE de Corsair para configurar distintos aspectos de los auriculares.

Dado que el iCUE es estándar para todos los dispositivos, tenemos algunas opciones comunes como el modo de iluminación instantánea que pondrá la luz RGB de todos los dispositivos al mismo color. 

En el caso de que queramos personalizar efectos o colores solo en los Virtuoso SE, en Efectos de Iluminación podremos marcar entre un amplio catálogo de efectos con sus correspondientes colores a escoger dentro de una rueda RGB.

iCUE también permite actualizar el firmware de los auriculares y del adaptador SlipStream, además de definir el comportamiento del modo de suspensión o desactivar el LED del micrófono.

Comentar que los Corsair Virtuoso RGB Wireless SE cuentan con unos acelerómetros para apagar los auriculares si los dejamos quietos sin usar, de esta manera no hay necesidad de apagarlos manualmente ni en modo inalámbrico. De hecho no cuentan con botón de apagado.

iCUE pertime también cambiar entre 5 valores de ecualización predefinida, así como crear otros ecualizadores al gusto del usuario. También es posible variar entre los modos Estéreo y Surround 7.1.

En juegos, los Virtuoso SE sacan el partido al modo Surround 7.1 virtual. El efecto está bastante conseguido y se pueden detectar rápidamente por donde vienen los sonidos.

Hay que tener en cuenta que este modo solo se puede activar si conectamos los auriculares de manera inalámbrica por SlipStream o por cable USB. En el modo de 3,5mm no tendremos esa opción y tendremos que utilizar tecnologías similares de la tarjeta de sonido que tengamos o del propio juego.

Precisamente, conectando por cable es como se consigue la máxima calidad de sonido en estos auriculares con 24 bits a 96 kHZ.

A la hora de escuchar música, los drivers de estos auriculares muestran una buena claridad en los tonos medios y agudos, es posible distinguir perfectamente múltiples instrumentos y los bajos no enmascaran el resto de tonos, de hecho, personalmente prefiero unos bajos algo más fuertes, nada que no se pueda conseguir jugando con la ecualización. Eso si, el modo predefinido Bass Boost no hace un trabajo destacable aumentando los bajos, es mejor crear una curva de ecualización manual.

Con la ecualización Pure Direct, que no modifica los valores de ninguna frecuencia, podemos ver como los Corsair Virtuoso RGB Wireless SE tienen unos graves bastante contenidos y es en los medios y, sobre todo, en los agudos, donde destacan manteniendo el tipo incluso a las frecuencias más altas.

El micrófono tiene una buena calidad y se escucha fuerte y claro, no hemos tenido problemas de distorsiones.

Sobre su autonomía, Corsair promete unas 20 horas de uso, una cifra que se corresponde bastante con la realidad. Utilizándolos para escuchar música y alguna que otra partida durante unas 4-5 horas seguidas nos han durado 4 días seguidos con una única carga.

Lo bueno es que el sistema de carga permite seguir utilizándolos aunque estén conectados por cable, por lo que podemos cargar sin parar de escuchar música o utilizarlos como auriculares convencionales cableados.

Análisis y Conclusión

Su precio de 199,99 Euros los coloca por encima de auriculares gaming básicos y entran a competir en gamas ya con prestaciones interesantes. No hay duda de que la calidad de construcción y acabados premium que tienen los Corsair Virtuoso RGB Wireless SE está a la altura de su precio y no hay nada que desentone en ese sentido.

El peso de 360 g no es de lo más ligero del mercado, aunque hay que tener en cuenta que tienen integrada la batería y que su estructura, a pesar de ser de aluminio aeroespacial ligero, es metálica y resistente y eso siempre suma peso.

A pesar de ello, al ser unos auriculares circumaurales que cubren toda la oreja, y tener unas almohadillas y diadema de calidad ajustable, son bastante cómodos y no dan sensación de fatiga ni sobrecalientan o presionan las orejas incluso en largas sesiones. Esto los convierte en unos buenos auriculares tanto para usar de manera puntual como para estar horas y horas con ellos.

La calidad de sonido es también solvente, destaca los tonos medios y altos, sobre todo el buen comportamiento a la hora de reproducir los tonos más agudos, todo suena claro y sin distorsiones. Los tonos bajos tienen poco protagonismo, quizás demasiado poco, aunque jugando con la ecualización manual se pueden conseguir unos resultados que apreciarán más los que prefieren algo más de potencia en los bajos.

A la hora de jugar el modo envolvente virtual 7.1 envolvente genera una buena sensación de direccionalidad y se puede distinguir sin problemas por donde "nos vienen los tiros".

Todo ello se combina con un triple sistema de conexión que permite utilizarlos mediante cable USB-C, minijack de 3,5 mm convencional o con la tecnología inalámbrica SlipStream de Corsair, ya sea en PC o en consolas, dotándolos de una versatilidad muy elevada como auriculares multiuso.

Fin del Artículo. ¡Cuéntanos algo en los Comentarios o ven a nuestro Foro!

LO MEJOR
Calidad de construcción y acabados excelentes
Múltiples opciones de conectividad (USB-C, Minijack, Slipstream)
Se pueden utilizar varios dispositivos con un único adaptador Slipstream WiFi
Autonomía bastante generosa
Micrófono extraíble de calidad
Sonido envolvente en modo USB y Slipstream
Cómodos de utilizar
Buena calidad de audio, sobre todo en medios y agudos
Detección de movimiento para apagarlos automáticamente
LO PEOR
Precio considerable
Bajos un poco flojos de serie
Algún bloqueo puntual al cambiar de modo SlipStream a USB
Premio a Corsair Virtuoso RGB Wireless SE
  • Producto: Corsair Virtuoso RGB Wireless SE
  • Fecha: 26/09/2019 14:52:09
Redactor del Artículo: Antonio Delgado

Antonio Delgado

Ingeniero Informático de formación, redactor y analista de hardware en Geeknetic desde 2011. Me encanta destripar todo lo que pasa por mis manos, especialmente lo más novedoso en hardware que recibimos aquí para hacer reviews. En mi tiempo libre trasteo con impresoras 3d, drones y otros cachivaches. Para cualquier cosa aquí me tienes.