ASUS Radeon R9 FURY Strix

por Javier Rodríguez 18/07/2015 5
Frecuencias
RAM e interfaz
Conectividad
Precio
Web
1000MHz GPU, 1Gbps HBM
4GB HBM, 4096-Bit
1xDVI-DL, 3xDP1.2, 1xHDMI 1.4
600 Euros aprox.

Introduccion y DirectCU III

Introducción

Lo que otros tuvieron que abandonar por no saber explicar adecuadamente a sus clientes, aún recuerdo modelos de ciertas marcas devueltos porque “sus ventiladores no funcionaban”, ha convertido a la gama Strix en una de las más exitosas de ASUS. Tarjetas gráficas con sistemas de ventilación hibrido que nos permiten jugar con poco ruido y trabajar sin ruido alguno.

Gráficas, por tanto, que requieren menos mantenimiento a la larga y que producen una sensación mucho más agradable ya que nos permiten desarrollar una informática de bajo ruido y bajo consumo. Siempre, por supuesto, gracias a las tecnologías integradas en los últimos chips gráficos.

Esta gama viene ahora con renovación del sistema de ventilación. Strix se junta con la tecnología DirectCU III de ASUS que introduce mejoras evidentes. Ahora veremos en detalle este nuevo sistema de ASUS.

DirectCU III

Como cualquier sistema de refrigeración moderno ASUS echa mano de la combinación de heatpipes, grandes radiadores y ventiladores eficientes para lograr los objetivos de ruido y ventilación de sus diseños personalizados. La combinación de ingredientes lleva siendo la misma desde hace tiempo pero siempre hay terreno donde evolucionar.

DirectCU es el nombre que ASUS da a sus sistemas de ventilación de contacto directo del “heatSpreader” del chip gráfico con las heatpipes del sistema de refrigeración. Se eliminan componentes, como chapas de contacto, mediante el rebaje y pulido de las heatpipes y, como no, con el uso de compuestos conductores o pastas térmicas de calidad. Esto sigue siendo igual desde el primer modelo DirectCU de ASUS, y se usa también en muchos otros sistemas, pero hay elementos que si han evolucionado.

Las propias heatpipes son un buen ejemplo de esta evolución. ASUS usa un sistema de dos tipos de heatpipes, principales y secundarias. Las secundarias se colocan y pasan por el exterior de la GPU. Tienen un diámetro menor y se encargan el 30% del trabajo. Las heatpipes principales tienen un diámetro de 10mm, enorme, y se dedican al 70% del calor generado por la tarjeta. Las heatpipes de este modelo han sido rediseñadas. Ahora se trata de un diseño hibrido que combina una textura canalizada y fragmentada para mejorar la permeabilidad y la capilaridad. Se traduce en más eficiencia térmica dentro del heatpipe.

Este tipo de heatpipes híbridas son cada vez más habituales, Coolermaster lo usa desde hace algún tiempo en sus sistemas de disipación. Se combinan con agua destilada y des-ionizada para reducir prácticamente a cero la capacidad de corrosión del agua. Todo el interior es de cobre así que no hay posibilidad de corrosión galvánica en el interior del heatpipe.

AMD Fury, Fiji Pro

AMD Fury

El Fiji, el chip que da vida a esta gama, incorpora un diseño sin precedentes sobre todo en lo referente al bus de memoria incorporado. También se introducen mejoras a otros niveles sobre la base de la arquitectura GCN 2.0 de AMD.  

Hasta ahora todas las tarjetas, salvo excepción en modelos de diseño a medida para aplicaciones muy concretas, contaban con una GPU principal y un bus de memoria más o menos grande con un framebuffer identificable por esa serie de chips que rodeaban, incluso en ambas caras del PCB de la tarjeta, a la GPU. Cuanta más RAM más chips.

