Corsair Dark Core RGB SE y MM1000

por Antonio Delgado 19/02/2018 8
Sensor
Carga
Iluminación
Precio
Web
Sensor óptico PMW3367 de 16.000 DPI
Inalámbrica Qi
LED RGB 4 zonas
105 Euros ratón, 93 Euros Alfombrilla
Puntuación de Corsair Dark Core RGB SE en la review:

Introducción

A principio de año, en el CES 2018 de Las Vegas, Corsair nos enseñaba su nueva propuesta de periféricos gaming en una clara apuesta por pasar hacia lo inalámbrico una gama de productos que tradicionalmente se había sentido muy cómoda con los cables dadas las limitaciones que presentaban las tecnologías inalámbricas.

La compañía considera que la tecnología ya ha avanzado lo suficiente para poder crear periféricos como ratones y teclados gaming, donde se requieren de tiempos de respuesta muy rápidos, que no dependan de cables para funcionar.

Al Corsair K63 Wireless Gaming y a su Lapboard, el teclado inalámbrico y su base, le dedicaremos una completa review en los próximos días, hoy nos ocupamos de los otros dos periféricos que se han pasado a lo inalámbrico, el ratón gaming Corsair Dark Core RGB SE y  la alfombrilla Corsair MM1000.

Ambos dispositivos cuentan con tecnología de carga inalámbrica Qi, mientras el ratón puede recargar su batería de esta manera sin necesidad de cables, la alfombrilla MM1000 hace las veces de base de carga, por lo que juntos son el pack ideal.

Especificaciones técnicas Corsair Dark Core RGB SE

El ratón gaming Corsair Dark Core RGB SE es un modelo basado en un sensor óptico de 16.000 DPI con 1 ms de tiempo  de respuesta y es configurable en tramos de 1 DPI y que cuenta con doble sistema de conexión inalámbrica. Por una parte tenemos conectividad Bluetooth para conectarlo a cualquier Smartphone, Tablet o PC con esta tecnología, por otra parte, si queremos conseguir el máximo rendimiento y tiempo de respuesta, tenemos un sistema inalámbrico propio que utiliza la frecuencia de 2,4 GHz desde el ratón a un adaptador USB incluido con el propio Dark Core RGB SE.

El Dark Core ofrece interruptores omron de 50 millones de clicks a lo largo de su vida útil en los dos botones principales, además de otros 7 botones personalizables a través del software Corsair CUE, desde el que también se pueden  personalizar sus 4 zonas RGB independientes.

  • Sensor óptico PMW3367 de 16.000 DPI (desde 100 DPI hasta 16.000 DPI configurable en pasos de 1 DPI)
  • 1000 Hz
  • 9 botones programables con dos interruptores omron
  • Perfiles integrados compatibles con Corsair CUE
  • Sistema de iluminación RGB de cuatro zonas independientes
  • Modo inalámbrico 2,4 GHz y Bluetooth
  • Carga inalámbrica Qi.
  • 24 horas de autonomía
  • 4 zonas deslizantes de PTFE
  • Cable micro USB de 1,8 m
  • Grips intercambiables
  • 126,8mm x 89,2mm x 43,2mm
  • 128 gramos de peso

Especificaciones técnicas Corsair MM1000

La alfombrilla Corsair MM1000 es una alfombrilla con un formato bastante generoso de 35 x 26 cm y con una superficie rígida con microtexturas para facilitar el deslizamiento del ratón.

Lo que la hace especial es que incluye una zona de carga inalámbrica en un lateral que permite cargar de manera inalámbrica a cualquier dispositivo compatible con el estándar de carga inalámbrica Qi. Esto incluye tanto a móviles como al propio ratón Corsair Dark Core RGB SE que analizamos junto a ella.

Para aquellos dispositivos  que no cuenten con carga inalámbrica, Corsair ha incluido un adaptador que se conecta vía micro USB, USB-C o Lightning a un módulo con el que podremos cargarlos sin cables. Además, también cuenta con un hub de un puerto USB 3.0 para poder conectar pendrives o el propio receptor inalámbrico del ratón

  • Superficie micro-texturizada rígida para mejor deslizamiento
  • Optimizada para velocidad y control
  • Base de goma con salientes para evitar deslizamiento
  • Cable con dos conectores USB (carga y HUB)
  • Puerto USB 3.0 adicional disponible
  • Cargador inalámbrico Qi incorporado
  • Adaptador Qi para carga inalámbrica de dispositivos micro USB, USB-C y Lightning
  • 350 mm x 260 mm x 5 mm

Software e iluminación

El Corsair Dark Core RGB SE es compatible al 100% con el sistema de gestión Corsair Utility Engine, más conocido como CUE.

