Movidy: Alternativas y Situación de las Webs de Streaming

Movidy: Alternativas y Situación de las Webs de Streaming

por Jordi Bercial 04/04/2020 2

¿Qué es Movidy?

No son pocos los usuarios que hacen uso de páginas web cómo Movidy, páginas web de streaming de series y películas que nos permiten ver los últimos estrenos tanto de la cartelera de cine como de series que podemos encontrar en plataformas como Netflix.

En este artículo hablaremos de la situación general de páginas web como Movidy, y las alternativas que existen a esta web, pues si bien en mayor medida no estaremos incurriendo en ningún problema legal al visitarlas, sí es cierto que la vía de las webs de streaming gratuito no es la más lícita que existe en Internet, mientras que la descarga de contenidos a nuestro equipo sí puede constituir una práctica ilícita y debemos estar al tanto.

Movidy es una web de streaming de películas y series que cuenta con cierta historia, y es que esta es la encarnación totalmente anónima de lo que en su momento fue xdede, y que actualmente ya no opera bajo ese nombre para desvincular esta web de la persona física que opera detrás de ella.

Cabe destacar que no hay que confundir Xdede con otros portales de nombre similar como Megadede o Pordede, que, si bien también operaban bajo términos similares, también terminaron echando el cierre, fuese o no con motivos legales de por medio, siendo esta volatilidad el principal problema de estas páginas de distribución de series y películas.

¿Por qué estos portales están tan perseguidos?

Generalmente, estas páginas web sirven como medida para los usuarios para poder ver el contenido que se aloja en plataformas como Netflix de forma gratuita, algo que obviamente a este tipo de compañías no gusta, y que al no tratarse de un medio legal sobre el que ver películas y series, se intenta por todos los medios posibles que no lleguen a un nivel trascendental en cuanto a tráfico en comparación con el tráfico que las propias plataformas reciben.

Si bien esto es algo que consiguen hacer en mayor o menor medida, siempre existen portales que consiguen suficiente relevancia para ser un problema para estas compañías, a la misma vez que portales muy pequeños pasan desapercibidos y nunca llegan a ser detectados, pero este no suele ser el caso más habitual.

Algunos nombres conocidos son por ejemplo Youkioske, cuyo propietario terminó con una sentencia de prisión, mientras que Megavideo, dependiente de Megaupload, también desapareció tras el arresto del conocido Kim Dotcom, el dueño de la web de hosting. Es muy sencillo entender los detalles de la infracción, y es que en la sentencia, podemos ver que se citan algunos artículos del Código Penal, donde podemos hallar lo siguiente en el Artículo 270.1:

"Será castigado con la pena de prisión de seis meses a cuatro años y multa de doce a veinticuatro meses el que, con ánimo de obtener un beneficio económico directo o indirecto y en perjuicio de tercero, reproduzca, plagie, distribuya, comunique públicamente o de cualquier otro modo explote económicamente, en todo o en parte, una obra o prestación literaria, artística o científica, o su transformación, interpretación o ejecución artística fijada en cualquier tipo de soporte o comunicada a través de cualquier medio, sin la autorización de los titulares de los correspondientes derechos de propiedad intelectual o de sus cesionarios."

Alternativas a Movidy

Existen distintos tipos de alternativas, ya sean alternativas oficiales o alternativas que nos hagan pasar por el trance de la piratería, sobre las que vamos a hacer un repaso.

Por un lado, dentro de las alternativas que implican métodos de dudosa legalidad, existen distintas webs como Movidy que funcionan bajo el principio de contener enlaces a lugares donde el contenido que queremos ver está almacenado.

Esto les hace operar bajo un marco legal en el que no infringen leyes de copyright en determinados países, de forma que situaciones como la de Youkioske no se repitan, con webs cerradas por doquier e incluso con sus propietarios encarcelados en casos graves y con multas extremadamente elevadas

Existen webs de distintas categorías, de forma que, si bien páginas como Cinecalidad o SerieMega se centran en ofrecer series y películas a los usuarios, otras webs como RojaDirectaTV se especializa en la emisión de contenidos futbolísticos en directo.

Estas mismas páginas web gozan de una gran popularidad en dispositivos como smartphones y Smart TVs, y es que debido a la habitual simpleza en el diseño de estas páginas, su rendimiento es lo suficientemente bueno como para funcionar en dispositivos de baja potencia como serían televisores de bajo coste, haciendo de estas páginas una combinación perfecta para aquellos usuarios que no quieran gastar demasiado dinero en satisfacer sus necesidades en cuanto a consumo de contenido multimedia se refiere.

Por otro, encontramos las distintas plataformas de streaming oficiales que han comenzado a inundar el mercado con grandes catálogos y prácticamente interminables posibilidades en cuanto a qué podemos ver en ellas, a cambio de una cuota lo suficientemente asumible como para que el uso de estas plataformas sea tentador.