AMD incorpora una nueva tecnología en esta tarjeta denominada HBM (High Bandwidth Memory) que se incorpora, en cierta forma, al encapsulado del procesador en forma de estructura tridimensional. La memoria comparte un sustrato con la GPU, no directamente el mismo “die” y esta se configura en capas apiladas que reducen de forma notable la necesidad de espacio para su incorporación y, más importante, la energía necesaria para su funcionamiento.

De este modo se consigue una reducción de espacio de casi a la mitad sobre una configuración tradicional a la vez que se reduce de forma notable la necesidad eléctrica de la tarjeta y por tanto su aprovisionamiento de fases de alimentación. El interfaz de comunicación está formado por un bus de 4096-Bit que logra un ancho de banda de 512GB/s, el más alto que podemos encontrar a día de hoy. Estas unidades contaran con 4GB de Framebuffer, algo corto para algunos juegos en 4k, pero esa sin duda es una de las limitaciones de este nuevo concepto.

Esta nueva arquitectura trae consigo muchas mejoras, sobre todo en el formato de la tarjeta, pero no nos engañemos, esta tarjeta sigue manteniendo unos requerimientos de refrigeración que no se pueden contentar con un simple ventilador y un pequeño disipador, que es lo que entraría en este formato tan reducido, de menos de 200mm de largo.

Especificaciones técnicas

Especificaciones técnicas

No hay grandes diferencias entre la Fury y la Fury X. El sistema de memoria, lo más apreciado de este nuevo diseño, es exactamente el mismo. El sistema HBM está formado por 4GB de VRAM con un ancho de banda de 512GB/s gracias a su bus de 4096-Bit.

AMD ha reducido el número de unidades de proceso a 56 lo que se traduce en una reducción de las unidades totales de proceso de shaders a 3584 unidades, el modelo Fury X cuenta con un total de 4096 unidades así que el recorte es de entorno al 15%. El Fiji Pro, variante que da vida al Fury, tiene también reducciones en las unidades de texturas, que pasan de 256 a 224 unidades, pero se respetan algo importante como los ROPs, que se mantienen en 64 unidades o las unidades de mapeo de texturas que también se mantienen en 128.

Las frecuencias de trabajo son también prácticamente las mismas. El modo máximo de frecuencia se limita, eso sí, a 1000MHz (1050MHz tiene la Fury X con el Fiji XT). Con estos ajustes la potencia de proceso del Fiji Pro se limita a 7.2TFlops. Los consumos se mantienen en los 275w así que en realidad la Fury X también podría haber recibido el tratamiento de refrigeración convencional que creo que hubiera sido mejor aceptado por la mayoría de usuarios.

El bus de memoria HBM se mantiene en los 500MHz, 1000MHz efectivos, y en 4GB de framebuffer. Una cantidad de VRAM suficiente para la mayoría de juegos pero quizás algo escasa en algunos modos de gran calidad de texturas de calidad fotográfica.

DirectX 12

DirectX 12

Fury viene con algunas mejoras añadidas, aunque en realidad muchas de estas mejoras estarán disponibles, en mayor o menor medida, en toda la gama más reciente de graficas de AMD. Esto incluye a casi todas las de arquitectura GCN 2.0. Esto incluye a la tecnología más esperanzadora de los últimos tiempos que es sin duda el API de bajo nivel DirectX 12 que Microsoft incorporará con Windows 10 antes de que acabe el mes de Julio.

Este API permitirá en buena medida eliminar la dependencia de la gráfica del procesador central y más aún en graficas con esta potencia de cálculo masiva. Es decir, la Fury X, dará más de si cuando realmente DirectX 12 se aproveche por juegos punteros, quizás desde finales de año.

DirectX 12 traerá consigo una mejor multitarea, también para la CPU central, con más balanceo en procesadores con muchos núcleos. Los motores de shaders podrán trabajar de forma asíncrona produciendo también mucha más potencia de cálculo en entornos complejos.

Gracias a Windows 10, los nuevos drivers de AMD y el 3DMark API Overhead test ya sabemos que DirectX 12 puede ser hasta un 20% mas potente que Mantel, que es a su veces casi 20 veces mas eficiente que DirectX 11 en este test.

