Windows 7 y sus revoluciones tecnológicas

por Javier Rodríguez 25/10/2009 ...

Revolución táctil

Revolución táctil.

Para mí personalmente esta es la más importante de las características que trataremos hoy de Windows 7. Cierto es que no es el primer sistema operativo de Microsoft que tiene soporte para pantallas táctiles, desde Windows XP está presente, pero en esta edición de Windows no solo encontraremos un soporte mejorado, con capacidad multitáctil, sino un entorno de trabajo mucho más amigable para manejar nuestro ordenador con los dedos de la mano.

Tanto es el cambio, sin duda auspiciado por la tendencia de teléfonos táctiles iniciada por Apple, que encontraremos no solo nuevos modelos de portátiles convertibles o tabletpc con tecnologías renovadas de soporte multitáctil sino que también encontraremos pantallas de tamaño convencional, 22-24” por ejemplo, con estas capacidades así como nuevos ordenadores integrados en pantalla que desarrollen estas tecnologías como medio de interacción directa con el PC.

Dentro de las prestaciones táctiles más interesantes de Windows 7, aparte del mencionado soporte para tecnologías multitáctiles, es el acceso y programación de movimientos gestuales como realizar zoom, giros, etc. Este tipo de tecnología es la que encontraríamos en teléfonos móviles de última generación como iPhone. Algunos ejemplos de este aporte es que podemos realizar los gestos habituales de un ratón como clicar con el botón derecho o movimientos más avanzados como girar fotografías directamente en la pantalla ayudados por el hardware adecuado para soportar dos toques, o más, simultáneos en pantalla.

Pero los movimientos gestuales no son lo único que nos ayudara a manejar nuestro ordenador directamente desde la pantalla. Cierto tipo de utilidades como la digitalización de escritura o incluso el control por voz, bastante mejorado frente a Windows Vista, combinaran un modo perfecto para comenzar a olvidarnos del teclado y el ratón para las tareas más ligeras. Este tipo de aplicaciones, muy utilizadas por usuarios de TabletPC y convertibles, se mejoraron notablemente en Windows Vista y en Windows 7 están aun más refinadas y su funcionamiento es prácticamente perfecto.

Muchos fabricantes están dando el salto a esta tecnología que promete mucha aceptación por el público ya que añade un modo más intuitivo y directo de disfrutar de la informática domestica. Muchos son los fabricantes que han presentado para el lanzamiento de Windows 7 nuevos ordenadores portátiles con pantallas táctiles, y no hablo de Tablet, ordenadores convencionales que tienen este nuevo interfaz como novedad.

Además por primera vez en el mundo del PC encontraremos pantallas convencionales, no ordenadores integrados en pantalla, con soporte táctil y multitáctil. Son monitores convencionales, para conectara a tu PC, que tienen un interfaz táctil para añadir estas prestaciones a tu ordenador presente y futuro. Los fabricantes de monitores lo ven como un aliciente más para mejorar la venta de este tipo de pantallas y además mejorar algo los beneficios de la venta con un valor añadido cada vez más demandado.

El monitor Compaq L2105Tm dispone de un panel de 21.5" con resolución de 1920x1080 puntos y capacidades multitáctiles por menos de 300€. Estará disponible durante el mes que viene y solo requiere de una conexión USB para habilitar sus capacidades táctiles avanzadas. Es un ejemplo claro de que esta nueva forma de manejar el ordenador será asequible desde su mismo lanzamiento.

Otro ordenador muy convencional como el Acer Aspire 5738PG, con un coste inferior a los 700€, dispondra de una pantalla mutitouch capacitativa. Dispone de procesador Core 2 Duo, tarjeta grafica AMD Radeon 4570, 4GB de RAM y 320GB de disco duro. Comenzara a venderse durante el mes que viene. Pero no es el único porque en modelos más o menos empresariales como el Lenovo T400s también comenzaremos a ver pantallas de este tipo.

Computación general en chips gráficos

Computación general en chips gráficos.

Windows 7 inicia también otra revolución fundamental que cambiara nuestra forma de depender en el ordenador de formas tradicionales de computación. Los chips gráficos, bestias del cálculo forjadas durante años de dura carrera “armamentística” e impulsados por una industria deseosa de añadir realismo a sus creaciones. Estas bestias del cálculo se descubren como motores mas allá de los gráficos capaces de acelerar de forma notable ciertos aspectos de la computación general multimedia que nos descubrirá nuevos medios multimedia.