Hay que tener en cuenta que, si bien plataformas como Netflix, HBO o Disney+ traen un coste asociado, también es cierto que este coste, generalmente mensual, nos asegura que podremos encontrar el contenido por el que estamos pagando a la máxima calidad posible, algo que también dependerá de qué cuota estemos pagando, como sería el caso de Netflix donde una cuota con un precio más elevado nos da la posibilidad de ver contenido en 4K. Si tenéis dudas o queréis saber qué opciones hay, no os podéis perder nuestro artículo donde repasamos las mejores plataformas de Streaming en España.

Por último, no nos podemos olvidar de la piratería pura y dura, algo que, si bien en ciertos casos sí constituye un delito, también protege de la contínua –y real—desaparición de contenido de los portales de streaming, del mismo modo que ocurre con los juegos con DRM que terminan imposibilitando su conservación.

Este medio, por otro lado, siempre nos da la opción de conseguir el mismo contenido a una calidad mucho mayor a través de su descarga gratuita, ya sea directa o por otros métodos como P2P, algo que, si bien a priori puede parecernos buena idea, puede conllevar riesgos como sería la descarga accidental de malware.

Este último punto ha estado cobrando fuerza últimamente, y es que si bien con la aparición de Netflix la piratería se redujo sensiblemente, el gran número de plataformas de streaming con contenido propietario tras una cuota mensual ha hecho que los usuarios no quieran pagar una suscripción para cada plataforma en la que se aloje una serie que les interese, de modo que tras esta inundación de servicios de streaming donde todas las empresas quieren un trozo del pastel, no son pocos los usuarios que se han lanzado de nuevo a la piratería.

Como podemos observar, cada vez son más los servicios de streaming existentes, cada uno con su cuota mensual.

Naturalmente, para utilizar tanto Movidy como otras webs de streaming de contenido, es necesario, o al menos recomendable, disponer de una buena conexión a Internet, con un ancho de banda suficiente para poder ver contenidos a buena resolución y sin cortes o pérdidas de calidad. Para comprobar si tu conexión es buena, puedes utilizar alguno de los test de velocidad que repasamos en este artículo.

 

¿Es ilegal acceder a estas webs de series y películas?

En un principio, nosotros como usuarios de estas páginas web no estamos incurriendo en ningún delito, pero sí que al descargarnos una película como sería por ejemplo a través de P2P, estaríamos llevando a cabo una conducta ilícita al estar realizando una acción contraria a las leyes de derechos de autor –colocar una obra en un soporte que permite la obtención de copias, en este caso un disco duro en nuestro ordenador—, por lo que sí podríamos quedar sancionados con el pago de una indemnización al autor de dicha obra.

Por tanto, cuando se trata de piratería, siempre es seguro pensar en que estamos incurriendo en una conducta que, analizada de forma legal, nos traería consecuencias negativas en el caso de la descarga de contenido mediante P2P.

Del mismo modo, recordamos que la visita de webs de streaming gratuitas no supone ningún problema para el usuario final, aunque sí puede suponerlo para los propietarios de las páginas web en las que el contenido se encuentre alojado, que no enlazado.

Del mismo modo, recordamos que la visita de webs de streaming gratuitas no supone ningún problema para el usuario final, aunque sí puede suponerlo para los propietarios de las páginas web en las que el contenido se encuentre alojado, que no enlazado. Podemos encontrar más información al respecto en Legalitas, dónde el abogado Nicolás Lerma estima lo siguiente:

“Es importante saber que la descarga de películas ilegales en una determinada página no constituye un hecho delictivo y, por lo tanto, no es motivo de sanción desde el punto de vista penal.

Sin embargo, el Código Penal si castiga a aquella persona que pone una plataforma o que facilita el medio de descarga intentando conseguir así un lucro o un beneficio económico. Las penas de este tipo de delito son muy severas, llegando hasta los seis años de prisión.”

Esta información refuerza la percepción de tranquilidad que podemos tener a la hora de visualizar contenidos en este tipo de páginas web, y es que no son pocos los usuarios que tienen dudas a la hora de asegurar sí realmente pueden estar tranquilos al visitar páginas webs cuyos propietarios, como ya hemos visto anteriormente, pueden terminar en prisión si no se atañen correctamente a las leyes en curso en España.

Como es de esperar, acceder a contenido ilegal como serían determinados tipos de pornografía, queda fuera de la cuestión, pues independientemente del método utilizado para acceder a él, si el contenido como tal está prohibido, no se debe intentar obtener, almacenar, distribuir o visualizar por ningún medio a nuestro alcance.

Fin del Artículo. ¡Cuéntanos algo en los Comentarios o ven a nuestro Foro!

Redactor del Artículo: Jordi Bercial

Jordi Bercial

Ávido entusiasta de la tecnología y la electrónica. Cacharreo con componentes de ordenador casi desde que aprendí a andar. Empecé a trabajar en Geeknetic tras ganar un concurso en su foro sobre redacción de artículos de hardware. Amante del Drift, la mecánica y la fotografía. No te cortes y deja un comentario en mis artículos si tienes alguna consulta.