Mionix Castor gaming mouse

por Javier Rodríguez 17/12/2015 ...
Conectividad
Sensor
Botones
Precio
Web
USB 2.0
Optico PMW-3310 IR-Led
6x programables
59,90 Euros

Introducción, sensor y otras prestaciones

Introducción

Este ratón es una de las últimas creaciones de esta marca que es muy reconocida por su serie de ratones Naos con sensores laser. Si bien los sensores laser comieron mucho terreno a los ópticos, hace algunos años ya, ahora este tipo de sensores están recuperando muchos usuarios que ven en ellos soluciones más equilibradas y más adaptadas a su estilo de juego. También, por regla general, son algo más económicos que sus análogos con sensores láser.

En este caso hablamos de un ratón de altas prestaciones, con un sensor infrarrojo muy capaz, y todos los elementos necesarios para convertirse en uno de esos ratones con el que cualquiera estaría orgulloso de usar.

Sensor y prestaciones

El Mionix Castor dispone de uno de los sensores ópticos más potentes que podemos encontrar. El PMW-3310, de Pixart. esta basado en luz infrarroja y consigue prestaciones de primer orden como su sensibilidad sin aceleración por hardware, tanto positiva como negativa. Antes de que entremos en comparativas extrañas hay que añadir que Pixart compro la división de sensores para ratones a Avago hace algunas semanas. Esto significa que el Avago-3310 y el Pixart PMW-3310 son exactamente el mismo sensor.

Este sensor ya lo ha utilizado Mionix en otras gamas ópticas como los Avior. La diferencia es que ahora lo hace en un ratón más moderno con una ergonomía más clara, aunque también más exclusiva puesto que deja de lado a los usuarios zurdos. Los diestros recibirán un diseño que se adapta mejor a mas tipos de agarre, como veremos después. La resolución real de este sensor es de 3200dpi, la sensibilidad óptica es esa, aunque Mionix la amplia con modos de hasta 10000dpi gracias al uso de interpolación. Hace poco revisamos el Xornet II de Coolermaster con la variante 3320 y con algo más de resolución óptica, hasta 3500dpi.

La conectividad del Mionix Castor es de tipo USB 2.0 con velocidades de hasta 1000hz en cuanto a frecuencia de muestreo. Un dato que podemos configurar y que es imprescindible para un ratón gaming que se precie de serlo. Tampoco es nada extraordinario hoy en día. Es un sensor polivalente, bien conocido por la comunidad gaming, y que podemos adaptar a nuestra superficie de deslizamiento preferida.

Mionix ha equipado este ratón con un procesador de 32-Bit ARM con 32MHz de frecuencia. Se combina con una memoria de 128Kb que nos permite almacenar hasta 5 perfiles en el interior del ratón, sin necesidad de drivers.

El peso de esta unidad, incluido el cable, es de 140 gramos y de tan solo 93 gramos si descontables el peso del cable de 2 metros con recubrimiento textil. El cable tiene un conector chapado en oro para mejorar la conectividad.  Tiene un total de 6 botones programables. Todos usan interruptores Omron con hasta 20 millones de pulsaciones de vida útil. Es sin duda un periférico de calidad diseñado para durar.

El ratón cuenta con dos zonas iluminadas, en el botón central y el logo en la zona de apoyo de la mano. Ambos leds van independientes y ambos son personalizables en hasta 16 millones de combinaciones de color y también soportan diversos efectos de iluminación como parpadeo, respiración, etc.

Ergonomía y funcionamiento

Ergonomía y funcionamiento

Los Mionix son ratones de diseño sencillo pero muy especializados. Este modelo es completamente negro, con algunos detalles de color y usa materiales muy cómodos para mejorar su ergonomía. Los materiales son plásticos, en negro mate, pero con acabado "suave".

Se trata de un modelo destinado a usuarios diestros, lo siento amigos zurdos, pero logra buenos resultados con los tipos de agarre del ratón más habituales. Ya seas de agarre de punta de dedos, de apoyo de mano o de “garra” encontrareis en este ratón un dispositivo adecuado. En buena medida esta versatilidad se logra gracias a su buen diseño y dimensiones y también a la zona de goma de cuatro capaz que permiten un mejor agarre del pulgar, fundamental para el desplazamiento del ratón.