VSR, FRTC, Freesync

VSR y FRTC

AMD ha introducido en estos nuevos drivers dos cosas interesantes que ya podíamos encontrar en su competencia directa. Por un lado tenemos el sistema VSR (Virtual Super Resoution) que fuerza a trabajar a la tarjeta en resolución 4k pero luego hace un reescalado a menos según sea nuestro monitor de 1080, 1440 o 1600p. En los reescalados siempre se pierde menos calidad y por tanto hay algo de mejora en la calidad gráfica con respecto a usar la resolución nativa de nuestro monitor. Esta técnica la aplican muchos jugadores incluso antes de que las marcas le dieran soporte oficialmente.

El FRTC responde a “Frame Rate Target Control”. Otra técnica conocida que permite controlar cuantos FPS queremos que produzca la tarjeta. Podemos bloquear cualquier juego a cierta cantidad de FPS y la tarjeta no se calentará las ideas intentando ir más allá. Nos sirve para controlar consumos y ruido en cierto tipo de juegos donde nuestra tarjeta vaya sobrada. Ambas técnicas están disponibles en la nueva versión del driver 15.15 o 15.16 que han salido estos días.

LiquidVR y freesync

AMD introdujo este año lo que para mí es un regalo para toda la comunidad de jugadores. Hablo de Freesync. Esta tecnología nos permitirá olvidarnos de los problemas de la sincronización vertical clásica y lo hace de forma completamente libre incorporando la tecnología a un estándar completamente libre de royalties como es Displayport. Este estándar está impulsado por todos los grandes actores del mundo de la computación y se usa activamente en cualquier monitor moderno, pero no tanto en electrónica de consumo.

Sea como fuere la tecnología no ha tenido al resultado esperado, al menos de primeras, porque realmente no se ha traducido en una incorporación en todo ámbito de monitores, sino que los fabricantes lo han dedicado a sus modelos gaming de alta frecuencia y altas prestaciones y por tanto con precios elevados. La universalización de la sincronización controlada por la GPU no llegara, al menos, durante este año.

La tecnología de AMD no solo no tiene licencias, sino que además ha permitido, desde el principio, incorporarla de forma más natural en monitores sin restricciones por el tipo de conectividad que tengan, etc. Eso sí, como hemos dicho, solo funciona si usamos conectividad Displayport.

LiquidVR es el paquete tecnológico que prepara AMD para dar soporte a las diferentes iniciativas de visores de realidad virtual que veremos en el mercado empezando el 2016. La revolución del juego en el PC se acerca y AMD está trabajando para que sus graficas den una opción eficiente a las exigencias de este tipo de motores que pasan por mover gran cantidad de datos a resoluciones elevadas con incluso renderización predictiva para adaptarse a los movimientos del usuario sin que se sufra de los temidos efectos de lag que podemos ver hoy en día en este tipo de soluciones.

Eyefinity

La Fury soporta hasta seis pantallas simultáneas con una única tarjeta. Para ello hay que usar dos de sus tres conectores Displayport 1.2a con hub de conectividad Displayport de tipo MST. Las pantallas pueden ser de un máximo de resolución 1080p. Por separado estos conectores pueden alimentar pantallas 4k a 60Hz, hasta tres pantallas de este tipo.

AMD es conocida perfectamente por su buen soporte para este tipo de pantallas. Sus drivers permiten que todas las pantallas trabajen como una sola con corrección de marcos y resoluciones personalizadas.

ASUS AMD R9 Fury Strix

ASUS AMD Fury Strix

ASUS ha casi fusionado sus dos gamas más aclamadas en este modelo. Su gama ROG y Strix parecen confluir en un producto realmente redondo. Antes incluso no lo apreciaba pero ahora me gusta hasta lo masivo de las soluciones de este tipo de ASUS.