Este programa es un viejo conocido ya entre nosotros y engloba la configuración de dispositivos de todo tipo de la compañía, desde ratones como este hasta teclados gaming o auriculares entre otros.

Desde este programa podremos configurar de manera básica o avanzada el comportamiento de los distintos botones del ratón, así como el funcionamiento general del ratón, creando y modificando distintos perfiles de DPIs. En este ratón, además, los perfiles se pueden ajustar con variaciones de tan solo 1 DPI, algo que, en realidad, no marcará mucha diferencia ya que una variación de 1 DPI en un rango de 100 a 16.000 DPIS es imperceptible por cualquier persona, por muy profesional de los eSports que sea, pero no hay duda de que sí que permite ajustar al máximo la resolución.

Se pueden configurar tres niveles de DPI por cada perfil que creamos, además, está el botón Sniper con el que podremos definir una tasa de DPI más baja para aquellos juegos que requieran unos movimientos más lentos a la hora de apuntar con miras largas (francotirador).

Estos perfiles se almacenan en el software pero también en la propia memoria del Dark Core RBB SE, pudiendo cambiar entre perfiles y niveles de DPI sobre la marcha desde los botones del propio ratón.

Otros valores que podemos modificar son el ajuste de detección de elevación, para que el ratón reconozca movimiento incluso si lo levantamos de la alfombrilla.

Naturalmente, el CUE incorpora un sistema de gestión de macros que se pueden asignar y grabar directamente pulsando un botón de grabación y posteriormente editar las distintas acciones de manera individual. Soporta macros, acciones individuales, inicio de aplicaciones, temporizadores y, en general, un gran número de opciones que permitirá automatizar un gran número de funciones, ya sea a nivel de juegos o en aplicaciones.

Todo lo que emita luz en este ratón se puede configurar, ya no hablamos solo de la zona del logo, de la rueda central o los laterales incluyendo el botón sniper, sino que se puede modificar hasta el color de los indicadores de DPI del ratón y su cambio de color al entrar en modo sniper.

Todo ello se realiza desde el mismo CUE, lo que ofrece la posibilidad también de añadir efectos de colores para que cambie de color en modo arcoiris, parpadee o simplemente deje fijo el color que queramos. Estos efectos se pueden aplicar de manera independiente a cada una de las tres zonas principales del ratón (el indicador de DPI es una cuarta zona que se controla desde la sección de DPI del CUE). Las zonas principales son el logo de Corsair, la zona lateral y la rueda central.

Experiencia de uso

Vamos a empezar por la alfombrilla MM1000, se trata de una alfombrilla con unas dimensiones bastante generosas, no se va a modelos enormes que hemos visto en más de una ocasión, pero sí que es más grande de lo habitual y permite movernos si problemas aunque tengamos resoluciones bajas en el ratón y tengamos que hacer desplazamientos grandes.

La superficie es rígida con textura algo rugosa para mejorar la respuesta del sensor del ratón (funciona perfectamente con ratones láser y también ópticos como el Dark core y desliza especialmente bien cualquier tipo de ratón. Además, al ser completamente rígida evitamos dobleces que puedan salir al moverla, siempre estará completamente lisa. La parte inferior se pega completamente a la mesa con una superficie rugosa con pequeños salientes de goma.

Por otro lado, el cable USB 3.0 que sirve para alimentar la carca inalámbrica es bastante largo y viene con un recubrimiento trenzado bastante robusto. Le acompaña otro cable también USB 3.0 que sirve para el puerto USB 3.0 que nos deja accesible la alfombrilla en la zona superior izquierda para conectar cualquier tipo de dispositivo, incluyendo el adaptador inalámbrico del Dark Core RGB SE.

Pasamos ahora al Corsair Dark Core RGB SE. Este ratón supone la primera incursión de Corsair y del mercado en general, en un ratón de altas prestaciones que utiliza la tecnología inalámbrica, una tecnología que no se suele utilizar en ratones gaming por la necesidad de tiempos de respuestas muy bajos pero que Corsair ha conseguido solucionar.

