ASUS Radeon R9 FURY Strix

por Javier Rodríguez 18/07/2015 5
Frecuencias
RAM e interfaz
Conectividad
Precio
Web
1000MHz GPU, 1Gbps HBM
4GB HBM, 4096-Bit
1xDVI-DL, 3xDP1.2, 1xHDMI 1.4
600 Euros aprox.

Introducción

Lo que otros tuvieron que abandonar por no saber explicar adecuadamente a sus clientes, aún recuerdo modelos de ciertas marcas devueltos porque “sus ventiladores no funcionaban”, ha convertido a la gama Strix en una de las más exitosas de ASUS. Tarjetas gráficas con sistemas de ventilación hibrido que nos permiten jugar con poco ruido y trabajar sin ruido alguno.

Gráficas, por tanto, que requieren menos mantenimiento a la larga y que producen una sensación mucho más agradable ya que nos permiten desarrollar una informática de bajo ruido y bajo consumo. Siempre, por supuesto, gracias a las tecnologías integradas en los últimos chips gráficos.

Esta gama viene ahora con renovación del sistema de ventilación. Strix se junta con la tecnología DirectCU III de ASUS que introduce mejoras evidentes. Ahora veremos en detalle este nuevo sistema de ASUS.

DirectCU III

Como cualquier sistema de refrigeración moderno ASUS echa mano de la combinación de heatpipes, grandes radiadores y ventiladores eficientes para lograr los objetivos de ruido y ventilación de sus diseños personalizados. La combinación de ingredientes lleva siendo la misma desde hace tiempo pero siempre hay terreno donde evolucionar.

DirectCU es el nombre que ASUS da a sus sistemas de ventilación de contacto directo del “heatSpreader” del chip gráfico con las heatpipes del sistema de refrigeración. Se eliminan componentes, como chapas de contacto, mediante el rebaje y pulido de las heatpipes y, como no, con el uso de compuestos conductores o pastas térmicas de calidad. Esto sigue siendo igual desde el primer modelo DirectCU de ASUS, y se usa también en muchos otros sistemas, pero hay elementos que si han evolucionado.

Las propias heatpipes son un buen ejemplo de esta evolución. ASUS usa un sistema de dos tipos de heatpipes, principales y secundarias. Las secundarias se colocan y pasan por el exterior de la GPU. Tienen un diámetro menor y se encargan el 30% del trabajo. Las heatpipes principales tienen un diámetro de 10mm, enorme, y se dedican al 70% del calor generado por la tarjeta. Las heatpipes de este modelo han sido rediseñadas. Ahora se trata de un diseño hibrido que combina una textura canalizada y fragmentada para mejorar la permeabilidad y la capilaridad. Se traduce en más eficiencia térmica dentro del heatpipe.

Este tipo de heatpipes híbridas son cada vez más habituales, Coolermaster lo usa desde hace algún tiempo en sus sistemas de disipación. Se combinan con agua destilada y des-ionizada para reducir prácticamente a cero la capacidad de corrosión del agua. Todo el interior es de cobre así que no hay posibilidad de corrosión galvánica en el interior del heatpipe.