ASUS Strix Geforce GTX 750Ti

por Javier Rodríguez 16/09/2014 1
Frecuencias
RAM e interfaz
Conectividad
Precio
Web
1202MHz GPU/ 5400MHZ RAM
2GB GDDR5 - 128Bit
DVI-I, DP 1.2 y HDMI 1.4
175 Euros

Introducción

La primera tarjeta que hemos probado de la gama Strix de ASUS fue una Radeon R9 285 y nos sorprendió por su potencia, funcionamiento silencioso y su tamaño descomunal. La primera tarjeta Strix en realidad es una basada en el Geforce GTX de 750Ti de Nvidia y cumple con las mismas buenas prestaciones pero con un formato mucho más compacto y ligero que disfruta de las mismas bases pero que se adapta mejor incluso a equipos muy compactos de bajo consumo.

Arquitectura Maxwell

Maxwell es el nombre en clave de esta nueva arquitectura. Es hasta un 135% más potente por núcleo y además  muestra un diseño por unidades de control lógico más eficiente y sencilla que la arquitectura Kepler lo que permite a Nvidia duplicar el rendimiento por vatio consumido. De hecho estas tarjetas que probamos hoy presumen de ser hasta dos veces más rápidas que el mismo modelo de gama de dos generaciones atrás, un 35-40% de mejora sobre la generación anterior. Lo consigue además pasando de un consumo medio de 115w hasta un máximo de 60w e incluso elimina el requisito de alimentación externa pudiendo alimentarse solamente del puerto PCI Express. Esto significa que esta tarjeta que tenemos entre manos consume menos de 80w.

Nvidia ha pensado esta nueva arquitectura no solo para situar sus chips de nuevo en equipos ultra compactos, portátiles ultrabook, pero también para esa nueva generación de ordenadores compactos que impulsa ya desde hace tiempo. Formatos como el Mini-ITX o el NUC dan nuevas alas a los sistemas de juego basados en PC y este tipo de chips gráficos pueden resolver la limitación de potencia de algunas graficas integradas con costes y consumos muy controlados.

Nvidia sabe que al no disponer de procesadores propios debe mejorar su eficiencia para mantener su integración en sistemas cada vez más compactos y esto, a su vez, quizás impulse de forma definitiva sus soluciones dedicadas a modelos más eficientes y con márgenes de rendimiento superiores.

Nvidia ha añadido además algunas mejoras a esta arquitectura como una nueva unidad de codificación de vídeo que nos ayudará a, por ejemplo, descomprimir y comprimir por hardware nuevos formatos de vídeo comprimido así como asistir por hardware al streaming de gameplay o a la grabación del mismo en tiempo real. Shadowplay sin duda se ha convertido en una de las estrellas de los añadidos extra de Nvidia y ahora tendrá aún mejor soporte por hardware.