El Dark Core cuenta con tres maneras de conectarse al PC ya sea con cable de manera inalámbrica utilizando conectividad Bluetooth o utilizando una conectividad inalámbrica de 2,4 GHz con el adaptador incluido. El máximo rendimiento solo lo conseguiremos utilizando este adaptador de 2,4 GHz o con cable.

No estábamos muy seguros de que el modo inalámbrico del Corsair Core RGB SE pudiera igualar al tiempo de respuesta del modo con cable, pero nos ha sorprendido gratamente. No hay diferencia apreciable a la hora de utilizar el ratón con cable o con modo inalámbrico. La respuesta es inmediata y no hay ningún retardo ni pérdida de datos.

Para ello es importante que haya una distancia no muy alta entre el ratón y el adaptador USB de 2,4 GHz que se conecta al PC. Si lo colocamos por ejemplo debajo de la mesa en una zona oculta sí que podemos sufrir pérdidas de señal y micro cortes, algo a tener en cuenta a la hora de utilizarlo en según qué distribuciones de PC en el escritorio. Mientras tengamos el receptor y el ratón a poca distancia y sin muchos obstáculos el desempeño será excelente.

Con el modo bluetooth, al que se puede acceder mediante un interruptor situado en la zona inferior, ganaremos versatilidad ya que no necesitamos el adaptador si nuestro PC, portátil, Tablet o incluso móvil cuentan con estas tecnologías. No obstante, hay que tener en cuenta que mediante bluetooth la respuesta ya no es tan inmediata y no es lo ideal para juegos donde dependamos de nuestros tiempos de reacción.

El Dark Core RGB SE está basado en un sensor óptico PMW3367 de 16.000 DPI, su desempeño es excelente, a la altura de los mejores ratones del mercado y, aunque ese nivel de sensibilidad es prácticamente imposible utilizarlo de manera práctica, sí que permite ajustes a gusto del usuario. Personalmente con unos 3000 DPI suelo encontrarme cómodo para juegos FPS.

El ratón no se hace pesado, son unos 139 gramos de peso, más que muchos ratones sin batería (a  los que luego algunos añaden pesos extra), pero menos que otros inalámbricos. El ratón desliza muy bien con sus 4 PADs de teflón y no se hace complicado ni cansado moverlo.

El diseño del Dark Core RGB SE Permite acceder a todos sus botones de manera sencilla y, a pesar que su diseño recuerda más al de un ratón para FPS que a uno de MOBA, tenemos 6 botones además de los 3 principales para configurar al gusto, incluyendo los dos que bordean al botón de sniper.

Se incluye también un panel lateral modular al que podemos colocar un módulo más largo que dejaría reposar el meñique contra el para deslizar directamente sin tocar la superficie de la alfombrilla. Personalmente me da más control no colocar esta pieza, pero para los que así lo prefieran, es una opción a agradecer.

Autonomía y carga inalámbrica  

Corsair promete unas 24 horas de uso con una carga del Dark Core RGB SE y los resultados que hemos estado obteniendo durante estas semanas de uso se acercan bastante, sobre unas 20-21 horas de uso, que son unos dos días y medio de uso intensivo (unas 8 horas al día).

Una función bastante práctica del CUE es la de mostrar el nivel de batería en la barra de tareas de Windows, nos ahorrará sobresaltos y quedarnos sin batería en plena sesión de juegos (nos ha pasado en más de una ocasión).

Por suerte, teniendo el cable a mano no es un problema que no podamos solucionar conectándolo rápidamente, pero hay que tener en cuenta que utilizando el ratón durante dos jornadas de trabajo, al día siguiente posiblemente nos quedemos colgados sin autonomía. Es un punto a tener en cuenta si estáis acostumbrados a utilizar ratones inalámbricos convencionales de esos a los que las pilas o batería dura meses.

En el Corsair Dark Core RGB SE tenemos un sistema de iluminación RGB además de un sensor de alto rendimiento trabajando con unos tiempos de respuesta muy bajos de manera inalámbrica, por lo que su consumo es muchísimo más elevado que un ratón inalámbrico convencional.

El Corsair Dark Core RGB SE soporta carga inalámbrica Qi y la alfombrilla Corsair MM1000 es su complemento ideal al contar con una zona de carga inalámbrica de este tipo que nos evita tener que conectar el cable microUSB del ratón cada vez que lo necesitemos cargar.