La base del ratón tiene dos zonas de deslizamiento, fabricadas en PTFE (Politetrafluoroetileno – el teflón de toda la vida). De grandes dimensiones. Están muy bien posicionadas, el sensor está muy centrado, y podemos sustituirlas o cambiarlas con facilidad (no vienen recambios de serie con el ratón).

El ratón permite ajustes de todo tipo, en la siguiente sección lo veremos con más detalle. Podemos controlar casi cualquier aspecto de funcionamiento del ratón. En los días que lo he tenido a prueba ha sido un buen compañero de viaje de uso combinado. No solo lo he usado para jugar sino también para trabajar. Este tipo de sensor óptico se adapta bien a ese doble uso y ya hemos tenido buenas experiencias con otros ratones similares a este respecto.

Los que os planteéis este ratón para juegos MOBA, FPS, RTS, H&S,…creo que podéis tener un arma bastante equilibrada en todos los aspectos. Otra cosa es que busquemos algo más especializado o con capacidades más elevadas.

Software y posibilidades de configuración

Software y posibilidades de configuración

El Mionix Castor no requiere de instalación de controladores para sacar partido a todo su potencial, pero sí que cuenta con una aplicación de gestión de configuración donde podemos establecer los parámetros que queramos y almacenarlos hasta en cinco perfiles diferentes.

El programa tiene cinco zonas de configuración y cinco puntos de almacenaje que podemos personalizar a placer. La primera pestaña nos permite los parámetros básicos del ratón, como el ajuste de frecuencia de respuesta, la función de cada botón y otros ajustes de sistema operativo como la velocidad de doble clic, la velocidad de scroll vertical o la aceleración de puntero.

En el segundo apartado, rendimiento del sensor, podemos hacer una configuración más detallada y avanzada del rendimiento del ratón. El ratón admite hasta tres saltos de resolución que podemos configurar incluso en ejes X e Y por separado. Admite entre 50 y 10000dpi. El cambio lo hacemos con el botón debajo del botón central, al menos en la configuración por defecto del ratón.

En esta sección no solo encontraremos resolución sino también otros elementos muy interesantes. Tenemos configurador para la distancia de elevación (LOD), velocidad del puntero, un analizador automático de superficie, y dos funciones muy avanzadas como son el ajuste de ángulo (entre -30 y 30 grados) y la corrección automática de ángulo que nos permite dibujar líneas rectas más estables. Tiene hasta 15 niveles de corrección de ángulo para que lo adaptemos lo mejor posible a nuestro estilo de juego. Este efecto lo vemos fácilmente dibujando líneas rectas con el ratón en cualquier aplicación de retoque o diseño gráfico.

Diferentes resultados con los diferentes niveles de correción de angulos hecho en un solo trazo.

En la sección de ajustes de color podremos personalizar cada zona por separado, o conjuntamente, con efectos de color y hasta 16 millones de combinaciones. Así podremos identificar fácilmente los diferentes perfiles. 

La cuarta solapa o sección nos permite programar macros para luego ser ejecutadas con alguno de los botones del ratón. Permite una programación bastante potente combinando comandos de teclas, de ratón, modo de detección de tiempo, introducción de eventos, grabación en tiempo real, etc.

Por último, el ratón nos permite acceder a diferentes secciones de la web de Mionix, para soporte por ejemplo y también es capaz de bajar actualizaciones de software y de firmware para nuestro ratón. Así siempre lo tendremos al día y preparado para dar lo mejor de sí.

Análisis y conclusión

Análisis y conclusión

El Mionix Castor es un gran ratón, con muchas posibilidades y una gran capacidad de personalización y ajuste. El problema es que su precio oficial es de 60 Euros, impuestos incluidos, y podemos encontrar en el mercado buenos ratones, con sensor similar por menos de 30 Euros.

Es complicado decir que esos 30 Euros se compensen con su buen programa de configuración, su calidad de construcción o su ergonomía. Sin duda son mejores que las del Xornet II de Coolermaster, por poner un ejemplo, pero este otro ratón cuesta 30 Euros y también es un magnifico ratón. Personalmente creo que no lo justifica, pero también es cierto que hemos disfrutado con el de lo lindo y también es cierto que hay otras marcas punteras, con soluciones similares, a precios similares. Un ejemplo caro de esto es el Razer Deathadder Chroma que cuesta 10 Euros más que el Mionix Castor con unas prestaciones prácticamente calcadas.

  • Producto: Mionix Castor
  • Fecha: 17/12/2015 20:03:25
Secciones: Ratones