NVIDIA SHIELD

por Antonio Delgado 05/11/2013 2
Pantalla
Procesador
RAM y Almacenamiento
Precio
Web
5" IPS. 1280 x 720 píxeles (294 ppp)
NVIDIA Tegra 4
2GB LPDDR3 y 16 GB
$300

Introducción

Recientemente hemos visto varios intentos de lanzar una consola con Android con más o menos éxitos, dispositivos como OUYA crearon bastante expectación en sus inicios, y también bastante decepción una vez el dispositivo llegó a las manos de los consumidores. Hacer una consola de escritorio basada únicamente en los juegos existentes para Android, de los cuales tan solo unos pocos serán compatibles, es una apuesta bastante arriesgada, además actualmente muy pocos títulos podrían siquiera rivalizar con los juegos de consolas convencionales, tanto en calidad como en jugabilidad y duración de los mismos.

NVIDIA ha querido ofrecer un dispositivo que ofreciera muchas más posibilidades, en vez de limitarse a algo de sobremesa, el Project SHIELD que vimos a principios de este año planteaba el concepto de un dispositivo portátil con controles físicos, toda la potencia de su Tegra 4, sin limitaciones a la hora de utilizar todos los juegos y aplicaciones de Android y con características adicionales como el juego en Streaming desde PC que la convertían en un dispositivo de juegos mucho más completo e innovador que lo que estamos acostumbrados a ver.

Finalmente ya tenemos en nuestras manos la versión final de NVIDIA SHIELD, vamos a ver de lo que es capaz este curioso dispositivo y qué es lo que nos ofrece a la hora de jugar.

Prestaciones técnicas

Como no podía ser de otra manera, el NVIDIA SHIELD está gobernado por un chip Tegra 4 de la compañía con 4 núcleos ARM Cortex-A15 funcionando a un máximo de 1.9 GHz más otro núcleo para tareas recurrentes, su GPU integra 72 núcleos de procesamiento y le acompañan 2 GB de memoria LPDDR3, con este chip podremos ejecutar los juegos más exigentes de la plataforma Android y tener acceso a las versiones optimizadas para NVIDIA TEGRA con efectos y mejoras gráficas bastante notables. Tenemos 16 GB de memoria interna disponible que podemos ampliar con una tarjeta microSD sin problemas.

La pantalla es de 5 pulgadas con una resolución de 1280 x 720 píxeles, lo que se traduce en una densidad de 294 puntos por pulgada. La pantalla cuenta con tecnología multitáctil con hasta 10 puntos de detección simultánea. La calidad de la pantalla es excelente desde varios ángulos de visión. La batería es de unos impresionantes 7350 mAh.

Ofrece conectividad WiFi 802.11 n de doble banda, con soporte para la frecuencia 2.4 GHz y 5 GHz en el mismo módulo que también ofrece conectividad Bluetooth 3.0 y GPS No le faltan tampoco sensores giroscópicos y acelerómetros, 3 de cada uno por cada dimensión. En la parte trasera del SHIELD tenemos, junto con el lector de tarjetas microSD, una salida mini-HDMI, un puerto micro-USB 2.0 y unas salida estéreo de 3.5mm para conectarle unos altavoces o auriculares externos.

Precisamente el sonido es algo a destacar de este dispositivo, en la parte frontal tenemos dos altavoces estéreo de generosas dimensiones que ofrecen un sonido con un nivel de volumen alto y claro, pero siempre podremos conectar unos auriculares en su toma minijack de 3.5mm.

Una cosa que sí que he echado en falta es algún dispositivo de vibración para una mejor experiencia de juego, quizás en sucesivas versiones de SHIELD podamos ver esta característica.

Diseño

Como vemos en las imágenes, estamos ante un dispositivo de unas dimensiones bastante generosas debidas en su mayor parte a los controles físicos y la forma ergonómica para una mayor comodidad a la hora de su uso, hablamos de 158 x 135 x 57 milímetros, un tamaño que permite que NVIDIA haya podido integrar un disipador con ventilador integrado en la parte trasera en la zona de los conectores, de esta manera se aseguran de que la temperatura del Tegra 4 esté siempre a raya, incluso tras horas ejecutando juegos exigentes incluso en el modo consola. Sin embargo el ventilador es prácticamente inaudible.

Tenemos una configuración de botones y gatillos que recuerdan al mando de la Xbox aunque con matices. Los dos joysticks analógicos están situados en la zona inferior hacia el centro, mientras que tenemos un PAD direccional en el extremo izquierdo y 4 botones de juego en el lado derecho con las letras X Y A B.  Coronando la parte central tenemos el botón retroiluminado de NVIDIA que nos da acceso a la zona SHIELD y permite apagar y encender el dispositivo, rodeado de un botón para controlar el volumen, otro de pausa, el botón físico de retorno y el botón home de Android. En la parte trasera hay 4 gatillos, dos de ellos progresivos para un mejor control, sobre todo en juegos donde se requiera una aceleración.

