Primeras impresiones sobre 3DMark Vantage

por Javier Rodríguez 29/04/2008 ...

Introducción

Te puede gustar más o menos, puedes sin duda tener la opinión que es un test sintético más pero al final, si te gusta el hardware de PC, acabaras pasándolo cada vez que compres una nueva grafica o un nuevo procesador. Así es 3DMark y esta nueva versión marcara una nueva época de mediciones de rendimientos 3D. Nosotros hemos querido darle un repaso breve de cómo es, cuáles son sus principales test y mostraros algunas pruebas realizadas con él con nuestras maquinas de prueba habituales.

Requisitos.

3DMark Vantage requiere de Windows Vista con Service Pack 1 ya sea en versiones de 32 o 64-Bit. De hecho es capaz de aprovechar la ejecución en 64-Bit. Requiere por tanto de una gráfica con capacidad para ejecutar las instrucciones de DirectX 10 ya que toda la aplicación se basa en este API para su desarrollo.

Esta aplicación es capaz también de aprovechar cuantos núcleos o unidades de proceso tenga nuestro ordenador y por supuesto soporta perfectamente configuraciones de varios chips gráficos en el mismo ordenador así que se convierte en una plataforma ideal para probar el rendimiento de procesadores presentes y futuros y un modo perfecto de conocer cuanto puede ganar un sistema con dos o más chips gráficos instalados. La pena es que como no se trata de un motor que se use en ningun juego, al menos de momento, sus referencias seran más teoricas que prácticas.

Interfaz y test.

Futuremark ha modificado el interfaz del programa para integrarlo aun más con su página web, de hecho todo el interfaz del programa es un flash muy espectacular pero que a nuestro parecer no es el método adecuado para hacer el interfaz de un programa de Windows. Fuera ya de temas relativos a la idoneidad del sistema utilizado, el interfaz es realmente espectacular e intuitivo. El numero de test a realizar y los apartados gráficos que tocan quedan mucho mejor definidos y para mi tocan palos más interesantes como es el raytracing, la física aplicada en la GPU, etc.

Las pruebas principales se han reducido a dos únicamente aunque en 3DMark 2006 la tendencia era ya esa aunque se dedicaba también especial atención a las funciones de Shader Model 2.0 y 3.0. Otro punto interesante para hacer comparativas de rendimiento es el poder elegir diferentes modos de calidad predefinidos que ayudaran mucho a estructurar cualquier comparativa. Según el nivel que elijamos los requisitos serán mayores. El test por defecto usa el perfil “performance” y el de máxima calidad el “extreme”.

Las pruebas intentan tocar todos los principales palos de las técnicas graficas que soportan las tarjetas graficas actuales y también dar unas trazas de hacia dónde va este sector. Personalmente no creo que se interesante valorar si las pruebas son espectaculares o no, a mí personalmente no me lo parecen, hay que centrarse más en lo que aprovechan o trabajan de la tarjeta gráfica.

Tags: Software