La ASUS AMD Fury Strix es una gráfica masiva con un largo de entorno a los 300mm. Disipación de doble slot y funcionamiento extraordinario. Esta grafica incorpora un diseño renovado, mucho más moderno, a la gama Strix. El PCB ha sido completamente rediseñado y adaptado a un sistema de alimentación digital completamente diferente. El nuevo sistema digital también incorpora más densidad de material en sus chokes lo que ha demostrado, siempre según ASUS, una reducción notable en el ruido electromagnético producido por la gráfica (nosotros no hemos notado nada especialmente raro en esta tarjeta en este sentido).

El PCB de grandes dimensiones de la ASUS Fury Strix es prácticamente dos veces el PCB de referencia. En el encontraremos otras novedades interesantes. Por un lado ASUS incorpora un kit de refrigeración más avanzado con tres ventiladores “Wing Blade Fan” inspirados en el diseño de ala de los aviones comerciales modernos logrando más presión y flujo a menos vueltas.

Con dos conectores de 8 pines podemos tener una potencia de alimentación de 375w.

Esto se combina con el sistema DirectCU III y un radiador de dimensiones de todo menos convencional. El radiador es de aluminio para mantener a la gráfica en un peso adecuado. Las heatpipes son de cobre y han sido tratadas con un recubrimiento de níquel para aumentar su durabilidad y evitar la oxidación exterior. Mejora que también le da un toque estético uniforme en color con el aluminio del bloque de disipación.

LA AMD Fury Strix de ASUS cuenta también con otros elementos estructurales importantes. Ambos en el lado posterior de la gráfica. Por un lado un backplate completo, de lado a lado del PCB que mejora la rigidez de la tarjeta y por tanto evita que con sus grandes dimensiones y peso tenga desagradables deformaciones.  Este backplate cubre toda la tarjeta, por detrás, sin contacto directo con el PCB salvo en un hueco a la altura de la GPU.

En esa posición ASUS ha incorporado su nueva tecnología Strix Armor Protection. Un elemento mecánico que reduce la tensión natural del agarre del bloque al hetpipe de la GPU con cuatro puntos más de fijación a una chapa posterior que podemos ver en la imagen en color rojo. Esto unifica de forma más equilibrada la presión por toda la GPU y, en principio, maximiza el intercambio de calor.

En la parte anterior de la tarjeta ASUS ha aprovechado para darle un toque más moderno a su gama Strix con colores más vivos y elementos de aluminio anodizado y coloreado. En esta zona vemos los tres ventiladores inteligentes con que cuenta la tarjeta. Es capaz de trabajar en modo pasivo hasta los 60 grados de temperatura, luego inicia un trabajo progresivo para mantener la temperatura en cifras adecuadas.

Los ventiladores vuelven a su estado de reposo cuando la tarjeta vuelve a colocarse en torno a los 50 grados de temperatura. Este sistema de ventilación híbrido es el que ha hecho tan interesante esta gama de ASUS. Cuando trabajamos o hacemos un uso más “normal” de nuestro PC la gráfica no produce absolutamente nada de ruido. Cuando jugamos los ventiladores se inician generando muy poco ruido, siempre de forma progresiva. Esto no solo mejora las sensaciones de uso de nuestro PC sino que también aumenta la vida útil de los ventiladores y reduce el mantenimiento de limpieza de los ventiladores.

La tarjeta cuenta con una conectividad gráfica moderna y variada. Cuenta con tres puertos DP de tipo 1.2, un DVI de doble enlace, y un puerto HDMI 1.4a (que fallo más grande el de AMD de no incorporar HDMI 2.0 en esta generación).

Overclocking y temperaturas

Overclocking y Rendimiento

La gama Strix no es la gama ROG. Es decir, no son gráficas para overclocking. Eso es otra gama y que ahora tengan un parecido estético no significa que el concepto haya variado. No hay overclocking de fábrica en esta gráfica y su capacidad no varía mucho de lo que ya hemos visto en las Fury X.

