Review Ratón Gaming MSI Clutch GM50

por Antonio Delgado 28/03/2019 7
Sensor
Conectividad
Iluminación
Precio
Web
Óptico (Pixart PMW-3330), 7.200 DPI.
USB, cable de 2 metros.
RGB Multizona
53,99 Euros
Puntuación de MSI Clutch GM50 en la review:

Introducción

Aunque conocemos más a MSI por sus placas base, ordenadores y componentes como gráficas entre otros, la compañía cuenta en su catálogo con una línea bastante extensa de periféricos como teclados, ratones, auriculares o incluso gamepads.

El producto que tenemos entre manos, el MSI Clutch GM50, entra precisamente dentro de esta categoría de periféricos orientados a jugadores, de hecho se trata de un ratón gaming basado en un sensor Pixart PMW-3330 con un diseño ergonómico e iluminación RGB configurable para los amantes de este tipo de decoración.

Interruptores Omnron de alta durabilidad y un peso realmente ligero son algunas de las características que lo hacen especial. Veamos que tal se desenvuelve.

Especificaciones técnicas MSI Clutch GM50

  • Sensor óptico Pixart PMW-3330 gaming.
  • 7.200 DPI.
  • Resolución configurable en pasos de 100 DPI con 5 preconfiguraciones.
  • 6 botones personalizables.
  • Interruptores Omron Gaming con 20 millones de clicks de durabilidad en los dos botones principales.
  • Soporte para Macros.
  • Iluminación ARGB multizona.
  • Tiempo de respuesta de 1ms (configurable a 2ms, 4ms y 8 ms)
  • Polling rate de 1000 Hz (configurable a 500 Hz, 250 Hz y 125 Hz)
  • Cable USB 2.0 de 2 metros
  • 120 x 67 x 42 mm.
  • Peso de tan solo 87 g.,
  • 53,99 Euros.

Diseño

En la forma general externa de este Clutch GM50, MSI se ha decantado por un diseño sencillo sin elementos demasiado discordantes para conseguir una forma cómoda de utilizar. Se trata de un ratón para diestros, aunque su forma no es demasiado exagerada como para que sea incómodo de utilizar con la mano izquierda, más allá de la situación de los dos botones pensados para utilizar con el pulgar derecho.

El material principal del ratón es el plástico, un plástico bastante fino que ayuda a que el GM50 sea un ratón bastante ligero pero que no da una sensación de demasiada robustez. En los laterales, en vez de utilizar goma, la compañía se ha decantado por añadir textura al plástico para mejorar el agarre. El único punto donde el plástico deja lugar a otro material es en la rueda del ratón, cubierta de goma con textura para evitar que se deslice.

El color predominante, realmente el único que encontramos en el ratón, es el negro. Este color se combina con tres zonas de iluminación RGB, una situada en la rueda del ratón, otra en el logo del dragón de MSI Gaming situado en la zona de la palma de la mano y una línea con varios LED ARGB en forma de U en el borde trasero inferior. 

En la parte inferior tenemos dos grandes pads de teflón para mejorar el deslizamiento contra la alfombrilla. Ambos pads son bastante grandes y están bien fijados, por lo que no deberíamos sufrir problemas de despegado o arrugado en esa zona.

Pasando a los botones, aparte de los dos botones laterales que ya comentamos y que vienen preconfigurados con las funciones "atrás" y "adelante" (aunque se pueden configurar al gusto como ya veremos), tenemos los dos botones principales, click derecho y click izquierdo, con una buena superficie de pulsación gracias a su forma que anchea en el extremo superior.

El quinto botón está situado tras la rueda y, al menos por defecto, permite cambiar entre 5 niveles distintos de DPI que tengamos configurados. El sexto botón es el de la propia rueda del ratón.

Tras este repaso a su diseño, podemos concluir que el MSI Clutch GM50 es un ratón con una forma sencilla pero efectiva y cómoda, con un toque llamativo producido por las tres zonas conjuntas de iluminación RGB y que, a nivel de materiales, prioriza sobre todo la ligereza, una característica que lo enfoca, sobre todo, a su uso con juegos que requieren movimientos rápidos como pueden ser los shooters o FPS.

Software e iluminación

La aplicación que permite configurar las distintas opciones y posibilidades del MSI Clutch GM50 es el MSI Gaming Center. Se trata de una utilidad con un diseño cuidado y a la que hay que agradecer un sistema de opciones bastante sencillo que permite encontrar fácilmente todo lo que necesitemos sin complicados menús u opciones enrevesadas.