El área de carga de la alfombrilla se encuentra delimitada por una inscripción en forma circular que indica la zona exacta donde se pueden cargar dispositivos.

Hemos probado smartphones con carga rápida como el Samsung Galaxy S7 Edge y la carga se realiza sin problemas y de manera normal, eso sí, no soporta carga rápida inalámbrica a más voltaje o intensidad de la habitual.

Aquellos móviles que no cuenten con carga rápida pueden hacer uso de esta carga con el adaptador que Corsair incluye con la MM1000, además cuenta con adaptadores para conectarlo a móviles con micro USB, USB-C o el conector propietario de Apple.

La MM1000 cuenta con un indicador en la toma del cable USB y donde se encuentra el puerto USB 3.0 adicional que integra, ese indicador es un LED que se enciende y parpadea cuando la carga inalámbrica se está realizando correctamente, es importante verificar que ha empezado a cargar cuando colocamos el ratón el móvil en esa zona.

A la hora de cargar el ratón, el área de recepción de carga Qi del Dark Core se encuentra situado en su zona inferior, debajo más o menos de donde está situado el logo iluminado. Esto es importante porque no sirve con colocar el ratón de cualquier manera y hay que ser bastante precisos para que empiece a cargar. En más de una ocasión no lo hemos colocado en la posición exacta por unos milímetros y la carga no se ha realizado, o se ha movido del sitio y ha dejado de cargar. Se agradecería una zona de carga inalámbrica algo más generosa.

Análisis y Conclusión

El Corsair Dark Core RGB SE es un ratón de gama alta con un precio de unos 105 Euros, una cantidad elevada pero que tampoco desentona demasiado con otros ratones con cable con esas especificaciones. Si encima le sumamos su modo inalámbrico el precio ya no es tan alto, sobre todo en un mercado donde ratones similares de otras compañías superan los 150 Euros.

Las posibilidades de personalización, tanto del sensor como a nivel estético son las que podríamos esperar de un ratón de esta gama, con el software CUE como apuesta combinada de Corsair para toda su gama de dispositivos gaming.

Nos ha sorprendido los buenos tiempos de respuesta y reacción que tiene el Corsair en el modo inalámbrico de 2,4 GHz, indistinguibles del modo con cable y que, en definitiva, nos dejan ver que la tecnología inalámbrica de Corsair ya puede sustituir perfectamente a los cables, incluso en periféricos de alto rendimiento.

Nos queda por analizar en los próximos días el desempeño de su teclado K63 con esta tecnología, pero viendo lo bien que funciona en el ratón (que suele ser más sensible a cualquier retardo en la señal), no nos esperamos ningún problema.

Eso sí, hay que tener muy vigilado el nivel de batería que nos queda, ya que el consumo es bastante superior a ratones sin cables “convencionales” y en 2-3 días nos podemos quedar colgados.

 Por otra parte tenemos la alfombrilla Corsair MM1000, un modelo que es el complemento ideal para el Corsair Dark Core RGB SE y que cumple perfectamente la función de alfombrilla gaming con el extra del puerto USB 3.0 adicional y, sobre todo, de la carga inalámbrica que permite cargar al Dark Core y otros periféricos compatibles con el estándar Qi

No obstante, para poder disfrutar de este complemento tendremos que desembolsar unos 93 Euros, casi lo que nos cuesta el ratón Dark Core RGB SE, lo que convierte a esta alfombrilla en un elemento demasiado caro si lo ponemos en perspectiva.

Ambos periféricos en conjunto forman una pareja ideal, pero si no nos podemos permitir desembolsar los casi 200 Euros que cuestan en conjunto, entonces no hay duda de que la alfombrilla es prescindible y realmente compensa adquirir por separado el Corsair Dark Core RGB SE .

LO MEJOR
La tecnología inalámbrica permite sustituir al cable sin penalización
Personalización total de botones e iluminación
Carga inalámbrica con estándar Qi
Diseño modular en el grip derecho
Adaptador para carga Qi en dispositivos no compatibles en la alfombrilla
USB 3.0 adicional en la alfombrilla
Buen desempeño en juegos
LO PEOR
Autonomía del ratón algo limitada
Precio demasiado elevado para la alfombrilla
  • Producto: Corsair Dark Core RGB SE
  • Fecha: 19/02/2018 19:04:26
Secciones: Ratones