Las temperaturas de trabajo de esta tarjeta sí que son notables. Gracias a la tecnología ZeroCore de AMD podemos tener temperaturas en reposo de menos de 50 grados, con los ventiladores en parada completa, y mantener una temperatura de trabajo en juegos entre los 65-70 grados con menos de un 40% de frecuencia en los ventiladores. Si forzamos anormalmente con programas como furmark podremos alcanzar cerca de los 75 grados con una temperatura ambiente de 25 grados y la caja del equipo de pruebas completamente cerrada.

Este tipo de ventilación híbrida, que vemos también en otros elementos del PC, suponen una revolución de cómo entender el PC de alto rendimiento. Ahora un PC potente no tiene por qué ser un incordio con el que convivir sino una máquina de funcionamiento elegante, formatos cada día más pequeños y funcionamiento eficiente.

Pruebas de rendimiento I. 1080P

Máquina de pruebas.

Procesador: Intel Core i7-5960X @ 4375MHz

Placa Base: ASUS Rampage V Extreme

Memorias: Gskill DDR4 F43000C15 4x4 Quad Channel

Fuente de alimentación: Seasonic Platinum Series 1200w

Driver:  catalyst 15.7

Pruebas de rendimiento

Rendimiento 1080p

Battlefield 4. 1920x1080. Calidad Ultra. Mantle activo en AMD

Bioshock Infinite. 1920x1080. Calidad Ultra

Shadow of Mordor. 1920x1080. Calidad ultra. Benchmark

Last Light. 1920x1080. Calidad Muy Alta

Tomb Raider. 1920x1080. Calidad Ultra

COD Advanced Warfare. 1920x1080 FSAA 4x

Pruebas de rendimiento. II. 4K y otros

Pruebas de rendimiento. II

Rendimiento 4k, 3DMark y Valley benchmark

Battlefield 4. 3840x2160. Calidad Ultra. Mantle activo en AMD

Bioshock Infinite. 2560x1440. Calidad Ultra

Shadow of Mordor. 3840x2160. Calidad ultra. Benchmark

Last Light. 3840x2160. Calidad Muy Alta

Tomb Raider. 3840x2160. Calidad Ultra

COD Advanced Warfare. 3840x2160 sin FSAA

Valley Benchmark 1.0

3DMark Firestrike

3DMark Firestrike Extreme

 

Análisis y conclusión

Análisis y conclusión

Mas allá de que le Fury nos pueda parecer un lanzamiento mediocre, que lo es, esta grafica es excepcional. Excepcional en forma y funcionamiento. Su única pega es que es algo grande, pero eso la hace más espectacular.

Su diseño de PCB personalizado, sus ventiladores silenciosos y eficientes, hasta su backplate son elementos de un producto magnifico donde los allá. Es una gráfica de ensueño con un chip solvente que nos permitirá jugar a los mejores juegos y que promete aún más rendimiento cuando DirectX 12 sea una realidad palpable. En nuestras pruebas hemos visto como este API es incluso más eficiente que Mantle y quizás no se traduzca en mas FPS en los juegos actuales, pocos se actualizarán, pero si aumentar el realismo y la complejidad de las imágenes en pantalla en futuros títulos.

Ahora el PC tiene un arma más para convertirse en la plataforma de juegos definitiva y graficas como esta se antojan perfectas para desarrollar ese potencial a la vez que nos permiten un uso más tradicional con consumos y ruido muy reducido.

El precio de esta tarjeta ronda los 600 Euros, aunque todavía no ha llegado a España. Este hibrido entre la gama ROG de ASUS y la gama Strix es una tarjeta formidable pero también tiene un precio formidable. Una gráfica de la que estar orgulloso por su rendimiento equilibrado y su funcionamiento señorial.

Fin del Artículo. ¡Cuéntanos algo en los Comentarios o ven a nuestro Foro!

  • Producto: ASUS AMD R9 Fury Strix
  • Fecha: 18/07/2015 10:47:39