El Gaming Center detecta el ratón directamente sin tener que hacer nada en especial y, en caso de existir una versión de firmware disponible, nos avisará para su instalación. En nuestro caso nos ha pedido instala la versión del firmware del GM50: 0136, y con ella hemos realizado la review.

Dicho esto, la aplicación puede gestionar también auriculares y teclados de MSI, aunque en este caso pasaremos directamente al ratón simplemente pulsando en la fotografía del mismo que sale en la pantalla inicial. Podemos ver que en esta pantalla es posible activar o desactivar las luces RGB de manera sencilla con un botón de ON/OFF.

Dentro de las opciones centradas en el GM50 tenemos una columna lateral con tres perfiles distintos, por lo que podremos realizar tres configuraciones de botones, sensor y RGB de manera independiente para después cambiar rápidamente entre ellas.

Dentro de cada perfil, la primera sección es la de Buttons (si, a pesar de estar parte en español, muchas opciones de la app siguen en inglés en una mezcla un poco extraña). Por defecto las teclas vienen asignadas de la manera más habitual, es decir, botón derecho, izquierdo y central/rueda asociados a click derecho, izquierdo y rueda, mientras que los dos botones laterales sirven para ir adelante y atrás y el botón superior cambia entre distintas resoluciones DPI.

Para cambiar el comportamiento de cualquier botón solo hay que pulsar en su casilla correspondiente y se nos permitirá definir distintas funciones, (botón del ratón, multimedia, DPI, macro o desactivar.

Si seleccionamos Macro, tendremos 30 macros para configurar en el programa y asignar a dicha tecla. El sistema de configuración y creación de macros del MSI Clutch GM50 es muy sencillo y se basa exclusivamente en la grabación de comandos, es decir, pulsamos la tecla de grabación y realizamos las acciones que queramos con teclado.

Podremos definir manualmente el retraso entre la realización de las distintas acciones o, directamente, permitir que el programa grabe lo que tardamos en pulsar las teclas.

La pestaña Sensor nos permite configurar el comportamiento del ratón con valores que van desde los DPI, que podremos configurar en 5 niveles con valores que van desde los 100 hasta los 7.200 DPI en saltos de 100 DPI, hasta el Polling Rate, disponible para configurar en 1000Hz, 500Hz, 250Hz y 125Hz.

Otras configuraciones disponibles en este apartado permiten definir la distancia de elevación en la que el sensor detectará la superficie o el ajuste de ángulo.

 Finalmente, la pantalla de LED nos permite configurar los efectos y colores de la iluminación RGB entre distintos efectos disponibles y colores predefinidos. Podremos modificar la velocidad y el brillo entre tres niveles y también la dirección de los efectos. 

Por lo general, las luces siempre funcionarán entre los 7 colores predefinidos o el modo multicolor en los distintos efectos.. Hay una manera de personalizar a mano los colores de cada LED (rueda, logo y cada uno de los LED que forman la franja inferior), pero solo es posible en modo estático sin ningún tipo de efecto.

Aún así, si queremos sincronizar la iluminación con otros dispositivos de MSI , podemos instalar la aplicación MSI Mystic Light ya que el GM50 es 100% compatible con ella. Sin embargo, al contrario de lo que sería esperable, MSI Mystic Light ofrece menos opciones y solo podremos escoger 8 colores y no podremos definir cada zona por separado.

Los ajustes son similares, aunque podremos verlos de una manera más visual, pero seguimos estando limitados a efectos predefinidos y a una pequeña selección de colores que afectará a las tres zonas de iluminación por igual.

Experiencia de uso

Como ya hemos visto en otras secciones, uno de los puntos fuertes del MSI Clutch GM50 es su reducido peso, con tan solo 89 gramos podemos realizar movimientos rápidos sin apenas fatiga, algo que apreciarán los jugadores de FPS o Shooters pero que puede que no sea lo óptimo para jugadores de RTS o Moba. 

Muchos ratones gaming cuentan con sistemas de modificación de peso para adaptarlos a los gustos de cada jugador, algo que no está presente en el GM50. Aún así, dada su configuración de botones, está claro que es un ratón más orientado a FPS que a otro tipo de juegos que requieren, por lo general, más botones.

Precisamente en cuanto a botones echamos de menos un tercer botón para al pulgar para el modo sniper, ese modo que permite reducir los DPI a una cifra fija bastante baja para ganar precisión cuando se apunta a largas distancias. Se trata de una carencia que ya hemos visto en bastantes ratones de estas gamas pero que en el Clutch GM50 se agrava porque no podemos definir uno de los botones laterales para esa función, al menos no con el software de serie. Pero no son todo malas noticias ya que el botón que tenemos para seleccionar las distintas resoluciones sí que se puede configurar como botón de sniper seleccionando una resolución concreta. Aún así, la posición es algo incómoda para mantener pulsado mientras intentamos utilizar el botón principal.