El NVIDIA SHIELD está fabricado enteramente en plástico lo que le permite ofrecer un peso de tan solo 579 gramos, algo de agradecer a la hora de pasar largas jornadas de juego, esto no quiere decir que su construcción sea pobre, más bien todo lo contrario, el dispositivo se siente muy robusto en las manos, sin ningún tipo de holgura o crujido y todos los controles físicos se adaptan perfectamente a las manos pudiendo utilizarlos con comodidad durante horas, llega un momento incluso que te olvidas de la pantalla táctil para navegar por el sistema operativo.

El color elegido es el negro mate en la gran parte del SHIELD, con detalles en plateado en la tapa y en zonas concretas como los altavoces y zonas en negro brillante por la zona inferior y los gatillos complementado por toques de verde en la entrada de aire frontal, todo en conjunto le dan un acabado bastante elegante.

Junto con la consola se incluye una funda rígida de alta calidad y resistencia para poder guardar el cable o el cargador junto la consola, un detalle de agradecer es la tapa trasera de goma para poder cargar el NVIDIA SHIELD dentro de la propia funda.

Rendimiento y juegos

Para poder mostraros el rendimiento de NVIDIA SHIELD y su Tegra 4 hemos pasado distintos benchmarks, adicionalmente y para poder ver el desempeño real de la consola, también hemos realizado un vídeo con juegos capturados directamente desde SHIELD, de esta manera podréis ver de lo que es capaz en el entorno que más nos interesa, los juegos.

En el manejo del sistema operativo Android 4.3 no hay ningún ápice de debilidad, todo se mueve de manera perfectamente fluida al igual que en la reproducción multimedia y en juegos exigentes de última generación, tanto genéricos de Android como títulos THD pensados específicamente para dispositivos con procesadores Tegra de NVIDIA, en ningún momento se sufre de ralentizaciones o lags aun configurando los juegos que lo permitan al máximo de calidad gráfica.

Hemos probado juegos exigentes como el ShadowGun, SoulCraft, Asphalt 8, Sonic 4 Episode II, Dead Trigger, Blod Sword entre muchos otros, en todos los títulos el desempeño de SHIELD fue excelente, ofreciendo la máxima calidad gráfica sin ningún tipo de ralentización, incluso tras varias horas jugando donde otros dispositivos pueden sufrir sobrecalentamiento, el sistema de disipación del dispositivo se mantuvo realmente eficiente, en ningún momento se nota en las manos un aumento de temperatura como si ocurre en tablets o smartphones.

En el siguiente vídeo probamos los juegos (en este orden) Dead Trigger 2, ShadowGun, Asphalt 8, Sonic 4 Episode II, SoulCraft y Blood Sword y podréis ver el desempeño de la consola.

Los benchmarks ejecutados han sido el Antutu, el 3D Mark y el Quadrant para poder ofreceros unos resultados y poder compararlos con otros dispositivos.

Antutu benchmark.

Quadrant.

3DMark con el test Ice Storm Unlimited, el más exigente de los 3 que incluye.

Como detalle curioso, comentar que el test 3D Mark solo lo hemos podido pasar en la versión Unlimited, ya que en la normal y extreme, el propio benchmark nos indicaba que el equipo era demasiado potente y se pasaba de las mediciones máximas.

GameStream. Streaming de juegos de PC.

Si bien muchas personas asocian la NVIDIA SHIELD a una simple consola con Android, ese nombre no le hace justicia, estamos ante un dispositivo para juegos y entretenimiento que va mucho más allá, de hecho me atrevería a decir que el aspecto de los juegos de Android es el menos importante. Una de las funcionalidades que más impresiona de este dispositivo es el GameStream, o lo que es lo mismo, la posibilidad de ejecutar juegos vía Streaming desde un ordenador de manera inalámbrica.

He de reconocer que en los inicios era bastante escéptico con esta tecnología y los posibles lags o retardos que pudieran ocasionar, pero ya cuando tuve la ocasión de  poder probarla en el MWC 2013 se podía ver todo el potencial de esta tecnología y de paso disipar los posibles miedos.

Para poder hacer uso de esta característica necesitaremos un ordenador equipado con una tarjeta gráfica NVIDIA GeForce de la serie Kepler, como mínimo una GTX 650, y tener instalada la última versión del software GeForce Experience junto con drivers actualizados..Estando conectados a la misma red local, la propia consola detecta automáticamente los ordenadores que cumplen esos requisitos y los podremos asociar pulsando un simple botón y confirmando en el PC, una vez hecho esto, tendremos una lista con todos los títulos disponibles, incluyendo el Steam en modo big picture de tal manera que podemos acceder a la plataforma de juegos de Valve también desde la SHIELD.

El desempeño del streaming es perfecto, la fluidez y el manejo son excepcionales, podemos ver en la pantalla del NVIDIA SHIELD juegos como el Bioshock, el último Metro y similares a tiempo real y manejarlos con los controles. El sonido se transmite también a los altavoces integrados en la consola, por lo que podremos estar jugando desde el salón o desde la cama sin problemas. El nivel de sincronismo es tal que puede incluso utilizarse el NVIDIA SHIELD como mando inalámbrico perfectamente.