Con Windows 7 se integran tecnologías necesarias para hacer que este cambio sea una realidad. Se integran nuevos estándares, como Directcompute 11 u OpenCL y el mismo sistema operativo es incluso capaz de aprovechar estas funciones integradas en las graficas modernas y no tan modernas para acelerar el funcionamiento del sistema.

No solo los juegos se ven beneficiados por estas nuevas técnicas.

Tanto AMD como Nvidia entienden estos nuevos desarrollos como un punto fundamental a la hora de comercializar sus nuevos chips gráficos ya que en un futuro próximo casi toda aplicación multimedia que se precie, incluidos muchos de los formatos que usamos asiduamente en Internet, soportaran la tarjeta grafica como un medio directo de acelerar la reproducción y producción de sus contenidos. Con las tecnologías incluidas en Windows 7 los desarrolladores encontraran más facilidad en el desarrollo de este tipo de tecnologías gracias a cosas como la mejora del multiproceso o la homogeneidad de estándares sea cual sea nuestro chip o chips gráficos.

Comprimiendo video de alta resolución a velocidades de vertigo ayudados por una Geforce GTX 295.

CUDA de Nvidia y Stream de ATI son un buen ejemplo de hacia dónde se encamina el trabajo de los fabricantes para que sus chips gráficos sirvan de soporte tanto a aplicaciones domesticas, mejorando por ejemplo la física aplicada en juegos, o acelerar los procesos científicos en una escala desconocida hasta la introducción del chip grafico como motor de calculo matemático general.

Crear ahora es un proceso mucho mas rápido y

eficiente gracias al soporte de computación general en chips gráficos.

La revolución del estado sólido

La revolución del estado sólido.

Otro aporte de cara al futuro más cercano que añade Windows 7 es el de un soporte de calidad para las necesidades específicas de discos duros de formato de memoria persistente conocidos como discos SSD. Este tipo de discos duros, aunque trabajen de cara al usuario de una forma completamente idéntica a como lo haría un disco mecánico, requiere de un tratamiento especial para que sus prestaciones se mantengan en el tiempo y se aprovechen al máximo.

Los discos SSD requieren de algunas tecnologías que Windows 7 implementa. Una de ellas es la de poder eliminar datos grabados en el disco para mantener el rendimiento innato de este tipo de unidades. El sistema se llama TRIM, ya lo implementan en firmware algunos discos de OCZ, y permite aprovechar los tiempos de reposo del disco para realizar una limpieza automática de las celdas de memoria con datos residentes. Los discos SSD, como cualquier otro tipo de memoria flash, requiere un borrando previo de la celda que se va a usar para escribir por lo que un disco con mucho uso, sin TRIM (así se llama el sistema integrado en Windows 7), irá perdiendo rendimiento ya que sus celdas tendrán datos que deberán ser borrados antes de poder escribir encima retrasando, por tanto, el proceso.

OCZ Vertex después de dos semanas sin Firmware TRIM.

OCZ Vertex después de dos semanas con Firmware 1.4 con TRIM.

Windows 7 tiene la capacidad de detectar cuando está instalado un disco SSD para eliminar algunos procesos inútiles en este tipo de discos como la desfragmentación que no solo no trae ningún beneficio, por la naturaleza electrónica del disco, sino que además mina su durabilidad obligándole a trabajar en estados constantes de lectura y escritura en un proceso inútil. El sistema de particionado también se optimiza para aprovechar las características de este tipo de disco.

Por último Microsoft se plantea un programa de certificación de discos SSD a bien de garantizar que sean plenamente compatibles con el nuevo sistema operativo. Sobre este aspecto aun no hay nada concreto pero si podemos concretar que las series Vertex y Agility de OCZ son por ahora las más preparadas para aprovechar Windows 7 de forma plena.

Conclusión

Conclusión.

Personalmente creo que ni Windows Vista ha sido tan malo ni Windows 7 será tan bueno pero está claro que en esta ocasión el nuevo sistema operativo de Microsoft se ha cogido con más ganas desde todos los puntos, tanto fabricantes como consumidores como desarrolladores, y en el encontramos novedades tecnológicas que preparan fuertes cambios en lo que conocemos como PC tanto en el ámbito profesional como domestico.

En este pequeño resumen os hemos dado tres claves que para nosotros resultan vitales en el nuevo sistema operativo, claves que cambiaran para siempre nuestro concepto de usar el PC, del almacenamiento del mismo y también del tipo de aplicaciones y su forma de ejecutarlas en un futuro. Tres puntos de partida del que Windows 7 no es más que un comienzo pero sin duda prometedor en muchos aspectos.

Tags: Software