Razer Mamba 5G Chroma 2015

por Javier Rodríguez 21/10/2015 7
Sensor
Conectividad
Otros
Precio
Web
Laser 5G 16000dpi
USB 2.0
Click Force tecnology
179 Euros

Introducción

Este ratón en un referente, su primera generación, que quizás tenga ya seis años, fue toda una revolución por su sistema dual de conectividad y por sus baterías recargables. Aún recuerdo mi primer Mamba, la excelencia de su embalaje y su coste, cercano a los 120 Euros ya por aquel entonces. Dos de esos ratones están en mi colección (mi pieza más preciada es un Razer-Terratec Boomslang que no se llegó a comercializar), aún en perfecto estado, aunque con alguna renovación de batería que otra.

Mucho ha cambiado el Mamba, se ha perfeccionado, es más ergonómico y técnicamente más avanzado pero la base sigue siendo la misma, la esencia está ahí y eso es bueno porque el día que Razer toque demasiado el Mamba será como perder parte de la esencia de la marca.  

Especificaciones técnicas

Del Mamba 5G Chroma 2015 de Razer debemos esperar lo mejor, y más. Los datos de momento prometen. Su nuevo sensor de quinta generación, tipo láser, desarrolla hasta 16000 dpi con una aceleración de 50G que se traduce en más de medio metro por segundo de pico de aceleración. Un portento que cualquier jugador sabe que no es más que un número que se traduce en una mejor definición a menores velocidades de desplazamiento. Luego veremos qué tipos de ajuste admite.

Bajo el Mamba encontraremos algunos elementos importantes, aparte del sensor láser. Está el interruptor de encendido, los configuradores de presión de los botones y los puntos de contacto para la carga de la batería.

Este ratón cuenta desde sus inicios con conectividad híbrida. Ciertamente no recuerdo si fue el primero con esta tecnología, pero en cualquier caso sí que fue de los más llamativos en su momento. Podemos usarlo, por tanto, conectado por cable o de forma inalámbrica. La base de carga es la que hace de receptor inalámbrico y el mismo cable podemos extraerlo de la base y usarlo directamente con el ratón. Las prestaciones del ratón cambian en ciertos aspectos usando un modo u otro. El cable tiene unos dos metros y está protegido mediante una funda textil. El conector es de tipo Micro USB, pero su funda está formada para encajar perfectamente con base y ratón así que no nos servirá cualquier cable Micro USB.

Con las generaciones el sistema inalámbrico, y sobre todo la batería, han mejorado mucho en los Mamba. Antes teníamos que cargarlo cada poco, las baterías duraban apenas unos meses por ser de Ni-MH, la carga era más lenta pero las baterías eran extraíbles así que podíamos tener alguna batería de reserva.

La base apenas ha recibido reformas, salvo el imán que ayuda ahora a dar más robustez al agarre del ratón. Ahora la iluminación ha cambiado, es de tipo RGB, y podemos configurarla para que se sincronice, o no, con la iluminación del ratón. Tiene en torno a unos 12 leds que permiten diferentes efectos de iluminación que van desde colores fijos, cambio de color al pulsar botones, respiración, carrera, ciclo de color, etc. Permite configuraciones personalizadas tanto para la base como para el propio ratón y también tiene un modo de iluminación especial para cuando está cargando en la base que también podemos configurar a nivel de qué color queremos que use. Es uno de sus efectos más llamativos porque de un vistazo podemos ver la progresión de carga del ratón. También nos avisará cuando los niveles de batería están bajos.

La sincronización entre base y ratón ahora se hace automáticamente con el encendido del ratón, ya no hay botones de emparejamiento y tanto base como ratón se encienden desde el switch de encendido del ratón.

El ratón no ha recibido rediseño desde la versión 4G. Con el tiempo se ha hecho algo más compacto y ergonómico y esta edición recibe una mejora funcional más allá del diseño. Se trata de dos ajustes manuales para la presión necesaria para la activación de los botones principales. Podemos ajustarlo de forma analógica, con dos tornillos, entre los 45 y los 100 gramos de presión.  La diferencia entre el punto más duro y más blando se nota perfectamente y es un tipo de ajuste que no había visto hasta ahora en ningún ratón, ni tan siquiera en los Cyborg de MadCatz.

El tornillo empuja el tensor hacia arriba lo que obliga a hacer más presión sobre el botón para que este haga contacto con el interruptor de señal. Podemos ajustar la resistencia entre los 45-100 gramos de presión.

El Mamba Chroma es un ratón para diestros con un total de 7 botones programables, uno de ellos es la misma rueda de desplazamiento. La rueda, a su vez, permite desplazamiento vertical y horizontal. Es un ratón de diseño sutil con zonas de apoyo de goma en ambos laterales. Los botones principales van integrados en la cubierta que es para mí el método acertado de diseñar un ratón puesto que mejora de forma notable la ergonomía y la comodidad del jugador. Su ergonomía permite que lo usemos como ratón de día a día sin el más mínimo problema.   

El diseño de apoyo sigue siendo el mismo con tres “pies” de teflón. Dos en los extremos posteriores del ratón y otro, más grande, en la zona de apoyo de la mano. Es una configuración adecuada que va muy bien en un diseño de ratón como este que da mucha más importancia a la configuración de la palma de la mano sobre el ratón.