Los juegos se ejecutan a una resolución de 720p ya que es el máximo admitido por la pantalla del dispositivo y no tendría sentido hacerlo a más resolución, no obstante, si usamos el SHIELD en el modo consola (un modo de funcionamiento como consola de escritorio del que os hablaremos a continuación) podremos aumentar la resolución, ya que dependerá del monitor o TV a la que la hayamos conectado. 

A continuación os dejamos con un vídeo explicando detalladamente la tecnología GameStream con pruebas en distintos juegos para que podáis apreciar el funcionamiento y el buen desempeño que os comentamos.

Hay un detalle que se echa un poco de menos, me refiero a la posibilidad de manejar todo el ordenador, fuera de los juegos, desde SHIELD utilizando GameStream, no es un secreto que hay cientos de aplicaciones específicas de control remoto, pero poder hacerlo todo desde el GameStream podría ser una buena alternativa.

Android 4.3 y modo consola

Mientras estaba realizando esta review, NVIDIA actualizó la SHIELD a la última versión de Android Jelly Bean 4.3 junto con un conjunto de novedades y funciones adicionales. La primera de todas y más llamativa es el llamado Console Mode, un modo de funcionamiento que hace que la SHIELD pase a funcionar como consola de escritorio conectada a una pantalla o monitor externo mediante su puerto mini HDMI. En este modo la consola se reiniciará para optimizar el rendimiento y la salida de vídeo podrá ser de 1080p o incluso 4K.

La pantalla integrada se desconecta en el modo consola, los controles físicos podemos seguir utilizándolos, pero lo más cómodo es conectar un gamepad adicional, nosotros hemos utilizado el NYKO PLAYPAD PRO, un mando que funciona de manera inalámbrica y que la SHIELD reconoce sin problema y sin necesidad de ninguna configuración extra.

En el Console Mode todas las aplicaciones y juegos Android están disponibles, convirtiendo la SHIELD en una consola o centro multimedia con el sistema operativo móvil de Google. El modo GameStream también funciona sin problema, de tal manera que podremos jugar por ejemplo en la TV del salón a los juegos de nuestro ordenador aunque esté situado en otra habitación. Destacar que al utilizar este modo, podremos ejecutar los juegos en streaming a 1080p al no estar ya limitados por la pantalla integrada de SHIELD.

Precisamente el modo GameStream es otra novedad que vino con la actualización, ahora ya no está en modo beta y se añade soporte para nuevos títulos como el nuevo Batman: Arkham Origins o el Assassin’s Creed IV: Black Flag.

Finalmente llega una función realmente interesante, se trata de una utilidad de mapeado de teclas integrada en el propio sistema, con esta utilidad podremos configurar cualquier pulsación en la pantalla táctil o incluso gestos de cualquier tipo y asociarlos a los botones y joysticks físicos de la NVIDIA SHIELD, de tal manera que los juegos que no estén adaptados a su uso con controles físicos puedan utilizarse perfectamente. Puede accederse a esta función directamente desde cualquier aplicación o juego. Sin duda es una funcionalidad indispensable para un dispositivo como este.

Análisis y conclusión

Los juegos disponibles para Android, salvo excepciones muy concretas, no están a la altura de juegos específicos para consolas convencionales o incluso PC, sobre todo por la jugabilidad o la poca duración de los mismos, este es en mi opinión uno de los motivos principales por los que consolas con Android como Ouya o similares no terminan de ser una alternativa a las más veteranas en el mercado.

Sin embargo el NVIDIA SHIELD es sin duda el mejor modelo a seguir sobre lo que una consola con Android debería ser: un dispositivo portátil, ligero, con potencia de sobra para ejecutar todos los juegos disponibles y un modo de funcionamiento de consola de sobremesa de alta resolución al conectarla a una pantalla externa de tal manera que en un mismo dispositivo tenemos una consola para conectar al televisor y una consola portátil con controles físicos

El sistema GameStream de juegos en streaming desde el ordenador merece un apartado a parte en esta conclusión, ya me sorprendió cuando pude probarlo en el MWC 2013 y lo sigue haciendo tras haber estado más de una semana con el Nvidia SHIELD, la imagen se transmite a tiempo real, sin cortes y sin retardos apreciables, el manejo no sufre de ningún tipo de lag y el poder jugar desde el salón o incluso el dormitorio a tus juegos favoritos de ordenador es una maravilla, o incluso conectándola a un televisor y jugando de manera inalámbrica, y todo ello desde el mismo dispositivo.

Por todo ello, en conjunto tenemos ante nosotros un producto redondo que nos transmite la sensación de que NVIDIA ha puesto un cuidado increible en todo el dispositivo, tanto a nivel de acabados como a nivel de hardware interno y software, consiguiendo sin duda un dispositivo de juegos y multimedia excelente y lleno de posibilidades y un modelo a seguir para todas aquellas compañías que quieran crear una consola con Android.

  • Producto: NVIDIA SHIELD
  • Fecha: 05/11/2013 11:26:35
Secciones: Tablets