De hecho, el único botón que permite cambiar las DPI es el superior y no tenemos opción de modificar los DPI desde el resto de botones.

Otras carencias a nivel de personalización las encontramos en la iluminación RGB que, como ya hemos visto, deja unas pocas opciones de color, si queremos utilizar los efectos, pero siempre asignadas a las tres zonas RGB a la vez, es decir, no podemos configurar manualmente solo una de las zonas salvo que pongamos el modo estático, y nunca desde el MSI Mystic Light. De hecho es bastante lioso el tema de la configuración RGB, porque con el softwware que supuestamente se dedica a gestionar las iluminaciones de los productos MSI las opciones son limitadas, para poder configurar cada LED por separado tendremos que usar el Gaming Center y, si lo hacemos, no podremos aplicar ningún efecto, solo modo de iluminación estática.

También se echa de menos el desplazamiento lateral de la rueda central. Al final son varias carencias que se podrían pasar por alto en un ratón con un precio más reducido, pero no en un modelo que ronda entre los 54 y 60 Euros.

En cuanto al sensor Pixart PWM3330, su funcionamiento es fluido y rápido y no hemos notado ningún problema de funcionamiento, ni aceleraciones extrañas ni pérdidas de sensibilidad. Es cierto que la resolución de 7.200 DPI se queda lejos de otros modelos del mismo rango de precio que alcanzan más de 10.000 DPI, pero, como ya hemos dicho otras veces, prácticamente nadie utiliza modos de resolución tan alta.

Análisis y Conclusión

El MSI Clutch GM50 es un ratón que prioriza la ligereza sobre otros aspectos. Sis 89 gramos de peso lo hacen un modelo muy rápido y ligero que resulta muy cómodo durante largas sesiones jugando a títulos que requieren mover el ratón de manera constante y precisa.

El diseño es sencillo y cómodo demostrando, una vez más, que no hay que irse a extravagantes formas para tener un ratón práctico y cómodo. Además, la inclusión del sistema de iluminación RGB, le da un toque llamativo que agradecerán los amantes de los productos "gaming", aunque sea algo lioso o limitado en su configuración. Al priorizar tanto la ligereza, perdemos algunos elementos que hubieran dado un toque de mayor calidad a los acabados, como pads de goma en los laterales o algún botón extra.

Es una pena que no tengamos un botón sniper, algo que se agrava con el hecho de que no es posible configurar uno de los dos botones laterales para que realice esa función de descenso de la sensibilidad sobre la marcha. Solo podemos asociar dicha función al botón superior y, por su posición, es bastante incómodo de utilizar mientras intentamos darle al click izquierdo.

El sensor óptico Pixart PWM3300 con sus 7.200 DPI se comporta perfectamente dejando claro que subir más DPIs de resolución tampoco tiene mucho sentido para la gran mayoría de usuarios, al menos en nuestro caso solemos movernos entre 1000-3000 DPI y son cifras compartidas por la mayoría de jugadores.

Podemos encontrar en España a este MSI Clutch GM50 por un precio que anda entre 54 y 60 Euros, una cantidad por la que tenemos alternativas con más opciones y funcionalidades como, sin irnos más lejos, el recientemente analizado Corsair Harpoon RGB con conectividad inalámbrica y/o cableada o modelos con cable que ofrecen mayores prestaciones y opciones con precios más económicos. como los dos últimos ratones de Newskill que hemos analizado.

Por todo ello, el MSI Clutch GM50 es un ratón que puede hacerse un hueco en los escritorios de los amantes de la ligereza y rapidez de movimiento y respuesta, tanto para juegos shooter/FPS como para los que necesitan pasarse largas horas moviendo el ratón de manera constante. Sin embargo, los que busquen más funcionalidades o un precio más ajustado tendrán que buscar otras alternativas.

Fin del Artículo. ¡Cuéntanos algo en los Comentarios o ven a nuestro Foro!

LO MEJOR
Muy ligero
Diseño cómodo
Software completo e intuitivo, aunque en "spanglish"
Sistema de macros fácil de usar
Iluminación RGB llamativa
Rápido y preciso
LO PEOR
Precio elevado
Sin botón sniper ni desplazamiento lateral de rueda
Al configurar las zonas RGB de forma independiente solo se pueden aplicar colores estáticos sin efectos
Poca personalización de los botones
  • Producto: Raton Gaming MSI Clutch GM50
  • Fecha: 28/03/2019 11:31:34